Compartir
Publicidad
Juguetes artesanales mexicanos: diversión y cultura para todas las generaciones
Otros

Juguetes artesanales mexicanos: diversión y cultura para todas las generaciones

Publicidad
Publicidad

Es abril, y como cada año, el último día celebraremos el Día del Niño. Para festejarlos no pueden faltar los dulces ni los juguetes, ambos un deleite para niños de todas las edades. Pero los juegos y los juguetes, forman parte fundamental de su desarrollo, pues representan no solo una oportunidad para divertirse, sino también de aprender y mejorar sus habilidades mentales, físicas, emocionales y sociales.

México, siendo un país tan rico en sus tradiciones, tiene entre sus habitantes a miles de menestrales dedicados a la fabricación de juguetes artesanales, los que para muchas generaciones han sido sinónimo de diversión y una expresión de nuestra cultura mexicana.

Los adultos de hoy en día, recordamos con nostalgia y alegría haber utilizado en nuestros juegos infantiles los juguetes artesanales mexicanos: trompos, baleros, pirinolas, yo-yos, loterías, muñecas de trapo, marionetas, matracas, luchadores, trenecitos, atrapanovios, tablitas, sonajas y muchos más. Todos, cumpliendo con características atemporales que siguen asegurándonos horas de entretenimiento.

Madera, textiles y hoja de palma

Encontrados principalmente en los puestos de ferias y en los mercados artesanales, los juguetes típicos mexicanos han sido por décadas, fabricados principalmente con madera, textiles de algodón naturales o teñidos y hoja de palma.

Para la gran mayoría el proceso de elaboración manual no ha cambiado y continua haciéndose con pocas diferencias en comparación a las técnicas utilizadas por nuestros antepasados. Acordes con el folklore mexicano, su diseño es más que llamativo, con colores vibrantes y atractivos que bien identificamos como nuestros.

Para niños y niñas

Juguetes Munecas

Si bien hemos mencionado los juguetes mexicanos artesanales más conocidos, no podemos olvidarnos de que existen muchos otros que consisten en una representación en miniatura de nuestra vida cotidiana: desde los animalitos montados en ruedas y atados con una cuerda para jalarlos, los muebles, los carritos, los instrumentos musicales como guitarras, tambores y flautas, hasta las escenas de corridas de toros.

Si nos detenemos un minuto a observarlos, notaremos que son pocos aquellos que podemos decir han sido especialmente pensados para uno u otro género. La gran mayoría, si no es que todos, pueden regalarse a niños y niñas por igual sin que pierdan el potencial de enriquecer su aprendizaje.

Para jugar en solitario y con los amigos

Juguetes Artesanales 2

Otra de las características de los juguetes artesanales mexicanos es su bien cumplida función de ayudarnos a ser personas más sociables. Es cierto, que nada nos impedía pasar horas jugando en solitario con dichos juguetes, pero bien sabíamos que lo mejor eran esas tardes con nuestros hermanos, primos y vecinos en los que el trompo, el balero, la pirinola o la lotería eran los protagonistas de nuestros juegos.

Diversión para chicos y grandes

Juguetes Artesanales 3

A pesar de las tantas horas de entretenimiento que estos juguetes artesanales nos dieron en nuestra infancia, poco a poco han sido desplazados en su popularidad por los juguetes modernos, a tal grado que para los niños de hoy en día son apenas conocidos.

Quizá, sea momento de recordar que estos juguetes típicos son capaces de darnos diversión a chicos y grandes, por lo que podemos utilizarlos para darnos la oportunidad de compartir grandes momentos con los más pequeños de nuestros hogares.

Imágenes | Alejandro Linares García, Cin Pelayo, Arii Galeana, Cynthia Loza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio