Lo nuevo de Ford son estos robots conductores para sustituir a los pilotos humanos que prueban sus autos a temperaturas bajo cero

Lo nuevo de Ford son estos robots conductores para sustituir a los pilotos humanos que prueban sus autos a temperaturas bajo cero
Sin comentarios

Ford acaba de presentar a sus nuevos conductores robóticos con los que en su fábrica meteorológica, probarán sus vehículos en todo tipo de climas. Anteriormente estos test se llevaban a cabo usando a humanos, pero esto podía resultar incómodo por las condiciones extremas que se generan en el edificio.

Según la compañía, para los conductores humanos es particularmente difícil realizar pruebas donde se simulan condiciones con temperaturas en extremo altas o bajas, por lo que construyeron dos conductores robóticos de prueba que fueron apodados Shelby y Miles para usarlos independientemente de las condiciones climatológicas. Los nombres para ambos robots fueron a manera de homenaje a Carroll Shelby y Ken Miles, dos de los principales personajes detrás del desarrollo del Ford GT40 y la derrota de Ferrari en Le Mans.

De acuerdo con el supervisor de pruebas de túneles de viento, Frank Seeling, una vez que estos dos pilotos son montados en el vehículo se pueden realizar pruebas durante toda la noche sin preocuparse de que el conductor necesite comer o tomar un descanso, facilitando y optimizando la carga de trabajo.

Así es la Fábrica Meteorológica de Ford

La fabrica ubicada en Colonia, Alemania, es capaz de replicar condiciones meteorológicas que van desde el calor del desierto del Sahara, hasta las temperaturas frías de Siberia y las condiciones de gran altitud en las montañas. Si se usaran humanos para las pruebas, se tendría que contar con oxígeno en los vehículos y un equipo de paramédicos que se dedicaran a monitorear la salud de los conductores.

Robot Ford 2

Estos robots, pueden operar a temperaturas que oscilan entre -40 °C y +80 °C, además de que se pueden configurar y programar para diferentes estilos de conducción, por lo que pueden repetir la misma prueba sin tener variaciones. Además, pueden manejar todos los mandos del vehículo, desde apretar el acelerador o el freno, y en el caso de los de transmisión manual, el embrague mientras con otro brazo pueden cambiar la marcha y arrancar o detener el motor.

Aun con todas las posibilidades que ofrecen estos nuevos robots, esto no detiene las pruebas en el mundo real en ubicaciones europeas y en todo el mundo, incluida la montaña Grossglockner en Austria y la región nevada de Arjeplog en Suecia.

Temas
Inicio