Robots como meseros y vendedores ya funcionan en México y no están reemplazando a humanos (así que pocos negocios se animan con ellos)
Robotica e IA

Robots como meseros y vendedores ya funcionan en México y no están reemplazando a humanos (así que pocos negocios se animan con ellos)

Los robots llegaron a México y no para quitar empleos, según dice a Xataka México Mauricio Corona, uno de los fundadores de la empresa de robótica mexicana BP Gurus. Bien es cierto que algunas vacantes serán desplazadas, reconoce, pero se crearán vacantes para las que se necesitará de perfiles con conjuntos de habilidades más avanzadas, como por ejemplo, programación.

"La tecnología avanzada, incluyendo la inteligencia artificial, va a destruir empleos, sí. ¿Qué tipo de empleos? Los empleos que son repetitivos, manuales y que no generan valor", sentencia Corona.

BP Gurus está detrás de varios modelos de robots humanoides que se ofrecen en esquema de renta a empresas y algunos de ellos ya han operado como meseros, demostradores en plazas comerciales y hasta ayudantes en almacenes de productos. El tema es relevante porque dentro de 11 años habrá cerca de 14 millones de robots trabajando solo en China, según un estudio de Oxford Economics. La cifra se elevará a 20 millones para todo el mundo, lo que implica que "decenas de millones de trabajo se perderán, especialmente en economías locales pobres", se lee en el reporte.

Corona no desconoce de los números, pero, a la par que su practica empresarial, intenta mantener visión integral sobre el impacto social de una economía basada en los robots. El especialista que también creó un posgrado en la Universidad La Salle sobre inteligencia de datos que incluye temas sobre ética de inteligencia artificial, sugiere que es sencillo obviar el impacto que tendrá el uso de robots en el ya de por sí complejo panorama laboral. ¿Qué ocurrirá cuando llegue la masificación de robots humanoides que no descansan, no comen y no se quejan?

El Foro Económico Mundial tiene una aproximación al problema. Pese a que se prevé una pérdida de 85 millones de trabajos a causa de la industrialización y los robots de servicio en los próximos cinco años, se crearán 97 millones de nuevos roles. La clave para lograrlo, dice Corona, es tener una política integral de mejora de habilidades de humanos. "Lo que estamos viendo, como en cualquier revolución industrial y tecnológica, los nuevos puestos que se están generando están disponibles para aquellos que están dispuestos a elevar su número de competencias", dice.

Robots Como Meseros Despachadores Y Hasta Vendedores Llegaron A Mexico Y No Para Quitar Empleos Segun Empresa De Robotica

El problema, desde luego, es cómo facilitar que todas las personas que lo quieran, puedan hacer avanzar sus propias capacidades laborales. De no avanzar en política pública para hacer avanzar las aptitudes de quienes ya están contratados en puestos que eventualmente serán tomados por robots y procesos de automatización, no importa cuántos roles nuevos sean creados, la falta de oportunidades de elevar habilidades dejará a un segmento de la clase trabajadora sin empleo. Ese es un tema pendiente en México para el cual todavía no hay solución.

La solución no es remplazar a un humano por un robot

Hay otras maneras de solventar el impacto en vacantes laborales, además de construir programas de capacitación a humanos que ya ocupan los puestos, dice Corona. Él mismo asegura que no recomienda expresamente a sus clientes rentar un robot para sustituir a un empleado. "Yo les digo, ¿para qué los despides si ellos son los que conocen tu negocio, conocen a tus clientes, y hay cosas que tus clientes no van a hacer, como por ejemplo, resolver preguntas muy específicas de los clientes", relata.

Eso es cierto. Pero, si restaurantes y plazas comerciales no sustituyen a sus empleados por robots, ¿la decisión de incluirles en su modelo de negocio es rentable?

Robots Como Meseros Despachadores Y Hasta Vendedores Llegaron A Mexico Y No Para Quitar Empleos Segun Empresa De Robotica

La respuesta es algo compleja. "El mercado todavía no sabe los beneficios", dice Corona. No porque se traten de mejoras inmediatas de productividad, sino por el valor añadido a la experiencia de los clientes. Para ilustrar el punto, Corona explica el buen desempeño de socios que utilizaron los robots para campañas de descuentos en México, en específico en Buen Fin. "De repente no tenían gente, mandamos al robot al otro lado de la plaza y así como veníamos regresando todos los chavitos les decían a sus abuelos '¡vamos!'".

"¿Cuál es el valor sobre la inversión en una empresa de retail que va a poner robots? No lo quieras medir por cuánto dinero te va a generar el robot, mídelo por cuál es el valor en la experiencia del consumidor dentro de las tiendas", agrega.

De robots a robots

Según Corona, el panorama de la robótica en México todavía es incipiente y "todavía no es un negocio". Desde su perspectiva, no se trata de falta de capacidades de robot, sino más bien de la falta de conocimiento de las industrias.

No ayuda que haya robots humanoides de todo tipo, con capacidades muy distintas, lo que incluye iniciativas muy famosas con robots que no tienen capacidades de computer vision o interfaces de lenguaje. Incluso, Corona llega a nombrar a otras empresas con robots que funcionan "sin computer vision, ni language processing". [Sus demos] que ves en línea no son realmente neurolanguaje processing, le manda alguien detrás el comando y el robot habla", añade.

Con todo y el panorama, Corona se dice seguro de que los robots de asistencia llegaron para quedarse. Su prospectiva para 2022 es más que halagüeña porque estima que el uso se incremente en más de un 300% respecto al año pasado. "Ahora sí va a mover flujo de efectivo", asegura.

Un estudio publicado en 2017 por Naciones Unidas estimó que en el sector manufacturero los procesos de automatización sí crearon nuevos roles, pero también redujeron los salarios ofertados. A decir del reporte, mantener una demanda de trabajadores así como de sueldos competentes solo es posible a través de políticas económicas. Ese problema que continúa siendo vigente para un México con bastante experiencia en automatización manufacturera, está a punto de hacerse más grande si Corona tiene razón y la explosión en robots de servicio para pequeños y medianos negocios está en vísperas de ocurrir.

Temas
Inicio