Compartir
Publicidad

YouTube se está convirtiendo en un paraíso para los pedófilos, lo que está provocando que los anunciantes abandonen la plataforma

YouTube se está convirtiendo en un paraíso para los pedófilos, lo que está provocando que los anunciantes abandonen la plataforma
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

YouTube nuevamente se encuentra ante una crisis que podría desatar un nuevo episodio de 'adpocalipsis'. Esto tras descubrirse que la plataforma está sirviendo para que una red de pedófilos operen sin ningún problema intercambiando todo tipo de comentarios y además, ganen dinero subiendo vídeos que no les pertenecen con el objetivo de ver algo sexualmente sugestivo, aunque la intención original del vídeo no fuese esa.

Matt Watson, a través de un vídeo de más de 20 minutos, es el responsable de dar a conocer esta práctica que está provocando todo tipo de críticas así como la suspensión de una gran cantidad de campañas publicitarias por parte de importantes compañías, las cuales no quieren que se les relacione con esta red de pedofilia.

Una nueva crisis que está superando a YouTube

A través del vídeo de Matt Watson se nos muestra cómo opera esta red pedófila, donde sólo se necesita crear un nuevo usuario, activar un VPN y una búsqueda del término 'bikini haul', que está relacionado con chicas probándose bikinis. El algoritmo de YouTube hace el resto, ya que después de ver un par de vídeos, nos empezará a recomendar vídeo de niñas de 10 años probándose bikinis, haciendo gimnasia, jugando Twister o simplemente haciendo estiramientos.

Ante esto, la red pedófila aprovecharía el sistema de recomendaciones para acceder a estos vídeos de menores de edad, para descargarlos y volver a subir para meterlos al sistema de monetización por publicidad de YouTube. Es decir, este grupo de pedófilos estaría lucrando al explotar la imagen sexual de niñas y jóvenes.

Dentro de estos vídeos, que tienen millones de visualizaciones, podemos encontrar una gran cantidad de comentarios que van desde enlaces a sitios de pornografía infantil, otros vídeos, o simples 'timestamps' donde se pone el minuto exacto en el que ocurre algo que puede tener una connotación sexual para estos individuos.

Es decir, YouTube estaría sirviendo como una especie de red social para que pedófilos se reúnan, vean vídeos, hagan todo tipo de comentario y además, ganen dinero por ello. Como la mayoría de estos vídeos y comentarios no violaban las políticas de YouTube, nadie hacía nada, ya que los mismos usuarios se comunican con ciertas claves y nadie reporta ni el vídeo ni los comentarios. Por ello, se cree que esta red ha estado operando sin restricciones desde hace hace varios meses, incluso años.

La alerta llegó a los anunciantes, otra vez

Tras este descubrimiento, el mismo Matt Watson pidió a sus espectadores que se pusieran en contacto con aquellas marcas y compañías que aparecen en los anuncios de estos vídeos, ya que estarían apoyando a una red pedófila.

Es así como compañías como Nestlé, Epic Games, Disney, McDonalds, Purina, GNC, Fairlife, Canada Goose, Vitacost y recientemente AT&T, están retirando sus anuncios y, en algunos casos, cancelando sus campañas publicitarias tanto en YouTube como en Google, esto hasta que no se garantice la eliminación de este tipo de prácticas.

Por otro lado, compañías como Peloton y Grammarly, mencionaron que están charlando con YouTube para resolver este problema antes de cancelar sus inversiones publicitarias.

Lo preocupante de esto es que no se trata de la primera vez, a finales de 2017 los anunciantes empezaron a abandonar YouTube tras un caso de búsquedas pedófilas. Además, ese mismo año se desató el caos tras descubrirse una gran cantidad de vídeos inquietantes dirigidos a niños, donde famosos personajes en dibujos animados se presentaban en situaciones realmente abominables.

En diciembre de ese 2017, YouTube presentó cambios en su plataforma con el fin de luchar contra los abusos. Abusos que nuevamente están presentes quien sabe desde cuándo, según lo descubierto por Watson.

Ante esto, YouTube mencionó lo siguiente:

"Cualquier contenido, incluidos los comentarios, que ponga en peligro a los menores es abominable y tenemos políticas claras en YouTube que lo prohíben. Tomamos medidas inmediatas al eliminar cuentas y canales, informar de actividades ilegales a las autoridades y deshabilitar comentarios en decenas de millones de videos que incluyen a menores. Hay más por hacer, y continuamos trabajando para mejorar y detectar este tipo de abusos más rápidamente."

Nos hemos puesto en contacto con YouTube para conocer más acerca de este tema y actualizaremos esta entrada cuando tengamos novedades.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio