Publicidad

Probamos la Xbox One X y esto fue lo que encontramos
Videojuegos

Probamos la Xbox One X y esto fue lo que encontramos

Publicidad

Publicidad

Nos invitaron a jugar con la nueva consola de Microsoft y tras haberlo hecho, no podemos describir con palabras nuestro hype. Aún así lo intentaremos.

Xbox One X es la actualización del Xbox One con soporte para 4K para lo cual, diversos títulos estarán actualizándose a través de parches, para optimizar sus gráficos De acuerdo a la gente de Microsoft, al menos 100 títulos tendrán parches para 4K.

Es notable que pese a que no se trata de una nueva generación de consolas, el cambio no es menor. Nos encontramos con gráficos reales a 4K y una imagen que en los juegos diseñados para ello, no decae nunca de los 60 fps.

Para hacerlo posible, la Xbox One X es una máquina a la que sólo le hace falta poder volar: Cuenta con 6 teraflops, un procesador AMD de 8 núcleos, un disco duro de 1TB, reproductor Blu-ray (desde luego, a 4K) y un sistema de refrigeración para siempre mantener en óptimas condiciones tu consola.

Lo que vimos

En nuestra visita tuvimos oportunidad de jugar Forza Motosport 7, Asssin's Creed: Origins y Gears of War 4 y hasta Cuphead. No solo comprobamos el nuevo nivel de detalle de los gráficos que hacen que las texturas sean notables y casi pareciera que pueden tocarse, todo el entorno responde al sol produciendo sombras de manera natural y hasta el reflejo en el agua es realmente bello.

Particularmente en Asssin's Creed: Origins, los visuales son extraordinarios, pues se trata de un mundo abierto de posibilidades con una riqueza sin igual de ambientes y horizontes hechos con renders al instante a una tasa de 326 GB por segundo.

Img 20171031 125311

El sistema de refrigeración es verdaderamente silencioso, aunque quizás tenga que ver con el sonido Dolby Atmos reventando nuestros oídos y cabezas en ese momento. De una u otra forma, es sumamente eficaz, pues las máquinas que probamos llevaban algunas horas encendidas y el calentamiento en el equipo era mínimo.

Pese a que el 4K es su principal atractivo, no es indispensable para disfrutar de una buena experiencia de juego en la Xbox One X. Cada título en la consola será optimizado a la tecnología de la pantalla en donde se reproduzca con tal de obtener las mejores gráficas posibles. Si es 4K podremos notarlo, pero si nuestra pantalla es HDR entonces los visuales serán forzados para tener una mayor profundidad y una mayor gama de colores.

Dolby Atmos, así es como los juegos deben escucharse

Desde luego que conseguir un sistema de sonido en casa con Dolby Atmos no es nada fácil, ni barato. El sistema en el que nosotros jugamos Gears of War 4 ronda los 20 mil pesos, pero no nos cabe duda que el que Microsoft haya decidido que su nueva consola tenga soporte Dolby Atmos, lo vale.

Además de abonar a tener una experiencia de juego envolvente, el sonido es muy práctico para fines del videojuego; en Gears of War sabíamos dónde sucedían disparos y movimientos por tan solo escuchar de qué bocina provenían.

Img 20171031 135346

Sin embargo, si no cuentas con pantalla 4K o un sistema con Dolby Atmos, Xbox One X es la promesa de mejor rendimiento en tiempos de carga, incluso con videojuegos que no hayan sido optimizados.

Finalmente al jugar Cuphead pudimos hacer streaming del videojuego y hasta demostré mi poca presteza en vivo al transmitir desde la cuenta oficial de Xbox México con ayuda de la herramienta Mixer, que, fácil y sencillamente, a través de sólo tres toques, te permite hacer streaming de la partida en la que estés.

Mixer promete realizar streaming conjunto de partidas de 4 jugadores, cada quien en diferentes títulos, y su aplicación para iOS y Android pronto permitirá realizar broadcast para móviles.

Eso sí, el 4K aún no es stremeable.

Img 20171031 135332

Aunque toda nuestra experiencia fue bastante increíble, es importante subrayar que nuestro ambiente era controlado. Poco podemos garantizar de la eficiencia del sistema de refrigeración, la fluidez del equipo con títulos sin parche y qué tanto se reduzcan los tiempos de carga con el paso del tiempo, la descarga de actualizaciones y otros efectos ambientales que suelen impactar en el desempeño de una consola a mediano y largo plazo.

Además, habrá que poner especial atención en el despliegue gráfico de la Xbox One X con otras pantallas tanto en 4K como en HD, y que tanto éste contrastará con lo que ya hemos visto de la Xbox One normal.

Xbox One X es lanzado en México oficialmente el 7 de noviembre a un precio sugerido de 11,999 pesos aunque su reserva está disponible en varias tiendas desde hace ya algunos meses. Pese a ser una versión renovada, la Xbox One X es compatible con todos los juegos y accesorios de la Xbox One.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir