Compartir
Publicidad
Publicidad
RiME, análisis: una historia llena de magia para nuestros sentidos
Videojuegos

RiME, análisis: una historia llena de magia para nuestros sentidos

Publicidad
Publicidad

Tequila Works es un estudio español que logró cierta fama en la generación pasada al lanzar Deadlight, un juego independiente que nos mostraba el terror de un hombre que buscaba a su familia después de un suceso que elimina a gran parte de la población, desde ese momento descubrimos que el estudio tenía buenas ideas para ofrecernos.

Y fue en 2013 en una gamescom cuando se anunció RiME, un proyecto de Tequila Works con Sony que sería exclusivo de PS4, pero con el paso de los meses la información empezó a disminuir hasta pensar que el proyecto había sido cancelado, pero por fortuna el equipo logró quedarse con el desarrollo para poder lanzarlo en todas las plataforma.

Una aventura sin palabras

Rime 1

Esa es una buena forma de definir el juego, iniciamos viendo como nuestro joven protagonista despierta en la orilla de una isla, en ese momento no sabemos nada y el juego no nos lo dirá de la manera tradicional, por lo que nuestra mejor opción será levantarnos y avanzar. Prácticamente será todo lo que sepamos, el juego nunca nos pondrá un diálogo ni nada, toda la narrativa se desarrollará al ir descubriendo el escenario, algo que muy pocos juegos se atreven a hacer, ya que es quitarle todas las herramientas al usuario.

Es muy importante que el protagonista sea un niño, ya que la curiosidad será básica en todo momento, nos encontramos en un lugar en donde no sabemos nada, lo mejor será investigar todo y cuando notemos algo extraño, ir directamente a ese lugar, ya que RiME es una delicia en cuestión de los detalles.

Desde un inicio sentimos esa necesidad de respuestas, por fortuna tenemos una libertad total de exploración en una isla llena de vida, con animales que al sentirnos a una distancia corta se van corriendo, notamos en todo momento que estamos invadiendo un territorio que no es nuestro, pero será necesario hasta encontrar el primer puzle que se resolverá de manera natural.

La historia es muy corta, nos podría ofrecer unas 6 horas mínimo, en base a todo lo que queramos descubrir del juego, pero será muy sencillo engancharse desde el inicio y terminarlo en pocas sesiones, al mezclar plataforma con exploración y algunos puzles se vuelve muy ligero de jugar.

Los puzzles serán los protagonistas

Rime 2

En los aspectos jugables el título es muy sencillo, nuestro personaje hará acciones básicas como saltar, agarrar objetos o gritar, todo tendrá su explicación, pero lo bueno es cuando encontramos el primer puzzle, lo sentimos sencillo y así avanza la primera hora del juego, pinta que será muy sencillo, pero después de explorar nos daremos cuenta que nos faltará algo y es cuando tenemos que poner atención a los detalles.

Los puzzles van evolucionando, ya que siempre intenta tener una propuesta diferente y es algo que agradecemos, eso hace muy atractiva la aventura, además de encontrar opciones en lugares abiertos, cerrados o con soluciones que no imaginábamos, juega mucho con esos momentos de sorpresa que podíamos tener de niños.

Un punto importante es que las reglas que se manejan en los puzzles son muy flexibles, siempre debemos tener abierta nuestra mente, algo que es clave de mencionar, en ningún momento tenemos elementos de acción o jefes finales como muchos pensarían, aquí es solamente nuestra historia que deberemos salir adelante con nuestro ingenio.

Eso no significa que estemos exentos de enemigos, aparecerán algunos pero serán en momentos muy especiales, pero la idea no será vivir en una tensión, ya que más allá de avanzar por los puzles se nos seguirá contando la historia de manera sutil.

Rime 4

En apariencia los puzzles siempre serán sencillos, pero varios nos harán detenernos un par de minutos para analizar la situación, muchos de ellos se alimentarán con momentos sencillos y complejos, que pueden ir desde colocar una esfera en el lugar correcto, hasta usar nuestro canto para poder abrir una puerta.

La única guía que podremos tener será la de un pequeño zorro que de repente aparecerá y nos indicará el camino a seguir en ciertos puntos, que es entendible ya que en la estructura de la isla podrían parecer algunas zonas cerradas que en realidad solamente necesitarán algún elemento para abrir el camino, ya que a pesar de estar en una isla no es un juego de mundo abierto, todo se estará dividiendo en zonas que nos ayudará a digerir más la exploración.

Existe un punto malo para mencionar, más allá de que los controles son muy sencillos no notamos que sean precisos, son este tipo de juegos en los que puedes morir por un mal salto, por fortuna serán pocas veces las que nos darán problema, pero es por su buena estructura, aunque nos hubiera gustado que pulieran mucho más ese elemento.

Un apartado técnico que nos enamora

Rime 3

Para contar una historia sin diálogos los elementos visuales son clave y aquí iniciamos con un apartado artístico impresionante, el estudio se inspiró en las obras de Joaquín Sorolla para poder jugar con las fuentes de luz, con una paleta de colores muy bien seleccionada que nunca satura la pantalla, tienen elementos claves como las estructuras donde avanzamos vienen en blanco o algunos puzzles en los que deberemos interactuar incluirán el dorado.

Inclusive el título tiene un tiempo dinámico donde veremos cómo avanzan los días cada cierto tiempo, algo que normalmente no integran en estos juegos pero aquí nos demuestran lo bien planeado que tenían todo en cuestión de fuentes de luz o texturas que podrán cambiar dependiendo el tiempo.

Aunque en cuestiones técnicas notamos algunos problemas de rendimiento en la versión de PS4, inclusive ligeras caídas de cuadro, pero lo más curioso era notar como algunas animaciones de nuestro personaje se cortaban un poco al avanzar. Pero sin duda es uno de los juegos independientes que mejor lucen en la actualidad, recordándonos un poco a TLOZ: The Wind Waker en su momento.

En la banda sonora el encargado será el español David García y el resultado es fantástico, música llena de magia que en ningún momento la sentimos pesadas, es nuestra fiel compañera, además de los pequeños pero precisos efectos de sonidos que tendremos por toda la isla.

RiME era un juego con un desarrollo accidentado y mis expectativas no eran las mejores, pero después de jugarlo simplemente me sorprendió, tiene algunas fallas técnicas como muchos estudios independientes, pero sin duda Tequila Works nos demuestra todo su potencial.

De niño me hubiera encantado un cuento así, recomendado para todos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos