Un Switch OLED a prueba de hackeos: la última medida de Nintendo para detener las copias ilegales de sus juegos

Un Switch OLED a prueba de hackeos: la última medida de Nintendo para detener las copias ilegales de sus juegos
11 comentarios

Nintendo es bien conocido por tener una políticas de protección a sus IPs, cuando menos, duras. El año pasado se reportaba el caso de Team Xecutor, empresa pirata que según Nintendo, los hizo perder millones de dólares gracias a sus componentes y programas piratas, obligándolos a diseñar un "nuevo modelo" de Nintendo Switch.

Según documentos judiciales del caso contra Team Xecutor, descubiertos por Axios, se lee lo siguiente:

Nintendo tuvo que lanzar una nueva versión de hardware en respuesta a una de estos componentes de piratería, y esta modificación implicó incontables horas de ingeniería y ajustes en nuestras cadenas globales de fabricación y distribución y, por supuesto, los recursos correspondientes. Para ser claros, estos efectos son el resultado directo de que el acusado y el Equipo Xecutor atacaron nuestras medidas tecnológicas de protección.

Aparentemente este rediseño de la consola fue la que vimos en la actualización de 2018. Este trabajo implicaría el desembolse algo así como 65 millones de dólares.

Los problemas con la piratería hicieron que la gran N tuviera que hacer un gran esfuerzo a nivel de ingeniería de componentes y software, para así inhabilitar a un montón de dispositivos y programas piratas que estaban afectando los ingresos de la empres. Además, aquel juicio le valió al fundador de Team Xecutor tres años de prisión y una multa de 10 millones de dólares.

Temas
Inicio