Publicidad

Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands, análisis
Videojuegos

Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands, análisis

Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands lleva a esta franquicia de Ubisoft a otro nivel con un gran mundo libre, donde los jugadores deciden cómo, cuándo y de qué manera afrontar todas las misiones. Se trata de un título de acción en tercera persona que enfatiza tanto el juego táctico preciso como la improvisación completamente caótica. Han pasado ya varios años desde la última entrega, Future Soldier, así que he decido embarcarme en esta nueva aventura y descubrir de que manera ha cambiado la serie. Acompáñenme a leer este análisis.

El juego se desarrolla en una versión ficticia de Bolivia, donde un cártel de drogas mexicano llamado Santa Blanca se ha apoderado de casi todos los aspectos del país con el fin de alimentar su distribución de cocaína. Es grupo criminal es dirigido por El Sueño, un imponente jefe que lo único que busca es ser adorado como un dios mientras su producto inunda todos los rincones del mundo.

Nosotros jugamos al lado de uno de los mejores escuadrones del ejército estadounidense, que es considerado como fantasma por la forma en la que actúa. El equipo, que no está oficialmente dentro del país, tiene como tarea destruir, inhabilitar, o matar sistemáticamente cada aspecto de la organización de Santa Blanca. La narración principal no es nada especial y realmente no ofrece mucho más allá que algunos villanos coloridos y deliciosamente malos que terminarán cayendo ante las balas o la justicia.

Al jugar en modo individual siempre iremos acompañados por tres personajes, que al igual que los demás aliados del juego, tienen personalidades unidimensionales que no se desarrollan más allá de hacer bromas sobre el mundo o la situación en la que nos encontramos. Esto significa que muchos de los personajes no son especialmente memorables y la trama simplemente sirve como un hilo suelto y una excusa para que cause tanto estrago como sea posible. Sin embargo, los diversos jefes del cártel, de los cuales hay más de dos docenas, tienen historias, relaciones y motivos un poco más interesantes que llegaremos a comprender. Parte de esto se cuenta a través de información que recibimos por parte de nuestra inteligencia en el país, una agente llamada Karen Bowman, pero la mayoría de los detalles secundarios se encuentran a través de documentos de inteligencia, registros de audio y recortes dispersos por todo el extenso mapa.

Tom Clancy S Ghost Recon Wildlands Analisis 5

Las cosas empiezan a ser interesantes cuando las facciones en conflicto comienzan a interactuar entre sí. Estas están formadas por nuestro equipo de Ghost, el cártel de Santa Blanca, una fuerza rebelde de resistencia amistosa, y un ala corrupta del ejército llamada La Unidad. Dado que las tensiones son altas, los jugadores pueden hacer uso de su ingenio para que la Unidad y Santa Blanca luchen una contra la otra y así aprovechar la oportunidad de escabullirse por una base para encontrar información. Esto es realmente divertido y los jugadores además pueden llamar a los aliados rebeldes para que les tiren morteros o los distraigan, o simplemente una escolta para realizar incursiones menos sigilosas.

Sin embargo, donde Ghost Recon Wildlands realmente brilla es en su convincente modo cooperativo para hasta cuatro jugadores. Hay mucha libertad en cómo un equipo puede acercarse a un objetivo específico ya que tanto las estrategias orientadas a la cautela como las orientadas a la acción son viables para abordar misiones. Los jugadores pueden pasar fácilmente por una base completa sin que un solo guardia se dé cuenta o saltar de un avión hacia un tejado y comenzar a lanzar granadas en el grupo más cercano de enemigos. Es atractivo y hace que lo repetitivo de las actividades se convierta en una experiencia nueva si los jugadores se ponen de acuerdo.

Gran parte de esto se mejora gracias a los cinco árboles de habilidades específicas que podemos actualizar para darnos o darle a nuestro equipo y aliados nuevas habilidades como tener acceso a C4, visión térmica o ser más resistente al daño de las balas. Los jugadores también pueden usar un pequeño drón para explorar y marcar las ubicaciones enemigas, que también pueden actualizarse con varios atributos como una explosión PEM para neutralizar vehículos y estaciones de electricidad para dejar a oscuras al enemigo. También hay una gran variedad de armas que pueden tener su mecánica intercambiada para afectar a todo, desde el rango de manejo a su potencial de penetración. Esto ofrece a los usuarios un montón de opciones de personalización y en ningún momento el juego nos castiga por jugar como nosotros queremos, más bien todo se adapta.

Tom Clancy S Ghost Recon Wildlands Analisis 44

Sin embargo, si ustedes están planeando jugar solos tendrán que lidiar con el más casual y en algunas veces inútil equipo. Estos tres miembros pueden ser reemplazados por jugadores humanos si decidimos cooperar, pero hay que tener en cuenta que el juego se disfruta con gente con la que se puede hablar. Si son tímidos sólo se encontrarán con cuatro comandos básicos para comunicarse, lo que es bastante desconcertante dado que este juego se centra en un juego más táctico, así que tengan eso en cuenta si es que deciden ir en línea. Volviendo al modo individual, es imposible especificar exactamente dónde quieres que un solo miembro de tu equipo vaya y aún más confuso es que no podamos personalizar el armamento que ellos llevan. Su inteligencia es tan mala que hay veces que estos se paran justo adelante de los enemigos, e incluso ellos ni se dan cuenta de que están ahí.

Tampoco son especialmente útiles en un tiroteo, ya que no hay manera de priorizar objetivos fuera de una capacidad de disparo sincronizado que tiene un tiempo de reutilización bastante largo. En múltiples ocasiones, su incapacidad para cubrirnos la espalda en una batalla hará que muramos varias veces. Esto puede llegar a ser especialmente frustrante, por lo que si planean establecer maniobras más elaboradas más allá de la cautela básica o las armas de fuego, jugar en línea con personas dedicadas es la forma más ideal de experimentar Ghost Recon Wildlands.

Una vez que realmente empecemos a jugar con otras personas, Wildlands se convierte en una experiencia mucho más profunda y divertida, ya que ser capaces de comunicarnos con nuestro equipo puede ayudarnos a configurar algunos escenarios divertidos. Eso si, hay que asegurarnos de jugar con personas que se tomen en serio el juego y que tengan micrófono, porque en más de una ocasión nos encontraremos con tipos de jugadores que afrontarán las situaciones de una manera que a nosotros no nos gustará.

Al jugar en línea, no experimenté problemas de conexión o lag, y unirse a amigos o jugadores al azar es muy rápido. Sin embargo, hubo momentos raros en los que otros jugadores conducían un coche parados encima de él mientras sujetaban a un rehén, y el personaje se quedaba atorado entre una montaña al intentar escalarla. También hubo algunas misiones que se "bugean" al intentar completarlas, lo que ocasionó que reiniciáramos el juego varias veces.

Ghost Recon Wildlands no tiene un orden en la manera en la que realizamos las misiones de historia y secundarias. Nosotros podremos ir a cualquier parte del mapa a gusto para desestabilizar el cártel de la manera en que más nos convenga. Pero aunque esto parezca que tenemos variedad, la verdad no es así. Cada vez que entremos a una región deberemos buscar información sobre el jefe narco que controla ahí y después rastrearlo hasta eliminarlo o capturarlo. Las misiones secundarias también son en extremo repetitivas, dándonos la oportunidad de ganar la simpatía de los rebeldes o suministros en pocas actividades como defender antenas, marcar camiones e intimidar a jefes criminales. En el mapa también podremos recoger medallas del cártel que sirven para subir las habilidades, así como encontrar cajas de armas y piezas para las mismas. Si ustedes están pensando en sacarle todo el provecho al juego, les aseguro que llegarán a un momento de aburrimiento en el que dejarán el juego a un lado para ir a hacer otra cosa debido lo repetitivo que puede llegar a ser.

En cuanto a los escenarios del juego, Wildlands ofrece una gran variedad de lugares, desde cumbres nevadas de las montañas hasta selvas con todo y sus caminos de difícil acceso. Las vistas, efectos del tiempo y la iluminación hacen que el juego brille. Pero parte de este brillo se va cuando vemos las mismas estructuras enemigas una y otra vez en cualquier región, algo que nos hace sentir que ya habíamos estado ahí. Y a pesar de la belleza del escenario, el mundo del juego en realidad se siente bastante vacío, ya que no hay mucho que hacer realmente fuera de las misiones de la historia principal y un puñado de misiones de recursos específicos. Esto significa que los jugadores pueden viajar por kilómetros sin ver nada relevante que los haga detenerse para investigar.

A pesar de estos problemas, Ghost Recon Wildlands sigue siendo un juego bastante divertido para jugar. Mientras que la experiencia es casi siempre mejor cuando se juega con amigos, jugarlo de manera solitaria hará que nos pasemos decenas de horas por completarlo al 100%. Más allá de su historia y personajes simples, hay un juego inteligente y atractivo que pide a los jugadores que prueben nuevas armas, equipo y opciones de acercamiento. Aunque esta no es la experiencia definitiva de Ghost Recon Wildlands, ya que como las anteriores entregas sigue siendo un título entretenido para aquellos que buscan una experiencia más táctica.

Tom Clancy S Ghost Recon Wildlands Analisis 58

Original
Plataformas PlayStation 4, PC y Xbox One
Multijugador
Desarrollador Ubisoft Paris
Compañía Ubisoft
Lanzamiento 7 de marzo de 2017

Lo mejor

  • Jugar con amigos
  • La personalización
  • La manera de afrontar las misiones

Lo malo

  • Torpe inteligencia artificial de los enemigos y nuestra escuadra
  • En extremo repetitivo
  • El mundo del juego se siente vacio


Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios