Compartir
Publicidad
Moto Z, análisis
Análisis

Moto Z, análisis

Publicidad
Publicidad

El mercado de los smartphones ha llegado a su punto de madurez, propiciando a que la separación entre las gamas sea tan pequeña que nos resulta difícil visualizar si vale la pena adquirir un equipo de gama alta cuando uno de menor precio nos ofrece capacidades similares.

Ante esto, la mayoría de fabricantes han decidido añadir a sus modelos insignia ciertas características que los hacen únicos ante la competencia, y principalmente ante móviles que atacan el mercado con un precio menor.

Hoy es el turno de analizar la propuesta de Motorola, quizá la apuesta más arriesgada de la compañía a la fecha. El Moto Z, su teléfono insignia de 2016, es un smartphone con el mejor hardware de este año, pero con una característica particular, casi única en su tipo: un concepto modular.

Sin más, aquí nuestro análisis del Moto Z.

Especificaciones técnicas

Cuando Motorola anunció la primera generación del Moto X se criticó que la empresa no apostaba por el mejor hardware que en ese entonces incluía la competencia. Con generaciones posteriores trataron de reparar eso, y ahora llegando al nuevo capítulo para competir en la gama alta de 2016, el Moto Z apuesta por lo mejor.

Moto Z Analisis 2

Aquí una tabla con todas sus especificaciones técnicas:

Moto Z

DIMENSIONES FÍSICAS

153.3 x 75.3 x 5.2 milímetros

Peso

136 gramos

Pantalla

AMOLED 5.5 pulgadas

Resolución

2560 x 1440 pixeles

Procesador

Qualcomm Snapdragon 820 Quad-core (2 a 2.15GHz + 2 a 1.6GHz)

RAM

4GB

Almacenamiento

64GB con ampliación mediante microSD

Batería

2600 mAh

Cámaras

13 megapixeles + frontal de cinco megapixeles (con flash)

SISTEMA OPERATIVO

Android 6.0 Marshmallow

Conectividad

WiFi 802.11 b/g/n/ac, 4G LTE, Bluetooth 4.1 LE, GPS, NFC y USB Type-C

Precio

15,999 pesos (incluye tres Moto Mods: Style Shells, JBL Soundbost e Incipio Offgrid Power Pack)

El último procesador de Qualcomm, un buen panel AMOLED con gran resolución, memoria RAM suficiente y cámaras a "la altura". Motorola y Lenovo han puesto en este Moto Z el mejor hardware del mercado, todo en un cuerpo de diminutas dimensiones —principalmente en torno al grosor— y con el añadido de los MotoMods ¿les será suficiente para destacar ante el resto?.

Diseño: muy, pero muy delgado

Por fin Motorola ha tomado un nuevo rumbo en torno a sus diseños, alejándose de la curva trasera que caracterizaba a los Moto, para dar paso a un diseño plano, totalmente metálico y de diminutas dimensiones. Muy delgado. Esa es la palabra con la que podemos resumir el diseño del nuevo Moto Z

Moto Z Analisis 3

Después de haber estado usando el teléfono por unos días, podemos confirmar que lo delgado de su cuerpo es lo más interesante en su diseño —claro, dejando a un lado los Moto Mods—. En concreto el móvil mide sólo 5.19 milímetros de grosor. Inevitablemente sorprendente.

El móvil mide sólo 5.19 milímetros de grosor. Inevitablemente sorprendente.

El cuerpo delgado trae varias consecuencias de forma directa, una de ellas es que el módulo de la cámara sobresale del cuerpo, lo bueno es que la sección es grande, así que al posicionar el teléfono sobre una mesa no sentiremos que ese bulto estorbe.

Moto Z Analisis 4

Otra de las consecuencias es que no hay jack para audífonos. Quizá esta sea la consecuencia más controvertida, pero era necesaria para que se lograra crear un cuerpo de tan diminutas dimensiones. Motorola/Lenovo no es la primera ni la última en tomar esta decisión, y aunque se considera atrevida por muchos, todo apunta a que será tendencia en el mercado.

¿Lo extrañamos? claro, eso es inevitable. Pero para calmarnos ante la pérdida hay un par de soluciones: utilizamos el adaptador de USB Type-C a jack de 3.5 milímetros incluido o utilizamos unos audífonos inalámbricos (bluetooth). A nuestro parecer hace falta una solución extra: que el fabricante incluyera en el paquete unos audífonos con conector USB Type-C, quizá no es una solución tan fácil como la planteamos, pero sabiendo que estamos ante un teléfono de gama alta no suena descabellada.

Claro que extrañamos el jack de 3.5 milímetros para audífonos, eso es inevitable.

El material de fabricación es metal, así que como viene siendo habitual en un teléfono de gama alta, al tacto se siente sumamente premium y robusto, pese a su mínimo grosor.

Moto Z Analisis 5

De la parte trasera lo que hay que destacar es una sección con pines y un potente imán, que son los que comunicarán el teléfono con los módulos —de estos hablaremos a detalle más adelante.

En el lateral derecho encontramos los únicos tres botones físicos, el de encendido/suspensión tiene una pequeña textura que lo hace diferenciarse de los de volumen, sin embargo, al estar demasiado juntos y con un tamaño similar es fácil confundirlos.

Es inevitable no criticar el sensor de huellas dactilares. Si bien su funcionamiento es excelente, la autenticación de nuestra huella es rápida y —en la mayoría de ocasiones— correcta, su diseño rompe un poco con el frontal. Pese a ello, después de probar el teléfono por unos días, no hemos encontrado una mejor posición para el sensor, los módulos y su delgadísimo cuerpo dejan a su posición actual como única opción.

Moto Z Analisis 6

El peso es otra de las cualidades del teléfono, sus 136 gramos lo hacen invisible al llevarlo en nuestra bolsa. Creemos que esto es lo que todos esperamos de un teléfono de gama alta, que sea delgado y ligero pero a su vez robusto. El Moto Z lo cumple.

Pantalla: un panel AMOLED a la altura

Motorola ha apostado en varias ocasiones por paneles AMOLED para sus teléfonos insignia, y en este Moto Z no iba a ser la excepción. En concreto encontramos un panel de 5.5 pulgadas con una resolución de 1440 x 2560 pixeles, también conocida como QHD.

Estamos ante el teléfono más importante de la empresa para este 2016, así que es lógico que la pantalla esté a la altura. Encontramos niveles de brillo muy buenos, que llegan a alcanzar los 530 nits, y por el lado contrario podemos bajar hasta un mínimo de 9 nits; como es habitual, la mejor forma de aprovechar estas cifras es con el brillo puesto en automático, en exteriores se gana algo de potencia.

Moto Z Analisis 7

La reproducción de color, como viene siendo habitual en los paneles AMOLED, es un poco saturada. Quien desee visualizar la pantalla con colores más naturales, puede ajustar el modo de color a "estándar", aunque a nuestro gusto, el modo "brillante" funciona bien.

La pantalla está protegida por una capa de Gorilla Glass, lo cual asegura cierta protección, pero no tanta como la tecnología ShatterShield que se ha montado a la edición Force del Moto Z, lástima que esta versión no la veremos en México.

Moto Z Analisis 8

De su resolución no podemos poner quejas, 535 pixeles por pulgada es una densidad adecuada para visualizar todo con nitidez, beneficiando principalmente a la lectura de contenido.

Rendimiento: potencia bruta pero "corto" en autonomía

Desde principios de año varios fabricantes pusieron sobre la mesa las especificaciones que determinarían la gama alta de 2016. Este Moto Z ha seguido casi a la perfección dicha lista: Snapdragon 820, 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento.

Esta combinación se traduce en potencia bruta, potencia que puede ser aprovechada para cualquier actividad, ya sea para aplicaciones del día a día, juegos o multitarea (quizá a esta última le saquemos más partido cuando llegue Android Nougat).

Moto Z Analisis 9

Sabemos que los benchmarks no reflejan la experiencia del teléfono en el día a día, pero sirven de referencia para compararlo con otros equipos. A continuación dejamos el puntaje obtenido en AnTuTu:

En torno al almacenamiento no encontramos inconvenientes. Estamos ante un teléfono de gama alta, así que Motorola/Lenovo no escatimó en meter suficiente capacidad y sumar además una ranura para tarjetas microSD. Los 64GB internos más la ampliación con tarjetas de hasta 256GB son suficientes.

Uno de los apartados que más habían preocupado del Moto Z era el de la autonomía, ya que debido a su extrema delgadez le han montado una batería de sólo 2,600 mAh de capacidad.

Con un uso continuo y "normal" podemos llegar a las 12 horas. Siendo más exigentes la cifra baja de forma considerable, sin embargo, podemos librar —como diríamos en México— de panzaso una jornada laboral.

Moto Z Analisis 10

Para compensar un poco tenemos el sistema de carga rápida. Con el cargador incluido, la batería puede pasar del 0 al 100% de la capacidad en poco más de 70 minutos. Recordemos que el teléfono usa un puerto USB Type-C, tanto para carga, como para transferencia de archivos y salida de audio, así que habrá que olvidarnos de escuchar música y cargarlo de forma simultánea.

En torno al sonido, nos encontramos con un único altavoz en la parte superior, su calidad es buena, pero no la suficiente para destacar de entre el resto de smartphones. Por otro lado, utilizando el USB Type-C, con un incómodo y nada estético adaptador, obtenemos una buena experiencia. Quizá con la recién anunciada especificación USB Audio Device Class 3.0, la calidad de audio mejore aún más usando este tipo de puertos.

Cámara: rápida y funcional

El apartado fotográfico del Moto Z lo podríamos definir como funcional. El sensor principal es de trece megapixeles, cuenta con estabilización óptica de imagen y un flash dual de LED.

Moto Z Analisis 11

Cuando la luz no es problema, podemos realizar tomas con buenos resultados; como decíamos, la cámara es funcional: el enfoque es rápido y la captura igual; en torno a la calidad, tenemos buena nitidez y reproducción de color. Algo lógico para un teléfono que compite en la gama alta.

A continuación algunas muestras:

Img 20160924 185320392 Hdr
Img 20160925 114159048 Hdr
Img 20160925 122318601 Hdr
Img 20160925 125200094 Hdr
Img 20160930 152227654
Img 20160930 154259438
Img 20161002 120159601

En algunas situaciones las fotos salen con un poco de saturación de color, y en otros el procesado del software no es el ideal, pero en la mayoría de los casos la cámara ofrece buenos resultados. Lo mismo sucede con las capturas en situaciones de poca luz.

Img 20161007 095545978

De la cámara frontal no hay mucho que comentar, el sensor es de cinco megapixeles con flash LED. Su rendimiento es bueno cuando tenemos suficiente iluminación, en caso contrario el flash puede ayudar.

Sabemos que aunque muchos fabricantes están apostando por mejorar este apartado, la idea de los selfies no es tomar una foto perfecta, de gran calidad o con muchísimo detalle, por ello creemos que la cámara frontal del Moto Z, cumple.

En torno al video puede grabar a una resolución 4K a 30 fps, o a 1080p a 60 fps, en ambos casos la calidad es aceptable, flojeando cuando no hay suficiente luz. También tenemos un modo en cámara lenta, muy popular hoy en día.

Este Moto Z trae la nueva aplicación de "Cámara" que se estrenó con el Moto G4. Un aspecto minimalista pero con algunos añadidos interesantes, el que más agradecemos es la posibilidad de elegir de forma manual algunos parámetros para hacer la captura.

Captura cámara

Software: Android puro con añadidos de valor

Como viene siendo habitual en los teléfonos de Motorola, en torno al software no encontramos sorpresas, ya que estamos ante una versión stock de Android, en concreto en la 6.0.1 Marshmallow.

Los únicos añadidos de software están dentro de la aplicación 'Moto', ahí encontramos los gestos, la pantalla activa y el 'Moto Voz'. Todas son funcionalidades útiles que suman al teléfono, ya sea para visualizar las notificaciones, activar la cámara o la linterna, o realizar una acción específica sin toca el móvil.

Moto Z Analisis 12

Como apunte interesante: el sensor de huellas no funciona como botón de inicio, pero sí lo podemos usar para desbloquear y bloquear el móvil. Si tenemos el móvil en una sola mano, no será necesario llevar el dedo hasta el lateral para bloquearlo, basta con volver a posicionar el pulgar en el sensor para que se suspenda.

Estos añadidos son útiles y amplían la experiencia que tenemos con el Moto Z, habrá que esperar a finales de este año para que reciba de forma oficial Android 7.0 Nougat, en teoría será uno de los primeros modelos en actualizarse.

Moto Mods: sencillos de usar y bastante útiles

Más allá del diseño, el hardware o la cámara, la mayor apuesta de Motorola en este Moto Z es su sistema de carcasas modulares, que ellos han bautizado como Moto Mods.

No hay que extraer la batería, no hay que apagar el equipo, todo es tan simple como unir dos piezas.

Su funcionamiento es simple, la parte trasera incorpora una serie de conectores y un imán por los cuales se conectará el Moto Mod con el teléfono, No hay que extraer la batería, no hay que apagar el equipo, todo es tan simple como unir dos piezas.

Moto Z Analisis 14

El Moto Mod más sencillo, que no añade funcionalidad, es el Moto Style Shell, que sólo se encargará de proteger la parte trasera del equipo con algún material como piel o nylon balístico. A la unidad que analizamos le hemos montado este Mod por un tiempo, ganando una mayor sensación de robustez, no obstante, notamos que la unión entre éste y el teléfono no es perfecta, así que se llega a introducir algo de suciedad.

Otro módulo es el Offgrid Power Pack fabricado por Incipio, que no es más que una batería extra que le añadirá unas cuantas horas de autonomía al smartphone.

Moto Z Analisis 16

Tenemos dos modos: uno en el que el Moto Mod carga al 100% la batería del teléfono, y otro en el que el teléfono sólo cargará al 80% dejando algo de batería en el Moto Mod.

La batería que incluye es de 2200 mAh, así que si en el teléfono nos queda un 20% podemos alargar su uso por una jornada laboral completa añadiendo el módulo. Es decir, la autonomía casi se duplica utilizando el Offgrid Power Pack.

Moto Z Analisis 17

El tercer y último módulo es el JBL Soundbost Speaker, que añade al Moto Z un par de altavoces. Como es lógico, estos altavoces mejoran de forma notable la experiencia musical que tenemos con el teléfono, ya que no sólo ganamos potencia, sino calidad.

Lo interesante de este Moto Mod es que incluye su propia batería, así que también sumará cierta autonomía al teléfono. En caso de que el módulo se quede sin batería, tiene su propio puerto USB Type-C para carga, algo que no tiene, por ejemplo, el Offgrid Power Pack, éste se carga sí o sí acoplado al móvil.

Moto Z Analisis 18

Claro que estos no son los únicos Moto Mods, en México también se comercializa el Moto Insta-share projector y el Hasselblad True Zoom, sin embargo, los Moto Style Shell, Offgrid Power Pack y el JBL Soundbost Speaker vienen incluidos en el paquete con el teléfono.

También es importante mencionar que Motorola está ofreciendo la posibilidad de que cualquier empresa pueda desarrollar Moto Mods, de hecho han confirmado que estos módulos funcionarán al menos con dos generaciones posteriores al Moto Z. Hoy sólo confirmamos que funcionan en el modelo más asequible, el Moto Z Play.

La opinión de Xataka México

Motorola/Lenovo viene este año con una apuesta arriesgada para el mercado de la telefonía móvil, un smartphone con las mejores especificaciones del mercado, diseño súper delgado y el añadido de los Moto Mods.

El Moto Z es un gran teléfono, su diseño es diferencial y sumamente atractivo, la pantalla cumple perfectamente y el rendimiento es sobresaliente. Aunque claro, también tiene algunos puntos débiles: hemos perdido el jack para audífonos como resultado de su diminuto grosor, su autonomía apenas logra ser de una jornada laboral y su precio es alto.

Moto Z Analisis 19

La apuesta de los Moto Mods nos resulta atractiva. Añadirlos al smartphone es sencillo y rápido, y suman funcionalidades útiles para ciertas ocasiones. Aunque no podemos negar que su precio, principalmente del Moto Insta-share projector y el Hasselblad True Zoom, es elevado.

Agradecemos que Motorola se haya salido de su zona de confort para ofrecernos algo "nuevo".

Quizá para muchos los 15,999 pesos de su precio queden lejos de lo que se espera de un teléfono de Motorola, y lo más importante, por esa cantidad existen modelos de la competencia que están un paso arriba en algunas características. No obstante, hay que reconocer el atrevimiento que ha tenido la compañía con su oferta comercial, vendiéndonos el teléfono con algunos módulos, dando oportunidad de disfrutar sí o sí la experiencia con los Moto Mods.

Moto Z Analisis 20

Para algunos los teléfonos se están volviendo aburridos, así que agradecemos que Motorola se haya salido de su zona de confort para ofrecernos algo "nuevo", habrá que esperar a conocer si dicho atrevimiento les ha funcionado.

8.9

Diseño9.0
Pantalla9.0
Rendimiento9.5
Cámara8.75
Software9.0
Batería8.0

A favor

  • Diseño delgado, ligero y metálico.
  • Pantalla sobresaliente en todos los aspectos.
  • Excelente rendimiento, de lo mejor de Android.
  • Moto Mods: fáciles de usar y agregan funcionalidades de valor.

En contra

  • No hay puerto para audífonos.
  • La batería llega rozando una jornada laboral.
  • Algunos Moto Mods tienen un precio elevado.
  • El precio es muy elevado respecto a modelos anteriores de Motorola.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
iPhone 7 Plus, análisis

Ver más artículos