Compartir
Publicidad
Airpods de segunda generación, los hemos probado: si algo funciona, déjalo como está
Análisis

Airpods de segunda generación, los hemos probado: si algo funciona, déjalo como está

Publicidad
Publicidad

Aunque muchos no lo acepten, los Airpods vinieron a sacudir el mundo de los audífonos inalámbricos. Y lo hicieron sobresaliendo en aspectos básicos, como la estabilidad de la conexión inalámbrica o la autonomía, consolidándose así como unas de las mejores opciones de este mercado.

Han pasado unos meses desde que se presentaron los nuevos AirPods, una segunda generación que tenía la difícil tarea de superar la vara tan alta que nos habían dejado sus antecesores. Ante ello Apple decidió ir por el camino más sencillo: si algo funciona déjalo como está, solo implementa funcionalidades adicionales para que sea más fácil usarlos y, por supuesto, sube su precio.

He pasado unas semanas usando los AirPods de segunda generación, así que aquí unos comentarios de la que supone ser una de las más esperadas renovaciones del amplio catálogo de Apple.

Diseño: son unos Airpods

Airpods2 Analisis 5

Estos nuevos AirPods son prácticamente idénticos a los de primera generación. De hecho si los sacamos del estuche y los comparamos lado a lado será imposible distinguir unos de otros. Algo malo, y bueno a la vez.

Digo que es bueno porque el diseño se ha convertido en uno de sus grandes distintivos: con orificios que emiten el sonido directo a nuestro oído y una "patita" que sirve para albergar su batería. Son de tipo in-ear, pero sin cancelación de ruido pasiva. Vamos, son idénticos a los EarPods que vienen en todos los iPhone desde 2012.

Si siguen dudando sobre si los sentirán cómodos o no, pueden tomar como referencia los EarPods.

Lo malo es que ese diseño arrastra el gran pecado de la primera generación: no son audífonos para todas las personas. Ni con el modelo original, ni con este, tuve problemas con que se cayeran o que, después de varias horas de uso, me lastimaran (de hecho después de un rato olvidé que los traía puestos). Pero ese fue mi caso particular. Hay muchas personas que siguen sintiendo los AirPods como unos audífonos incómodos, que no llegan a sostenerse con firmeza e incluso después de usarlos un rato terminan por lastimar.

Airpods2 Analisis 3

Si siguen dudando sobre si los sentirán cómodos o no, pueden tomar como referencia los EarPods. Si estos se les caen o los sienten incómodos, es casi seguro que les suceda lo mismo con los AirPods.

Llega la carga inalámbrica

Si bien los audífonos no sufrieron ningún cambio en su aspecto, su estuche de carga sufrió uno mínimo que forma parte de una de sus nuevas características insignia: la carga inalámbrica. Y es que ahora el LED que indica el estado de la batería del estuche ha pasado al exterior para conocer de forma sencilla si están cargando o si nos estamos quedando sin energía.

Airpods2 Analisis 11

El proceso de carga inalámbrica es tan simple como poner el estuche encima de un cargador que cumpla con el estándar Qi, e iniciará la transferencia de energía.

La carga inalámbrica me ofreció comodidad, pero a cambio de una carga más lenta.

Si bien con esta característica los AirPods se suban al mundo "verdaderamente inalámbrico", no ha sido una funcionalidad que haya impactado de forma notable en la experiencia de uso que tuve con ellos.

Me ofreció comodidad, sí, pero a cambio de una carga más lenta. Vía inalámbrica el estuche cargó al 100% en más de tres horas, un tiempo mucho mayor al que obtuve usando la vía alámbrica (Apple mantuvo el conector lightning): menos de dos horas.

Nuevo hardware, mejoras en la experiencia

El hardware es el que ha recibido mayores cambios. Ahora contamos con un nuevo chip llamado H1 que viene a suplantar al W1 que vimos en la primera generación. De hecho, ese chip es el que permite disfrutar de las mejoras en la experiencia de usuario.

Airpods2 Analisis 7

Ahora podemos invocar a Siri sin necesidad de presionar el lateral de los AirPods. Tan solo basta con decir un Oye Siri y el asistente responderá sin necesidad de hacer alguna acción adicional. Lo malo es que no sabemos si Siri nos está escuchando, o no.

Me explico. En un iPhone si decimos las palabras mágicas recibimos una retroalimentación en forma de sonido para que sepamos que Siri nos está escuchando, y ya después decimos el comando deseado. Pero esto no sucede con los AirPods, así que tendremos que decir el "Oye Siri + el comando o acción" y rezar para que el asistente nos haya escuchado y realice nuestra acción deseada. Un simple sonido de retroalimentación cada vez que llamemos a Siri podría ser la solución.

Tendremos que decir el "Oye Siri + el comando o acción" y rezar para que el asistente nos haya escuchado.

Este hardware también implementa algunas mejoras en la conectividad. Por ejemplo, Apple asegura que si cambiamos los AirPods de un dispositivo a otro, la conexión se establecerá más rápido. Esto, al menos en mi experiencia, no fue una mejora notable ni comparable con la generación anterior.

Airpods2 Analisis 1

El chip H1 también incorpora mejoras en la calidad del audio en modo manos libre y una menor latencia a la hora de disfrutar algún videojuego o un video. Algo de lo que, afortunadamente, no sufría la primera versión, y que por lo tanto no pude notar como mejoras reales en este modelo.

Emparejamiento, gestos y calidad de audio

Como es de esperar, los AirPods mantienen ese emparejamiento casi mágico con un iPhone o un iPad. Basta con acercarlos a alguno de estos dispositivos y nos aparecerá una notificación para iniciar el proceso de emparejamiento que se completa pulsando un botón. Y claro, lo mejor es que si vivimos dentro del ecosistema de Apple, bastará con sincronizarlos con un solo dispositivo y automáticamente estarán disponibles para "la conexión rápida" en los demás ya que se vinculan a nuestra cuenta de iCloud.

Airpods2 Analisis 8

Por cierto, si son usuarios de Android la sincronización no es igual de mágica (habrá que dejar presionado el único botón que tiene para ponerlos en modo "sincronización") pero de ahí en fuera, su calidad de audio, mínima latencia y estabilidad en la conexión es idéntica. En torno a funcionalidades, perdemos cosas como el invocar al asistente virtual con tan solo la voz (no hay compatibilidad con Google Assistant ni Alexa) o el sensor que detiene la reproducción cuando nos lo quitamos. Solo nos quedamos con el doble toque para detener la reproducción.

Usándolos en Android su calidad de audio, mínima latencia y estabilidad en la conexión es idéntica.

Hablando del doble toque, no quiero terminar esta sección sin hacer un comentario sobre los gestos de estos nuevos AirPods. Seguimos sin tener un control de volumen directamente en los audífonos. Sí, podemos parar la reproducción al quitarnos uno de los audífonos, o configurar el doble toque para que también sirva, por ejemplo, para adelantar las canciones. Pero desgraciadamente si queremos subir o bajar el volumen, o sacamos nuestro smartphone o le decimos a Siri que lo haga.

Soy usuario del Apple Watch, así que en las semanas que usé estos audífonos el reloj me sirvió como control de volumen. Sin embargo, dudo que alguien esté pensando en comprar un dispositivo de más 6,000 pesos para controlar el volumen de sus audífonos.

Airpods2 Analisis 12

La calidad de sonido se mantiene idéntica que la de la generación anterior. No son unos audífonos pensados para los exigentes en audio, pero son suficientes para quienes gusten del sonido equilibrado. Por su diseño las frecuencias bajas son las menos protagonistas, pero tampoco es que pasen totalmente desapercibidas como en otros audífonos con este factor forma.

Eso sí, no hay ningun tipo de cancelación de ruido, más la poca que se puede crear al colocarlos en los oídos. Claro que es un punto negativo frente a otros competidores del mercado, que incluso aprovechan el diseño in-ear para tener una cancelación pasiva.

No son unos audífonos pensados para los exigentes en audio, pero son suficientes para quienes gusten del sonido equilibrado.

Por último hablemos de su autonomía. Las cifras fueron muy parecidas a las obtenidas con la primera generación: durante un fin de semana cargué el estuche y los audífonos al 100%, escuché música con ellos entre tres y cinco horas diarias, y la batería (incluyendo la del estuche) se agotó hasta el fin de semana siguiente. Lo máximo que alcancé con los audífonos fueron unas cinco horas de música ininterrumpida.

Airpods2 Analisis 6

La opinión de Xataka México

Los AirPods de segunda generación siguen siendo unos de los mejores audífonos inalámbricos del mercado se buscan unos con estuche pequeño, con calidad de audio promedio y una sólida autonomía. Lo mejor es que ahora vienen con añadidos interesantes, como la carga inalámbrica, la escucha continua de Siri y ligeras mejoras en su conectividad.

Desgraciadamente no son perfectos ya que, más allá de sentirse como una mejora muy ligera respecto a la generación anterior, arrastran algunas de sus debilidades: como no tener ningún gesto para controlar el volumen.

Airpods2 Analisis 10

Si tienen la primera generación y funcionan igual de bien que el día uno, pueden omitir sin problemas esta nueva versión, no ganan y ni pierden mucho. En cambio si ya tienen problemas con la batería de sus Airpods (recordemos que no hay ninguna forma de reemplazarla) encontrarán a esta segunda generación como una opción ideal, tanto en calidad como en funcionalidades. Además se llevan la carga inalámbrica de regalo.

Aunque ojo, si no quieren desembolsar tanto (y tampoco les importa la carga inalámbrica) tienen la opción de comprar esta segunda generación con un estuche alámbrico. Tiene las mismas mejoras de hardware, solo que para cargarlos habrá que conectar un cable lightning.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio