Huawei MateBook X Pro 2022, la hemos probado: a falta de mejora en procesador, la pantalla y el trackpad se roban el show
Análisis

Huawei MateBook X Pro 2022, la hemos probado: a falta de mejora en procesador, la pantalla y el trackpad se roban el show

Nunca es un mal momento para conocer una nueva MateBook X Pro, a sabiendas que se trata de una de las laptops más estéticas y llamativas, y que sin duda el segmento de cómputo es uno en el que Huawei ha ganado presencia tras la debacle con la línea de móviles.

Tanto por el subfijo "pro" como por el precio de 50,000 pesos, sabemos que estamos ante una laptop premium, pero la interrogante a resolver es si la nueva iteración de la laptop más avanzada de Huawei tiene algo que decir para su versión de 2022. Después de un par de semanas con ella, esta es la experiencia de uso de la nueva MateBook X Pro 2022.

Características técnicas

HUAWEI MATEBOOK X PRO (2022)

DIMENSIONES Y PESO

310 x 221 x 15,5 mm
1,38 kg

PANTALLA

14,2" LTPS (3:2)
3.120 x 2.080 px (264 ppp)
90 Hz
Multitáctil de 10 puntos
Ratio 92,5%

PROCESADOR

Intel i7-1195G7

MEMORIA

16 GB LPDDR4

ALMACENAMIENTO

512 GB / 1 TB SSD

SISTEMA OPERATIVO

Windows 11

PUERTOS

USB-C x 4 (2 x Thunderbolt 4), jack 3.5 mm

SONIDO

6 altavoces estéreo 4 micrófonos

PRECIO

49,999 pesos

Pantalla, deslumbrante como ella sola

Si en algo brillan las Matebook X Pro es en sus pantallas. Ahora, la nueva versión, lo hace también literalmente. El brillo que alcanza el panel es de 500 nits (en la versión pasada eran 450), lo que se traduce en una experiencia solvente para usarle hasta en exteriores a luz directa de sol. Es también una buena noticia para quienes utilicen el equipo para consumo multimedia en exteriores, aunque honestamente no es que las pantallas de pasadas versiones quedaran mal paradas en término de brillo.

Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show 3

Por lo demás, el panel excede el término de "cumplidor". Es un panel 3K LTPS de la que ninguna queja puede hacerse en términos de resolución. Incluso ha encontrado la forma de crecer ligeramente respecto a la versión pasada en donde se contaba con una diagonal de 13.9 pulgadas. Ahora en la versión de 2022 la diagonal es de 14.2 pulgadas y Huawei permanece fiel a la idea de usar ese tamaño en un formato 3:2.

Todo parece indicar que Huawei ha decidido reforzar la idea de que la Huawei Matebook X Pro es un acompañante ideal de quien le utiliza para labores de diseño y producción multimedia. Sucede que la pantalla además de ser de 90Hz, ahora tiene certificación VESA Display HDR 400 y una relación de contraste de 1500:1.

Tomemos un momento para evaluar lo que eso significa. La certificación VESA Display HDR 400 implica que la luminancia pico de un monitor es de 400 candelas por metro cuadrado. Además la luminancia de niveles de negro es de solo .4 candelas por metro cuadrado. Ese contraste es ideal para monitores que se precien de ser compatibles con HDR. Aún así, la VESA HDR 400 es la certificación más elemental de la 'Video Electronics Standarts Association'.

El panel es multitáctil de 10 puntos, tal como el del año pasado
Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show 2

Ni siquiera en puntos por pulgada la Matebook X Pro es menor a la del año pasado que contaba con 260 ppp. La versión de 2022 es de unos muy buenos 264 puntos por pulgada. La clave está en que Huawei incrementó la resolución acompañando el crecimiento de la diagonal. Ahora la resolución es de 3120 x 2,080 pixeles.

La Matebook X Pro sigue siendo una laptop moderadamente liviana, con 1.38 kilogramos, con todo y el aumento de diagonal que experimentó el panel. El grosor también es contenido dado que en su punto más grueso la laptop mide 14.6 milímetros. Los marcos también continúan siendo mínimos con todo y el reajuste que Huawei ha tenido que hacer ahora que, por fin, decidió prescindir de uno de los elementos distinguibles de algunas de sus laptops: la cámara que en vez de estar en el extremo superior de la pantalla, se escondía debajo de una de una tecla.

Han tenido que pasar años pero, en lo que parece ser un reconocimiento del desfavorable ángulo del que proveía al usuario al hacer videollamadas, Huawei por fin ha desplazado la cámara a la ubicación más convencional de todas. En el proceso no ha renunciado en marcos mínimos, lo que es una buena noticia considerando lo portentoso de la pantalla que equipa la Matebook X Pro. Como ventaja añadida de reposicionar la cámara ahora Huawei equipa de reconocimiento facial a su laptop insignia y el funcionamiento es suficiente para no obligarnos a deslizar el dedo por sensor de huellas cada vez que haya que encender la laptop.

El reconocimiento facial es solvente para la mayoría de las ocasiones, salvo cuando se trata de condiciones de poca luz. En esos casos hay que recurrir a la huella digital cuyo sensor es muy eficiente por su rapidez.

Img 20220126 143248
La Matebook x Pro 2022 es muy delgada.

Puertos es otro rubro en el que Huawei por fin comienza a escuchar las críticas. La versión inmediata anterior solo equipó dos puertos USB-C y ahora la versión de 2022 tiene disponibles cuatro de ellos, dos de los cuales son compatibles con Thunderbolt 4. En el extremo izquierdo también hay espacio para un puerto de jack 3.5 milímetros, solo que se ubica casi en la esquina con la pantalla, lo que es una posición extraña dado que el cable fácilmente termina por encimarse en el teclado. La solución es reiteradamente colocarlo a un costado o por debajo de la laptop.

Un trackpad útil como nunca

Huawei una vez más destaca por su sonido, no particularmente por el rango de frecuencias, pero sí repitiendo lo que ya sabe hacer muy bien: la experiencia envolvente. A la Matebook X Pro le acompañan dos bocinas más que la del año pasado para llegar a los seis altavoces. El resultado es una experiencia equilibrada, muy inmersiva, pero que todavía no será suficiente para los asiduos de las frecuencias graves.

La experiencia añadida más notable está en la superficie, pero no es fácil dar con ella a primera instancia. El trackpad ahora es ligeramente más largo de manera que es uno ya bastante grande. No es fortuito: ahora el trackpad cuenta con unos muy útiles gestos para ajustar rápidamente brillo, volumen, y desplazar rápidamente si se está reproduciendo un video.

Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show

El brillo se gestiona deslizando el dedo hacia arriba y hacia abajo en el extremo izquierdo del trackpad. El volumen mientras tanto se gestiona deslizando el dedo hacia arriba y hacia abajo en el extremo derecho del trackpad. Finalmente si se está reproduciendo un video, la barra de reproducción puede controlarse rápidamente deslizando el dedo de izquierda a derecha en el extremo superior del trackpad.

Además, al estilo de lo que pasa con el smartphone, si se golpea el trackpad con el nudillo una vez se ejecutará una captura de pantalla. De hacerlo dos veces comenzará la grabación de pantalla, la cual termina solo con volver a golpear con el nudillo una vez más.

Para hacer todavía más útil las funciones, Huawei ha equipado una respuesta háptica, de manera que el usuario sabe inmediatamente cuando el gesto se está ejecutando con precisión, útil sobre todo cuando se trata de los primeros gestos que implican deslizar el dedo en alguno de los costados. El resultado es de una utilidad espectacular. Por más sencillo que suene, los gestos en trackpad y lo bien que se desenvuelven harán que sea una de las características que más extrañe de la Matebook X Pro 2022.

El teclado cuenta con retroiluminación en dos niveles de intensidad

En cuanto a batería, la Matebook X Pro 2022 ahora incorpora un adaptador de corriente de 90W lo que produce que la batería de 60Wh esté completa en menos de hora y media. Solo 30 minutos de carga producirán alrededor de 38%, de manera que es difícil padecer por carga de batería.

Una vez completa la carga la laptop será suficiente en la mayoría de los casos para completar una jornada laboral. Solo cuando he experimentado con juegos o programas de video no he alcanzado las ocho horas de autonomía, lo que solo puedo asumir podría ser un problema par editores de video. Quien no se dedique a ejecutar programas tan demandantes o videojuegos que requieran capacidad gráfica, no tendrán mayor problema para que la batería rinda lo suficiente para un día completo.

Sin actualización en procesamiento

Img 20220126 143136

Lo aclaro de una vez, la Matebook X Pro 2022 no es una para juegos que requieren capacidad gráfica. Ya no hablemos de los más demandantes, la laptop me ha sido insuficiente para jugar Fortnite en calidad épica o alta, de forma que solo he podido llevar a cabo partidas con gráficas en calidad media, y aunque los fps se mantuvieron la mayor parte del tiempo en 30, tuve caídas de hasta 20 cuadros por segundo sobre todo cuando de encuentros con alguien más se trató. Desde luego no salí airoso de la pelea.

La alternativa es activar el modo de rendimiento, para lo que se necesita tener la laptop conectada a corriente y con más del 20% de batería. Aunque el juego ha sido ligeramente más estable, en calidad alta experimenté caídas para llegar hasta 10 fps.

Habiendo dicho eso, la Mateboox X Pro 2022 me ha sido suficiente para tareas no muy exigentes en Audition, Premiere y, con un poco de menor desempeño, Photoshop. Si de números se trata, los benchmarks son los siguientes:

Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show
Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show

En cuanto a velocidades del SSD de 1TB, estamos ante 3410 mb/s en lectura y 2809 en escritura:

Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show

Una de las cosas que más llaman la atención al momento de ver la hoja de especificaciones técnicas de la laptop es que este año no hubo actualización de los procesadores Intel Core. La Matebook X Pro se queda con procesadores de decimo primera generación y se limita a una actualización muy discreta, para pasar del Core i7 1165g7 del año pasado, a un i7 1195G7. El resumen es que las dos versiones son muy similares, aunque la iteración es de este año tiene una muy ligera mejor velocidad.

El caso es curioso porque las laptops que se renuevan cada año podrían repetir especificaciones del año pasado, como es en el caso de pantalla, RAM, u otras, pero muy pocas veces se ve una siguiente versión que no renueve generación de procesador. He preguntado directamente a Huawei sobre el porqué de la carencia de actualización, pero al momento del cierre de este texto no he obtenido una respuesta concreta.

Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show

En todo caso, donde la Matebook X Pro repite el excelente desempeño de sus versiones anteriores es en el muy escaso ruido del equipo. Para quienes busquen un quipo que sea silencioso, la Matebook X Pro parece un acompañante natural. La verdad es que versiones pasadas ya lo han hecho muy bien en cuanto a disipación de calor. El único momento en que los ventiladores han hecho ruido apreciable es al activar el modo de rendimiento (fn+p).

La Matebook X Pro 2022 ejecuta de fábrica Windows 11 Home

Funciones para un nicho

Hay características extra de la Matebook X Pro que desafortunadamente no he podido probar.

Huawei está muy orgulloso de la compatibilidad que tiene con su ecosistema, tal y como en años pasados, y en ese campo tenemos desde luego la conexión simultánea con el smartphone Huawei a través de la cual es posible manipular por completo el dispositivo conectado desde la laptop. La función la hemos explorado a detalle en otras reseñas.

Las opciones que no he probado son, desafortunadamente, algunas de las que Huawei está más orgulloso. Por ejemplo, ahora la laptop puede configurarse para mantener conexiones individuales con dispositivos conectados, desde el P50 Pro hasta monitores como el Mateview, ambos disponibles en México. En el caso de cualquier dispositivo con EMUI 12 se pueden realizar búsquedas entre los dispositivos conectados con ayuda de inteligencia artificial, según explica Huawei.

Huawei Matebook X Pro 2022 La Hemos Probado A Falta De Mejora En Procesador La Pantalla Y El Trackpad Se Roban El Show

De haber un teléfono conectado se pueden desplegar hasta tres ventanas con apps distintas en la laptop. La idea es facilitar el intercambio y transferencia de archivos entre la laptop y el smartphone. También es posible usar la Matepad Pro o la Matepad 11 como pantallas secundarias, o en el caso de un monitor proyectar inalámbricamente con muy baja latencia, de acuerdo a Huawei.

Pero el requisito indispensable de que los dispositivos conectados deban tener EMUI 12, me ha hecho dudar sobre cuántos usuarios que tienen dispositivos bajo el paraguas de Huawei, no tienen acceso a todas las ventajas del ecosistema por falta de actualización de software. Es claro que usuarios que tienen dispositivos de varias marcas se pierden de funcionalidades que año con año Huawei trabaja e implementa para demostrar que tener un ecosistema con sus productos tiene ventajas adicionales, pero la falta de actualización del sistema operativo ha dejado fuera de varias características interesantes a dispositivos que tienen solo dos o tres años en el mercado.

Quizás este sea un tema olvidado en un par de años, cuando HarmonyOS permee por doquier y por fin lleguen sus actualizaciones a dispositivos que vivieron en la era de las GAPPS, pero hasta entonces, temo que una buena parte de usuarios de Huawei estén viéndose obligados a renovar sus dispositivos para sacar todo el provecho que deberían de los cada vez más diversos equipos que Huawei trae a México.

La opinión de Xataka México

Img 20220126 142818

Los elementos que la destacan a la Matebook X Pro del resto de laptops del segmento han estado ahí desde hace algún tiempo, desde la resolución 3K, hasta la pantalla multitáctil y el peso y tamaños limitados. Los añadidos en esos rubros son mínimos y se quedan una extensión de .3 pulgadas para la diagonal, mejores certificaciones para color, y 50 nits más para una pantalla que por sí sola ya era fantásticamente brillante.

Las actualizaciones importantes se limitan a cuatro: la laptop siendo un nuevo súper centro de dispositivos Huawei (y esa experiencia es una que no atraerá a todos); la decisión de por fin equipar más puertos, ahora con cuatro USB-C (el doble que el año pasado); el reacomodo tan solicitado de la cámara; y un trackpad que es mucho más práctico que cualquiera que haya aprobado antes. El precio a pagar por los ajustes es la falta de actualización en otros rubros que sin duda lo merecían, como la versión de Windows (que sigue siendo Home) y, desde luego, la falta de procesadores de decimo segunda generación.

La Matebook X Pro conserva el precio de iteraciones pasadas, en la barrera de los 50,000 pesos. Las actualizaciones no cambiarán el juego de la laptop insignia de Huawei, pero sin duda deja sin vigencia a la versión del año pasado. Por tiempo limitado el precio de la Matebook X Pro será de 44,999 pesos y en su compra en línea los usuarios recibirán de regalo una Huawei Sound X y una garantía extendida por un año.

Temas
Inicio