Compartir
Publicidad
Moto Z3 Play, análisis: quizá Motorola no necesite un flagship
Análisis

Moto Z3 Play, análisis: quizá Motorola no necesite un flagship

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka México

Además de los Moto Z, la familia modular de Motorola ha tenido otros integrante en su catálogo: los Moto Z Play mantienen la compatibilidad con los Moto Mods, incorporan un hardware menos potente y bajan de forma considerable su precio.

El año pasado recibimos la secuela de este modelo, que considero una de las mejores que ha hecho Motorola: adelgazó su cuerpo, incorporó metal como material principal y mantuvo ese interesante equilibrio entre potencia y autonomía que muchos gama alta envidiarían.

Pero llegamos a 2018 y la tercera generación, el Moto Z3 Play, ya está aquí: sigue siendo compatible con los Moto Mods, tiene un cuerpo muy esbelto, se olvida del jack de 3.5 milímetros e integra una pantalla 18:9 y doble cámara. ¿Sumarse a las tendencias del mercado será suficiente para destacar en la competida gama media-alta?

Trataré de contestar esa y otras preguntas en este análisis a fondo del Moto Z3 Play.

Especificaciones técnicas

Moto Z3 Analisis 3

Creo necesario hacer un repaso por las especificaciones de este smartphone, más por saber las versiones que llegaron a México y en concreto la que he analizado. Aquí la tabla con cada una de las características:

Moto Z3 Play

DIMENSIONES FÍSICAS

156.5 x 76.5 x 6.8 milímetros

PESO

156 gramos

PANTALLA

6.01 pulgadas superAMOLED

RESOLUCIÓN

1080 x 2160 pixeles

PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 636, Octa-Core a 1.8 GHz

RAM

4/6GB

ALMACENAMIENTO

64/128GB ampliables vía microSD

BATERÍA

3000 mAh

CÁMARAS

Dual 12 megapixeles + 5 megapixeles, frontal de 8 megapixeles.

SISTEMA OPERATIVO

Android 8.0 Oreo1

CONECTIVIDAD

WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, GPS y LTE

PRECIO

11,499 pesos versión de 4GB/64GB y 12,999 pesos versión de 6GB/128GB.

¿Cómo mejorar un diseño al que te comprometiste desde 2017?

Cuando Motorola mostró la idea de los Moto Mods, de forma silenciosa estaba atándose a unas líneas de diseño que tendrían que mantener por los años en los que quisieran que los Moto Z fueran compatibles con estos módulos.

Sin embargo, han pasado dos generaciones de estos equipos y ha habido cambios en los materiales y en algunos componentes para mejorar un poco el diseño base de los Moto Z.

Moto Z3 Analisis 12

En esta tercera generación vuelven los cambios, pero ahora no los hacen para mejorar apartados de forma puntual, sino para adaptarse a las nuevas tendencias del mercado. En específico, a la tendencia de las pantallas 18:9 y los marcos pequeños.

La parte delantera del Moto Z3 Play es la que sufre más cambios. Más allá de eliminar el famoso 'Moto' para ahora integrar el nombre completo de la compañía, se ha montado un panel de enorme tamaño (6 pulgadas), que está metido dentro del cuerpo de los Moto Z originales.

El aprovechamiento del frontal es del 77.9%, no es el mejor del mercado, pero es mucho mayor que el de sus antecesores, que rondaba en el 70.1%. Además, Motorola ha querido embellecer la pantalla con unas curvas en sus esquinas, algo ya clásico en los teléfonos con pantallas 18:9.

Moto Z3 Analisis 7

La parte trasera también se actualizó respecto a lo que ofrecía el modelo de 2017. Vuelve la apuesta por el cristal, con los conectores para los Moto Mods en la parte baja y una sección circular para el módulo fotográfico que sigue siendo prominente del cuerpo principal. A estas alturas no es algo que me moleste, pero sé que las "jorobas" no son de agrado de muchos.

Pero si el sensor no está ni en la parte trasera ni en la delantera. ¿Dónde está?. En el marco. El Moto Z3 Play apuesta por una idea que otros fabricantes exploraron pero que, curiosamente, no tuvo futuro: embeber el sensor de huellas en uno de los laterales.

Tuve miedo de la nueva posición del sensor, ya que mi experiencia se limitaba a sensores en la parte delantera o trasera (nunca tuve oportunidad de analizar a fondo algún Xperia de gama alta), sin embargo, quedé bastante satisfecho. Y es que el lateral es un lugar al que podemos acceder teniendo el teléfono en una mesa, al sacarlo rápido de la bolsa e incluso al agarrarlo con la mano izquierda.

Moto Z3 Analisis 14

Claro, aunque todo esto tiene truco. Por ejemplo, si queremos desbloquear el teléfono sin levantarlo de la mesa (con la mano derecha) habrá que grabar la huella del dedo índice derecho; si queremos desbloquearlo con la mano izquierda, habrá que grabar la huella del dedo índice de esa mano.

Lo que yo recomiendo es ocupar los cinco espacios de huellas y grabar los dedos índices y pulgares de ambas manos así como el dedo medio de la mano izquierda, eso será suficiente para que en tengamos facilidad de desbloquear el móvil en la mayoría de situaciones y con ambas manos.

Aunque la posición del sensor me convenció, tengo una crítica. Hubiera querido que también pudiéramos bloquear el teléfono con el sensor. Tenemos el botón de bloqueo/encendido en el lateral izquierdo, y me incomoda tener que recurrir al extremo opuesto para apagar la pantalla.

Moto Z3 Analisis 13

Un apunte adicional del diseño. El Moto Z3 Play es ligeramente más grueso que su antecesor, desgraciadamente eso no evitó que esta generación perdiera el jack de 3.5 milímetros para audífonos, pero de eso hablaremos en un apartado posterior.

Pantalla: los AMOLED conquistando la gama media-alta

Me gusta que la gama media-alta sea la que apueste más por paneles AMOLED, incluso antes que otros modelos de gama alta. El Moto Z3 Play tiene una pantalla de 6.01 pulgadas con una resolución de 1080 x 2160 pixeles y una densidad de 402 pixeles por pulgada.

Como hemos dicho, es un enorme panel metido en un cuerpo de contenidas dimensiones. No hay ninguna sorpresa con esto al saber que su relación de aspecto ahora es 18:9, mostrando más información de manera vertical.

Moto Z3 Analisis 4

El panel es de gran calidad, tiene los clásicos colores saturados de los AMOLED y con ligeras variaciones de éstos cuando vemos la pantalla de ángulos abiertos, pero en general cumple en reproducción de color y contraste.

Lo que sí se me antoja corto es el brillo máximo, no es que sea imposible ver el contenido bajo la luz del sol, pero pudo haber sido ligeramente más alto. Mi recomendación es que usemos siempre el ajuste automático, mejora la experiencia un poco.

Moto Z3 Analisis 19

En ajustes tenemos opciones para cambiar la temperatura de color, la neutra fue mi preferida. También podemos cambiar el modo de color, ya sea a tonos más estándar o a saturados, ahí es a decisión personal.

Rendimiento: buscando un equilibrio

El Moto Z3 Play se coloca un paso abajo de la gama alta. Aún cuando el diseño sea bastante premium, es difícil comparar su rendimiento con un flasgship. Sin embargo, Motorola ha intentado que los Moto Z Play tengan un buen equilibrio entre rendimiento y autonomía, y este modelo no puede ser la excepción.

Moto Z3 Analisis 15

El chipset elegido para este modelo es el Snapdragon 636, que está enfocado para potenciar la gama media alta Android. La versión que probamos se complementa con 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento.

Todo el conjunto ofrece un rendimiento más que adecuado para el día a día, y peligrosamente cercano al que obtenemos con un gama alta. No hubo app o juego que haya comprometido el rendimiento del equipo. Aunque en los benchmarks, su puntuación es más baja que, por ejemplo, equipos con Snapdragon 845. Un usuario promedio, e incluso alguien que busque potencia para juegos, encontrará un rendimiento más que suficiente.

Me gusta que Motorola por fin haya optado por traer diferentes versiones de este equipo a México, así tenemos la oportunidad de elegir una ligera mejora de rendimiento y más almacenamiento pagando un poco más. Por cierto, si para alguien esos 128GB de la versión top se le quedan cortos, se puede usar una tarjeta microSD de hasta 512GB.

Ejecutando AnTuTu su puntuación fue de 103,232 una cifra mayor a la que obtenemos con equipos Snapdagon 625, 626 y 630.

Un día de autonomía, sin complicaciones

Como decíamos en el apartado anterior, Motorola ha cuidado con especial detalle la autonomía de sus smartphones con apellido Play. En este modelo encontramos una batería de 3000 mAh, menor a la del Z Play original, pero con una autonomía encima de la media.

Moto Z3 Analisis 17

Con una carga completa el teléfono pudo soportar una jornada completa, de las 7am a las 8pm, sin dificultad. Y lo mejor es que termina con un 25% de batería sobrante, no para soportar un día más, pero sí para darnos algo de holgura por si en el día hicimos mucho uso de, por ejemplo, la cámara o el GPS.

El círculo se cierra con la tecnología de carga rápida. El teléfono es compatible con TurboPower, el nombre de la carga rápida de Motorola, por lo que en 15 minutos puede almacenar poco más del 25% de su capacidad, llegando al 100% en poco más de una hora.

Y le decimos adiós al puerto para jack de audífonos

El altavoz del Moto Z3 Play está en el frontal, en el mismo lugar donde se encuentra el auricular para las llamadas. Ni su potencia ni su calidad son sobresalientes, están dentro de la media, además no cuenta con Dolby Audio como los Moto G6.

Moto Z3 Analisis 26

Sumando a las carencias de este apartado, habrá que olvidarnos del puerto para audífonos. Pese a tener un grosor similar a su antecesor, el teléfono le dice adiós al conector jack de 3.5 milímetros, obligándonos a: comprar unos audífonos inalámbricos, comprar unos audífonos con USB Type-C o usar el adaptador que incluye en la caja.

Motorola, y otras empresas, tendrán sus razones para olvidarse de este puerto, pero siento que esta características era un auténtico plus de los Z Play, y que lo hacían diferenciarse (aún más) de sus hermanos mayores. En fin, es lo que hay.

Cámara: un segundo sensor que aporta poco

Por primera vez en tres generaciones la línea Z Play integra una doble cámara. Motorola ya intento este tipo de configuración en un montón de modelos durante 2017, pero habiendo llegado a la gama media (sus Moto G) era lógico que también la montara en su gama media-alta.

Moto Z3 Analisis 10

La configuración es bastante sencilla, tenemos una sensor principal de 12 megapixeles (con apertura f/1.7) acompañada de un sensor de 5 megapixeles que se dedica a capturar información de profundidad.

La cámara está dentro de lo que esperamos de un teléfono de 2018 en su rango de precios. Con suficiente luz obtenemos fotos interesantes, con buena reproducción de color y detalles, algo que no me sorprende, pues smartphones que cuestan la mitad ofrecen resultados similares.

Img 20180709 095526699 Hdr
Img 20180709 095621008
Img 20180707 182417981 Hdr
Img 20180709 095417501 Hdr
Img 20180623 173337199 Hdr

En situaciones de poca luz la cámara muestra debilidades, problemas con el enfoque y aparición de ruido, pese a ello las fotos son útiles y si sostenemos con firmeza el móvil, seguro obtenemos capturas más bonitas.

Dentro de la app encontramos un montón de modos de la cámara, el que más destaca entre todos es el 'Retrato', el cual hace uso del segundo sensor para crear un efecto bokeh en el fondo del objeto o sujeto que queramos fotografiar.

¿Funciona? claro, ¿es el mejor? ni de lejos. Podemos obtener buenas fotos con el fondo desenfocado, pero sigue habiendo problemas en la detección de contornos del sujeto y a veces es difícil que el enfoque se mantenga a donde nosotros lo queremos.

Retrato Z3

También tenemos otros modos como el 'Recorte' (para sobreponer dos imágenes) o el 'Color directo' (para mantener un color previamente seleccionado en toda la escena). También hay uno adicional llamado 'Cinegrafia' para hacer GIFs dejando fija una parte de la foto y otra en movimiento, claro que para aprovecharlo hay que ser creativos.

La app de cámara mantiene el aspecto que ya vimos en los Moto G6, con el acceso a los modos mediante una cuadrícula cerca del obturador y con accesos rápidos al flash, HDR, temporizador, las fotos con movimiento (como las Live Photos de iOS) y al modo manual que tiene la misma interfaz que la generación pasada.

En el modo de video tenemos la posibilidad de capturar imágenes en 4K a 30fps o en 1080p a 60fps. Ambos modos son buenos, en uno ganamos resolución y en otros fluidez, pero para obtener los mejores resultados en los dos habrá que tener buena luz.

Moto Z3 Analisis 18

La cámara frontal no tiene sorpresas, cuenta con un sensor de de 8 megapixeles con una calidad bastante promedio. Curioso que en esta generación nos olvidamos del flash LED y ahora debemos usar un flash de pantalla: cuando tomemos una foto en plena obscuridad la pantalla se iluminará en blanco al brillo máximo para iluminarnos. También tenemos un modo belleza, para quien guste esconder las imperfecciones.

Como apunte final de este apartado, la interfaz de la cámara cuenta con un acceso directo a Google Lens, funcionalidad con la que podemos reconocer y obtener información de objetos, animales o lugares con tan solo tomarles una foto. Para quien no lo sepa, el sistema se alimenta de Google Assistant.

Software: Motorola sigue sumando cosas útiles a Android

A estas alturas todos sabemos qué nos encontramos en el software de los teléfono Motorola, la última versión de Android publicada a la fecha y un aspecto stock, como los Pixel. Para mi, esto sigue siendo un punto diferencial ante la reñida competencia del mercado, siendo además un plus que beneficia al rendimiento general del equipo.

Moto Z3 Analisis 16

Pero Motorola sigue añadiendo algunas funciones adicionales para potenciar el sistema operativo. No me voy a detener a revisar cada una de ellas, ya que son muy conocidas: gestos para activar la cámara y la lampara, gestos para silenciar una llamada o activar el modo 'No molestar', o la pantalla Moto que muestra información sin necesidad de encender todo el panel.

Moto Z3 Analisis 20

Pero hay un añadido que por primera vez estrena la compañía: la navegación por gestos directamente en la pantalla. Si la activamos los botones Android desaparecerán y se mostrará una pequeña barra con la cual podemos ir al inicio presionándola, ir hacia atrás con un swipe a la izquierda y abrir la multitarea con un swipe a la derecha; también podemos invocar a Assistant dejándola presionada.

Motorola no se ha pronunciado al respecto de las actualizaciones de próximas versiones del sistema operativo, pero esperamos que al menos la empresa esté pensando en actualizar a Android P este Moto Z3 Play.

La opinión de Xataka México

Como lo esperamos de cada nueva generación, el Moto Z3 Play es una mejora notable del Moto Z2 Play que vimos el año pasado. Estamos ante un teléfono con pocas quejas dentro del segmento donde compite, tiene potencia suficiente, una cámara respetable, diseño premium y una batería que nos dará batalla para una jornada sin problemas. Todo esto con el plus de que, si tenemos algún Moto Mod, podemos sacarle provecho.

De hecho este Moto Z3 Play me deja más en claro algo que he notado en los últimos meses: la gama media-alta se está acercando peligrosamente a la gama alta. Desde el año pasado la línea entre esos dos segmentos del mercado se está haciendo más y más delgada, y este smartphone es una prueba de ello.

Moto Z3 Analisis 1

Entonces, teniendo un equipo de gama media-alta bastante sólido y que cada vez se diferencia menos de la gama alta ¿Motorola de verdad necesita un flagship este 2018?, creo que de momento no, ya que pagar un precio más elevado por mejoras puntuales en el procesador y cámara (que seamos sinceros, la de los Moto Z ha estado un paso abajo de la competencia por dos generaciones) podría no compensarnos tanto, a menos que la empresa nos sorprenda y lance ese Moto Z3 con pantalla curva que se filtro.

Por cierto, este año se cumplen tres años de la promesa de mantener retrocompatibilidad con los Moto Mods, será interesante conocer el camino que tomará Motorola en los próximos meses, ya que por fin se podrán librar del diseño con el que se comprometieron en 2016.

8.8

Diseño9.0
Pantalla8.75
Rendimiento8.75
Cámara8.5
Software9.0
Autonomía9.0

A favor

  • Ha mejorado un diseño que Motorola estaba comprometido a cumplir. Cristal, pantalla 18:9 y una nueva posición del sensor de huellas.
  • Los añadidos de software suman a la experiencia, además Android puro sigue siendo un gran plus.
  • Buen equilibrio entre rendimiento y autonomía.

En contra

  • No hay jack para audífonos.
  • El segundo sensor aporta poco al apartado fotográfico, el modo 'Retrato' necesita mejroas.
  • La versión con 6GB de RAM y y 128GB de almacenamiento sube de forma considerable su precio.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio