Publicidad

Nexus 6, análisis

Nexus 6, análisis
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace medio año, Google presentó el sexto miembro de su familia de smartphones Nexus, y como es costumbre, lo hizo con el fabricante más destacado del momento y cuyo honor le correspondía a Motorola, empresa que mostró de lo que era capaz durante el 2014 y repetía el éxito durante el 2015.

A pesar de que ya tenga un tiempo entre nosotros, hoy en día se sigue tratando de un equipo puntero, y como tal, debe de cumplir con ciertas expectativas y superar otras tantas, además de sobrellevar un par de críticas, pero, ¿realmente hace honor a su linaje?.

Especificaciones técnicas

Al entrar en tema de hardware, realmente tenemos un equipo bastante redondo debido a las grandes características que lo acompañan, ya que este Nexus sobrepasa a cualquiera de sus antecesores y se coloca como un verdadero gama alta por todo lo largo y ancho de lo que esto significa.

Nexus 6
Dimensiones físicas 82.98 x 159.26 x 10.06 milímetros
184 gramos
Pantalla AMOLED de 5.96 pulgadas
Resolución 2560x1440 píxeles (493 ppp)
Procesador Qualcomm® Snapdragon™ 805 de 4 núcleos a 2.7 GHz
Procesador gráfico Adreno 420
RAM 3 GB (LPDDR3)
Memoria 32/64 GB (no microSD)
Versión software Android 5.0 Lollipop (disponible Android 5.1 al salir de caja)
Conectividad WiFi 802.11ac 2x2 (MiMo), Bluetooth 4.1
NanoSIM
LTE / NFC
Cámara Trasera 13 Megapíxels con Flash Led Dual
1/3.06”, f/2.0, 28mm
Estabilización óptica, HDR+, Vídeo 4K
Cámara Delantera 2 megapíxeles
Video Full-HD
Audio Doble bocina frontal
Batería 3,220 mAh (no extraíble), compatible con carga turbo
Otros Barómetro
Carga inalámbrica Qi
Puerto IR
Precio 9,999 pesos

Nexus 6: La evolución natural de la familia

Familia Nexus Nexus 4, 5 y 6

Los equipos Nexus nacieron del deseo de Google de demostrar lo que un teléfono inteligente podía ser sin necesidad de precios exorbitantes, encontrando un balance entre calidad y costo, además de ser hecho con los desarrolladores en mente. Sin embargo, no fue hasta el Nexus 4 donde era poco creíble un precio tan bajo y unas especificaciones tan buenas, y con el Nexus 5, Google nos terminó por mal acostumbrar.

Los teléfonos de Google siguieron una evolución que culminó con ese quinto, ofreciendo un equipo bastante completo y que ha servido como punto de inflexión e inspiración para unos, sin embargo, muchos sintieron que el Nexus 6 cambió algunas cosas, ya que el último dispositivo de la familia recibió críticas por dos frentes: uno por el lado del precio, y el otro por el del tamaño.

El precio del Nexus 6 está justificado por su tamaño y poder.

El primero no es un revés tan drástico, ya que como se mencionó, no fue hasta el Nexus 4 que estos dispositivos alcanzaron un precio tan bajo, pero con la repetición de la formula en el 5, muchos creyeron que el 6 sería igual y olvidaron que los Nexus anteriores tuvieron precios igual o más elevados.

Y es aquí que entra de forma importante lo segundo: el tamaño. Los smartphone Nexus terminaron su camino en el 5, puesto que el 6 es un phablet, y como tal, lo importante no es sólo el tamaño, sino el poder. Este es un Nexus que tiene características de un gama alta de su generación, no media o media alta, por lo que el precio es bien justificado.

Diseño

Nexus 6 Diseño

Motorola ha sabido crear grandes productos desde sus inicios, y han logrado mantener el ritmo y superarse durante los últimos años gracias a sus familias Moto del 2013 y 2014. El Nexus 6 es uno más de ellos, ya que las líneas que lo dibujan son bastante similares a las del Moto X 2014, pero haciéndolo en una escala mayor.

La parte frontal del equipo es un completo negro, incluso en la pantalla por el panel AMOLED, siendo flanqueada tanto en la parte superior como inferior por dos pequeños montes que es donde se colocan las bocinas. Como algunos han dicho, esto "rompe" con lo llano, sin embargo, ayuda a que el sonido no se quede atrapado y probablemente sirva como un "colchón" que proteja un poco el cristal a la hora de alguna caída.

En la parte trasera tenemos una cubierta de plástico con un cuerpo curvo que ofrece un buen agarre (pero que tiende a quedarse con la grasa de las manos), además de su distintivo dimple de Motorola y un "Nexus" con acabado metálico, que junto al color blanco, dan un toque de elegancia y simplicidad con un hipnótico lente de cámara y doble flash, creando una estética muy buena que podría ser "perturbada" por el micrófono en la parte inferior.

Nexus 6 Botones

A los lados, nos encontramos con un marco metálico muy agradable al tacto, pero que tiende a compartir el calor que en ocasiones alcanza el equipo, siendo acompañado en la parte derecha por los botones de volumen y encendido, justo un poco arriba de la mitad del cuerpo para facilitar su alcance.

El mundo de los phablets

Hay que decir que los phablets no son lo más atrayente que le ha sucedido a la tecnología dada la existente resistencia por sus enormes tamaños, y es completamente normal, ya que al verlos en un aparador o en la cara de una persona se siguen viendo... extraños, cuando menos.

Nexus 6 Diagonal

A pesar de lo anterior, cabe hacer una observación a favor y que no se verá respaldada en otros sitios o en la mayoría de ustedes, porque de manera personal, el Nexus 6 tiene un buen tamaño, y antes de que preparen la horca o las antorchas, explicaré lo anterior.

Nexus 6 Galaxy Note 4 iPhone 6 Plus LG G3
Alto (mm.) 159.26 153.5 158.1 146.3
Ancho (mm.) 82.98 78.6 77.8 74.6
Grosor (mm.) 10.06 8.5 7.1 8.9
Peso (gr.) 184 176 172 149

Dentro de los phablets de la generación 2014, "Shamu" hace honor a su nombre, y se coloca como el más grande de todos, tanto en dimensiones como en peso, sin embargo, es el de mayor pantalla y esto le da una pequeña ventaja sobre los demás y una buena justificación a su enorme cuerpo, pero entonces, ¿por qué tiene un buen tamaño?.

Si tienes un smartphone y una tablet de 7", deberías considerar cambiarlos por un phablet.

Para personas con manos grandes, los teléfonos de teclas eran una gran molestia de utilizar, ya que siempre uno presionaba más de una u otra que no era, y al usar un smartphone, a veces uno se tapa parte de la visibilidad de la pantalla con su propio dedo, sin embargo, el Nexus 6 es tan grande como para poder disfrutar de una película en un tiempo libre, pero sin llegar a ser tan enorme como una tablet que no cabe en el bolsillo del pantalón. Sí, es grande, pero ningún phablet ha sido diseñado para manejarse con una mano.

En lo personal, me mantenía escéptico de dichos equipos, ya que de lejos se ven algo estorbosos y poco cómodos, pero al probarlos, uno se acostumbra rápido al cambio e incluso aprende a aprovecharlo; si tienes un smartphone y una tablet de 7 pulgadas, deberías considerar cambiarlos por un phablet.

Pantalla de calidad

Nexus 6 Pantalla

El optar por un panel AMOLED es sin duda un gran acierto, ya que da mucha calidad sin arriesgar mucho la autonomía, dejando una diagonal que se disfruta y puede verse desde casi cualquier ángulo.

En conjunto con el sonido que tiene, la pantalla y sus dimensiones brindan una experiencia de un mini teatro en casa, ya que sus colores vivos y la gran diagonal son puntos considerables a la hora de reproducir multimedia, jugar, o incluso, trabajar.

Al estar frente a una pantalla QHD, la densidad de los píxeles realza la imagen, y aunque realmente sea algo "innecesario", se disfruta bastante a la hora de utilizarla y el sistema operativo trabaja bastante bien, aunque la falla llega por parte de los terceros, ya que muchas aplicaciones no están optimizadas para estos tamaños.

Claro que no podemos decir que sea el mejor panel de su generación, ya que ese sin duda se la lleva el Galaxy Note 4, mostrando que dejan su mayor calidad para ellos mismos, pero el componente vendido a Google no se queda atrás.

Cámara con potencial, pero sin respaldo

Nexus 6 Cámara

El apartado del Nexus 6 es otro de sus grandes cambios gracias a que finalmente tenemos un gran pixelaje en la cámara sin necesidad de ser malo, puesto que algunos han ofrecido más de 10 MP desde hace algún tiempo, la calidad no justificaba el tamaño.

Nexus 6 Recorte 100
Foto tomada con el Nexus 6 y lente macro con recorte al 100%, se aprecia la calidad pero en su tamaño original comienzan a notarse detalles borrosos y bordes difuminados.

Desafortunadamente, a pesar de que este equipo salte hasta los 12.98MP, cuente con un f2.0 y tenga un ISO de 50 a 4000, hay algo que no le hace justicia, y es que si bien hay un potencial, no se explota con la aplicación de fábrica, dejando indefenso al lente en situaciones que exigen algo más de control, sobre todo en escenas de poca o extrema iluminación, pero al menos en las primeras el doble flash es una excelente ayuda.

Las fotos no son malas, pero podrían ser mejores.

A pesar de que en Android 5.0 se introdujo una nueva API que permite un control manual de la cámara y guardado RAW, la aplicación por defecto no hace justicia ni uso de dicho manejo, ya que si bien Google Camera tiene un par de funciones especiales como las "fotoesferas" o las imágenes con enfoque posterior, una foto normal no se explota por completo; sí, podemos descargar otras, pero hay una pega en no poder hacerlo directamente al sacar el equipo de la caja.

Las fotos no son malas, pero podrían ser mejores aún y con la ayuda de la función HDR, y es que tomando unas con aplicaciones de terceros como L Camera o Camera FV-5, tenemos control absoluto sobre los parámetros, ya sea abertura, ISO, velocidad e incluso enfoque, además de guardar el RAW en DNG, permitiendo un post-proceso que nos deja con imágenes de gran calidad.

Por el lado del video, realmente hay poca queja al permitirnos capturar movimiento en 4K, que aunque hoy en día no sea común encontrar dispositivos que lo reproduzcan en todo su esplendor, los videos realmente lucen bastante y es muy agradable verlos dentro del mismo equipo o incluso en una pantalla Full-HD. El único "pero" es el poder grabar en slow-motion (una característica que se vería muy bien con esa resolución) y el enfoque constante que realiza cuando graba.

Sobre rendimiento y sobre calentamiento

Con 3GB de RAM DDR3, un Snapdragon 805 de cuatro núcleos a 2.7GHz y un GPU Adreno 420, es difícil que el equipo no pueda con alguna aplicación o juego, pero antes de instalar cualquier cosa y hacer alguna prueba, lo primero que hay que hacer es actualizar las aplicaciones de cajón, por lo que esa fue la primera parte. Nada fuera de lo común al comienzo de dicho proceso, pero por la sexta o séptima app que se actualizaba, el equipo se fue calentando poco a poco hasta ser considerable, algo que preocupaba, ya que si así se comportaba al estar realizando un procedimiento rutinario, no era imaginable cómo se pondría durante alguna prueba.

Para despejar dudas, uno de los juegos más demandantes que tiene Android en su haber es Asphalt 8, y por lo general se utiliza para medir el poder de los equipos, y aunque correrlo es cosa fácil, el nivel de gráficas máximo y el juego continuo hacen que varios equipos aumenten su temperatura o presenten algo de lag, por lo que es un buen punto de partida. Al correr el juego y esperar lo peor, afortunadamente no se calentó tanto, pero sí alcanzaba una temperatura poco común después de poco tiempo de juego.

Nexus 6 Benchmark
Resultados de pruebas de benchmarking, de izquierda a derecha: 3D Mark, 3D Mark comparación, AnTuTu y GFXBench GL

Una de las posibles razones era la de algún bug en el sistema (algo parecido a lo que sucedió con el One M9 y el nuevo Snapdragon 810), por lo que dicho problema debería disiparse con la nueva versión. Posterior a realizar todo lo pertinente con la de fábrica, se hizo el debido upgrade a Android 5.1, y justo después de indagar un poco en la nueva versión, las pruebas siguieron.

Esta vez, en lugar de actualizaciones, se hizo la instalación de 23 apps en segundo plano, mientras que el juego anterior se ejecutaba en el primero, y gratamente resultó cierta la sospecha, ya que el equipo no se calentaba tan de inmediato con ambos procedimientos y con sonido y brillo de pantalla al máximo. Después de un tiempo, presentaba una temperatura digna de mención, pero sin necesidad de llegar a los niveles anteriores y nada fuera de lo normal.

El Nexus 6 corre lo que sea; es una pequeña bestia.

En cuanto a benchmarking, el equipo es capaz de sobresalir en todos (AnTuTu, 3D Mark, GFXBench, Epic Citadel), pero sin llegar a ser el rey de la colina, aunque comparando su precio y prestaciones con aquellos que lo sobrepasan, es considerable lo bien que el equipo responde, no sólo en estas pruebas, sino también en multitasking y tareas demandantes, dejándonos definitivamente con una pequeña bestia.

Sonido, la nueva firma de Motorola

Nexus 6 Bocina

Dentro de sus componentes, esta ballena resguarda la característica doble bocina estéreo que Motorola ha venido usando desde el Moto E, cuyo diseño se ha convertido ya en una firma de la empresa y una fortaleza de sus equipos.

Al hablar de este apartado del Nexus, nadie puede objetar que el sonido es uno de sus puntos fuertes; el volumen es bastante elevado, incluso haciendo innecesario el uso de alguna bocina externa ya que logra alcanzar picos de más 90 dB (al menos estando uno completamente pegado a la fuente de sonido), pero si bien el volumen sobresale, el ecualizado no tanto, ya que sus graves pueden llegar a ser un poco estridentes, pero los bajos son normales.

Autonomía destacable, pero no excelente

Nexus 6 Trasera

Con 3,220 mAh podemos suponer que tendremos batería para un buen rato, solo que hay que recordar que se trata de un dispositivo de gran poder y con una pantalla muy grande, por lo que hay cierta compensación entre uno y otro punto.

Con un uso intensivo (Wi-Fi continuo, juegos, uso inhumano de la cámara y pruebas de benchmarking) podemos llegar a exprimir hasta 12 horas de batería, algo que es bastante considerable sobre todo al tomar en cuenta el uso que se le da y el tiempo en pantalla, pero hablando de un uso normal, tendríamos muy buenas posibilidades de sobrevivir las 24 horas o más sin tener que recurrir al cargador.

Aunque la última parte es un poco mala porque a uno le gustaría utilizar el cargador turbo más seguido, ya que puede pasar de 0 a 100 en un lapso de 1 a 1 hora y media, por lo que conectarlo por un par de minutos realmente ofrece horas de duración, haciendo que la experiencia de conectar el equipo al enchufe no sea, literalmente, una carga.

La opinión de Xataka México

Nexus 6

El Nexus 6 es justamente lo que un Nexus debe de ser, y más, no sólo por demostrar lo que otros fabricantes pueden lograr al apuntar por un precio bajo y grandes características, sino que supone una revolución en la familia al ser el primer phablet y tener un gran poder que lo respalda, por lo que es un digno resultado de los dos grandes gigantes que lo hicieron posible.

Sin embargo, estamos un poco lejos de ver la perfección, ya que a pesar de que Motorola haya hecho un excelente trabajo al presentar un Moto X más grande y sobrio, es el mismísimo Google quien tiene que cuidar un par de aspectos en el software y el aprovechamiento del hardware, pero está bastante cerca de lograrlo.

8.9

Diseño:8.75
Pantalla:9.0
Rendimiento:9.5
Cámara:8.5
Software:9.25
Autonomía:8.5

A favor

  • Android 5.1.
  • Rendimiento increíble por un buen precio.
  • Carga turbo.
  • Bocinas frontales con excelente volumen y sonido estéreo.
  • Grabación de video 4K y doble flash.
  • Tamaño excelente para trabajo y multimedia.

En contra

  • Android 5.0.
  • Software de fábrica para la cámara.
  • Agudos un poco estruendosos.
  • Batería que no sobresale en uso intenso.
  • Tamaño no apto para manos pequeñas o bolsillos chicos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir