Compartir
Publicidad
Publicidad

Este altavoz de grafeno es capaz de crear sonidos con calor sin necesidad de vibraciones

Este altavoz de grafeno es capaz de crear sonidos con calor sin necesidad de vibraciones
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante todo un siglo la industria ha creado altavoces a partir de un conjunto de transductores electromagnéticos que transforman la energía eléctrica procedente de un amplificador en ondas sonoras, un proceso que implica el uso de una membrana vibratoria para empujar el aire y crear el sonido que llega a nuestros oídos.

En ese tiempo, los investigadores se han enfocado a demostrar y mejorar las capacidades de los materiales utilizados, pero ahora, científicos de la Universidad de Exeter han creado un altavoz de grafeno que crea sonido termoacústicamente, lo que podría convertirse en una nueva generación de tecnologías audiovisuales que permitirían que las pantallas de nuestros smartphones transmitan tanto imagen como sonido.

Otra tecnología para que las pantallas emitan imagen y sonido

Mi Mix

Esta última idea nos trae a la mente las tecnologías implementadas por Xiaomi en su Mi Mix y por Sony en su nueva serie de televisores OLED presentados recientemente en el CES 2017. Sin embargo, ambas requieren que la energía se transforme en vibraciones para transmitir el sonido, algo que este nuevo altavoz de grafeno no necesita.

La propuesta para reemplazar a los altavoces tradicionales es a través de un diminuto chip sin partes móviles, que está cubierto por una capa de grafeno, material bien conocido por ser fuerte a la vez que delgado y ligero. Dicha capa es calentada y enfriada rápidamente, provocando que el aire circundante se expanda y se contraiga, dando como resultado ondas sonoras.

El equipo de investigación ha logrado colocarlo en un chip muy pequeño que incluye además del altavoz, un amplificador y un ecualizador gráfico. También afirman, que es capaz de crear una amplia paleta de sonidos al controlar cuidadosamente el cómo y por dónde fluye la electricidad a través del grafeno.

Adicionalmente, el ciclo de calentamiento y enfriado rápido permite al altavoz mezclar, amplificar y ecualizar múltiples frecuencias de sonido al mismo tiempo, a tal grado que podría aumentar su salida por encima del rango de audiencia humana, abriendo la posibilidad de su uso en diversas aplicaciones del ultrasonido.

Entre estas últimas por ejemplo, está la creación de nuevos dispositivos médicos de ultrasonido más eficientes y capaces de entregar mejores imágenes, mejorar las señales de radio y teléfono o incluso, en el desarrollo de pantallas cubiertas por una delgada e invisible capa de grafeno para que produzcan imágenes y sonido al mismo tiempo.

Vía | University of Exeter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos