Una falla en la suspensión de un Model 3 pudo ser la causa de la muerte del conductor y una pasajera; familia demandó a Tesla por negligencia

Una falla en la suspensión de un Model 3 pudo ser la causa de la muerte del conductor y una pasajera; familia demandó a Tesla por negligencia
Sin comentarios

Una demanda civil fue presentada contra Tesla por una supuesta falla en la suspensión en un accidente que mató al conductor Nicholas Garcia y a la pasajera del asiento delantero Jazmin Alcalá, en Florida el año pasado.

La investigación federal acusa a Tesla y a un gerente de servicio de una de sus tiendas de negligencia, pues, mientras Garcia, de 20 años, conducía un Model 3 año-modelo 2021, el eléctrico perdió el control, se salió de la carretera y chocó contra dos árboles antes de ser envuelto en llamas.

El accidente ocurrió el 13 de septiembre de 2021 y se originó después de que la parte inferior de la carrocería golpeara la superficie de la carretera mientras atravesaba una intersección cerca de Coral Gables, Florida.

Un abogado de la familia García argumenta que la suspensión del sedán falló, lo que provocó que la parte inferior golpeara la carretera y encendiera las baterías.

Él también afirma que sólo cuatro días antes del accidente, el conductor llevó su eléctrico a una tienda Tesla para recibir servicio por problemas con la dirección y la suspensión; por ello, el gerente de servicio sería responsable de la inspección negligente del auto, mientras que Tesla es responsable de sus diseños, además de no ensamblar el vehículo de manera segura.

Tesla demanda

La demanda busca la reparación de daños por más de 30,000 dólares para cada una de la familia de las víctimas por parte de Tesla y del gerente de servicio.

Por otro lado, un informe de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), que investiga el accidente, determinó que el auto iba a exceso de velocidad (144 km/h) antes de estrellarse contra los dos árboles e incendiarse, además de que nunca presionó los frenos.

Apenas en octubre pasado se llamó a revisión 2,791 Teslas debido a un enlace lateral de la suspensión delantera que puede no haber sido asegurado adecuadamente durante la fabricación en ciertos Model Y construidos entre marzo de 2021 y junio de 2021 y en algunos Model 3 fabricados entre enero de 2019 y abril de 2021.

Sin embargo, la demanda no menciona si el Tesla de García estaba entre los afectados por esa falla.

Temas
Inicio