Compartir
Publicidad
Las cinco cámaras del Nokia 9 PureView, explicadas: analizamos qué aporta el móvil que lleva a su máxima expresión el más es mejor
Celulares y Smartphones

Las cinco cámaras del Nokia 9 PureView, explicadas: analizamos qué aporta el móvil que lleva a su máxima expresión el más es mejor

Publicidad
Publicidad

Nokia no ha defraudado. Sus portavoces han comenzado su presentación en esta edición del Mobile World Congress hablándonos, de una manera bastante pausada, de los terminales de las gamas de entrada y media. El plato fuerte lo han dejado para el final, posiblemente porque tenían la certeza de que todos sabíamos de qué se trataba, y esta es una estrategia que suele funcionar cuando se trata de alimentar el apetito de las personas que asisten al evento.

En cualquier caso, lo realmente importante es que su nuevo Nokia 9 PureView está a la altura de las expectativas. Y lo está porque, como habían vaticinado las filtraciones, tiene cinco cámaras traseras. Seis en total si contabilizamos también la cámara frontal. Sí, Nokia parece creer que más es mejor. Sin embargo, esta es una simplificación excesiva porque su aproximación es diferente a la de la mayor parte de los fabricantes de smartphones debido a que estas cámaras son idénticas. Solo difieren en que tres utilizan un sensor monocromo, y las otras dos recurren a un captador RGB. Veamos en detalle qué nos está proponiendo este fabricante.

Nokia 9 PureView: especificaciones técnicas

La tabla de especificaciones que tenéis debajo de estas líneas recoge las características de este smartphone. Como podéis ver, está alineado con la mayor parte de los teléfonos móviles de gama alta que podemos encontrar actualmente en el mercado. Aunque, honestamente, me ha sorprendido que no incorpore un SoC Snapdragon 855, al igual que algunos de sus rivales en la gama alta de 2019. En su lugar cuenta con un chip Snapdragon 845 idéntico al que gobierna la mayor parte de los terminales de las gamas alta y premium del año pasado. En cualquier caso, el objetivo de este artículo es analizar qué nos propone este Nokia 9 PureView en materia fotográfica, así que vamos con ello.

Para resolver la cámara delantera Nokia ha apostado por un sensor RGB de 20 megapíxeles que trabaja en tándem con un flash LED de doble tono. Nada que pueda sorprendernos hasta ahora. Sin embargo, lo interesante está en la parte trasera del smartphone. Y es que es ahí donde encontraremos las cinco cámaras que dan a este móvil una personalidad única hasta la fecha. No obstante, no se trata de cinco cámaras que pretenden adaptarse a distintos escenarios de captura, que es a lo que estamos acostumbrados (ultra gran angular, gran angular, teleobjetivo, etc.); son idénticas y su propósito es trabajar siempre al unísono, como veremos en la siguiente sección del artículo.

La óptica de las cinco cámaras traseras es idéntica, y los sensores de todas ellas tienen la misma resolución y fotodiodos del mismo tamaño. La única diferencia entre ellas es que tres tienen un captador monocromo, y las dos restantes uno RGB

La óptica que convive con estas cinco cámaras ha sido diseñada y fabricada a partir de las indicaciones de Nokia por Carl Zeiss, un fabricante alemán que ha firmado los objetivos de muchos otros móviles de esta marca. Las lentes de los objetivos Zeiss suelen caracterizarse por una corrección bastante precisa tanto de la distorsión como de las aberraciones cromáticas, pero tendremos que esperar hasta que podamos probar a fondo una de las primeras unidades finales del nuevo Nokia 9 PureView para comprobar cómo rinden estos objetivos (todos tienen un valor de apertura f/1.8) cuando trabajan codo con codo con los sensores monocromo y RGB que ha instalado Nokia en este smartphone.

NOKIA 9 PUREVIEW

PANTALLA

pOLED de 5,99 pulgadas
Resolución QHD+ 2K con relación de aspecto 18:9
Panel PureDisplay

MICROPROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 845
GPU Adreno 630
Coprocesador Light

RAM/ALMACENAMIENTO SECUNDARIO

6 GB LPDDR4x/128 GB UFS 2.1

CÁMARA FRONTAL

20 megapíxeles sensor RGB 1,0 um con flash LED de doble tono

CÁMARAS TRASERAS

12 megapíxeles sensor RGB 1,25 um AF f/1.8
12 megapíxeles sensor RGB 1,25 um AF f/1.8
12 megapíxeles sensor monocromo 1,25 um AF f/1.8
12 megapíxeles sensor monocromo 1,25 um AF f/1.8
12 megapíxeles sensor monocromo 1,25 um AF f/1.8

CONECTIVIDAD

Dual SIM 4G
WiFi 802.11ac
Bluetooth 5.0
GPS
NFC
ANT+
USB 3.0 de tipo C

BATERÍA

3.320 mAh
Carga rápida

OTRAS CARACTERÍSTICAS

Cuerpo metálico
Lector de huellas integrado en la pantalla
Certificación IP 67
Android 9 Pie

DIMENSIONES

155 x 75 x 8 mm

PESO

172 g

PRECIO

599 euros

Cinco cámaras para mejorar el detalle, la nitidez, la profundidad de campo y el HDR

Como os he anticipado unas líneas más arriba, las cinco cámaras traseras de este terminal de Nokia no han sido diseñadas para adaptarse a distintos escenarios de disparo, que es lo habitual; trabajan siempre todas y al unísono. Esta estrategia nos permite intuir el rol esencial que adquiere la fotografía computacional, cuyo algoritmo es el encargado de recoger la información generada por los cinco sensores y procesarla con el objetivo de generar una única imagen que tenga los atributos adecuados.

Las tres cámaras traseras con sensor monocromo se encargan de recoger el máximo nivel de detalle y una nitidez lo más alta posible

¿Y qué atributos son esos? Por el momento, hasta que tengamos la oportunidad de probar a fondo este smartphone en nuestras propias instalaciones, no nos queda más remedio que quedarnos con lo que dice Nokia. Según esta marca las fotografías tomadas con este móvil destacan por su elevada nitidez, su alta capacidad de recuperar detalle y su profundidad de campo. Además, todas las capturas maximizan de forma automática el rango dinámico. Puede parecer un eslogan diseñado por un responsable de marketing cualquiera, pero lo cierto es que estas afirmaciones, sobre el papel, tienen sentido si nos fijamos en la forma en que está implementado el comportamiento de estas cámaras.

Nokia9ap

Si os fijáis en las fotografías que ilustran este artículo veréis que las cámaras traseras están dispuestas en forma de doble rombo. El vértice superior del rombo de arriba es una cámara con sensor monocromo. Las otras dos cámaras con este tipo de sensor son las que podemos localizar en los vértices opuestos horizontalmente en el rombo inferior. Las dos cámaras restantes incorporan sensores RGB. Y, por último, en los vértices opuestos horizontalmente del rombo superior podemos ver el flash LED de doble tono y el sensor de profundidad.

Los tres sensores monocromáticos se encargan de recoger el máximo nivel de detalle posible y recrear la máxima nitidez. Por otro lado, los dos sensores RGB, como es lógico, se responsabilizan de recoger el color con tanta precisión como sea posible. Una vez que cada una de estas cinco cámaras ha llevado a cabo su misión entrega sus datos al motor de procesado, que debe ser capaz de combinar las cinco imágenes en una única toma de 12 megapíxeles que debe aglutinar las características de las que presume Nokia: alto nivel de detalle, elevada nitidez, gran profundidad de campo y alto rango dinámico. Por supuesto, esperamos poder confirmaros en breve si la calidad de las fotografías tomadas con este terminal está a la altura de las expectativas que está generando.

Una apuesta clara por la fotografía computacional

El esquema de funcionamiento que ha implementado Nokia en este teléfono móvil tiene una consecuencia clara: el motor de procesado que recibe los datos recogidos por cada sensor tiene la responsabilidad última de la calidad que van a tener todas las fotografías tomadas con este smartphone. Por muy buen trabajo que hagan las cámaras si el procesado no está a la altura no obtendremos un resultado convincente. Un detalle interesante que nos viene bien conocer es que el coprocesador de imagen es capaz de identificar el entorno de captura con el propósito de ajustar en tiempo real el balance de blancos y la exposición.

Otra prestación interesante de este terminal consiste en que nos permite capturar las imágenes en formato RAW DNG no comprimido que podemos procesar a posteriori con Adobe Photoshop Lightroom en el propio smartphone. Este recurso nos ayuda a optimizar nuestro flujo de trabajo al no vernos obligados a recurrir necesariamente a un ordenador para llevar a cabo el procesado, aunque cuando necesitemos realizar un ajuste fino de las fotografías nos vendrá bien hacerlo en un ordenador equipado con un monitor amplio.

Nokia9compu

La estrategia por la que ha optado Nokia en este smartphone plantea algunos interrogantes. ¿Cuánto tiempo invierte en el procesado de cada fotografía? ¿Qué margen de maniobra tenemos los usuarios a la hora de experimentar con la profundidad de campo? ¿Nos ofrecerá este Nokia un desenfoque de fondo (bokeh) capaz de rivalizar con el que nos proponen los terminales premium de sus competidores? ¿Qué resultados nos ofrecerá en escenarios de captura complejos, como la fotografía nocturna o de objetos en movimiento? Tan pronto como caiga un terminal en nuestras manos lo analizaremos a fondo para ofreceros la respuesta a estas y otras preguntas.

El reto de Nokia: demostrar su dominio de la fotografía computacional

La fotografía computacional pesa mucho en el rendimiento de la mayor parte de los smartphones con vocación fotográfica que podemos encontrar actualmente en el mercado, pero su rol en este modelo de Nokia es si cabe más importante que en muchos de sus competidores. La estrategia por la que ha optado esta marca es similar a la que Google defiende con sus terminales de la familia Pixel. Y es que la fotografía computacional ejerce un papel central tanto en el Nokia 9 PureView como en los Pixel de Google, aunque hay una diferencia muy relevante entre unos y otro: el número de cámaras.

Los teléfonos móviles de Google son capaces de resolver de forma satisfactoria escenarios de disparo muy diversos procesando mediante algoritmos muy avanzados los datos recogidos por una única cámara. Y el nuevo smartphone de Nokia lleva a cabo una estrategia muy similar, pero su motor de procesado recibe la información recabada por cinco cámaras. En estas circunstancias es evidente que el reto reside en la eficacia con la que el motor de procesado que han puesto a punto los ingenieros de Nokia lleva a cabo su labor. Los precedentes nos animan a ser optimistas porque esta marca ha colocado en el mercado teléfonos capaces de tomar fotografías realmente estupendas. El aún apreciado, a pesar de su veteranía, Lumia 1020 es uno de ellos. Haremos lo posible para confirmar pronto qué nos propone Nokia.

Nokia9vertical
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio