Compartir
Publicidad

Motorola, ¿dónde %$!*& está mi actualización?

Motorola, ¿dónde %$!*& está mi actualización?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay empresas que, conforme pasan los años, se van ganando el cariño de la gente; ya sea por sus buenos productos, la calidad y/o precio de estos, así como su soporte u otros detalles que esta tenga con sus consumidores/usuarios.

Motorola es sin duda es una de ellas, no sólo por su gran trayectoria sino por los grandes equipos celulares que ha sacado al mercado en estos años (al menos en su mayoría), sin embargo, durante los años pasados hicieron una promesa con la cual no han podido mantener el paso.

Lollipop y el esfuerzo de Motorola

Motorola Lilipop

Desde la presentación oficial de Lollipop, a Motorola le tomó sólo un par de horas para confirmar que todos sus equipos Moto del 2013 y 2014 recibirían esta nueva versión. Desde entonces, Motorola no ha descansado y ha hecho todo por actualizar sus dispositivos.

El primer equipo Android (fuera de los Nexus) que recibió Lollipop, fue el Moto G 2014, ya que aunque fuera mediante soak test, la empresa se preocupó desde un principio y poco menos de un mes después, tanto pruebas como versiones oficiales comenzaron a aparecer.

Nuestro país no fue una excepción, y el buque insignia de entonces, el Moto X 2014, se actualizó un mes después que los equipos del país vecino, pero sólo para la versión libre comprada directamente con Motorola.

Lollipop 2ndx 819x517

El esfuerzo siguió, y no sólo se buscaba que los equipos más nuevos tuvieran la nueva versión, claro ejemplo de ello fue cuando el Moto G (2013) GPE brincó directamente a Lollipop 5.0.1, mientras que la versión normal y el Moto G 2014 recibieron soak test posteriormente.

Luego de la "larga" espera, un ingeniero de Motorola salió a comentar que el update estaba cerca, pero que tardaban puesto que la nueva versión suponía muchos cambios, mientras tanto, las pruebas siguieron y llegaron hasta Android 5.0.2 para el Moto G 2014 hasta que por fin, a finales de enero, la empresa daba la cara y comentaba que los Moto G de ambas generaciones ya estaban recibiendo Lollipop; versiones estables, nada de betas.

Pero claro, no todos estaban recibiendo la nueva versión y Motorola trató de calmar a aquellos que ya preparaban horca y antorchas, explicando que el proceso de actualización, y como los equipos adquiridos con operadoras tardaban más en tener la versión, ya que estas eran las últimas responsables de distribuirla.

Nuevo Moto X Nuevo Moto G Moto E Moto G

Posterior a esto, los equipos Moto E y Moto Maxx empezaron a recibir Lollipop en forma de prueba, siendo el Moto Maxx el primero de estos dos en recibirlo en México, y teniendo la versión final incluso antes que en Estados Unidos. A pesar de esto, poco le interesaba a los usuarios puesto que la mayoría tenían un Moto G o un Moto X.

Y claro, el descontento creció dado que la mayoría de las noticias giraban en torno a las gamas nuevas, pero ¿y las del año pasado?. Muchos fueron los que optaron por la primera generación de la familia Moto, y estaban comenzando a desesperarse por que no recibían noticias para el Moto X; por ello Motorola salió a comentar que tenían problemas con este equipo debido a su chipset. A los pocos días, la empresa aprovechó y platicó sobre el estado del Moto G 2013, recordando que también estaban casi listo para lanzar la versión a estos equipos.

Afortunadamente, poco tiempo después el Moto X 2013 empezó a recibir Lollipop por medio de soak test, y finalmente, en abril, el Moto G 2014 recibió Lollipop en México, terminando de actualizar Movistar, Iusacell y Nextel a finales de ese mismo mes. Y en cuanto a su versión del 2013, también todos los equipos de Iusacell y Nextel tuvieron la nueva versión, mientras que sólo algunos en Movistar.

El error de Google

A pesar de todo lo anterior, aquí vale hacer un paréntesis y ver un factor importante en el retraso de la nueva versión, teniendo como principal culpable al gigante detrás de Android.

Lollipop Forest

Durante el año pasado, en el Google I/O 2014, se dio a conocer Android L, el cual llegaría de forma oficial el 15 de octubre del 2014 (apunten la fecha). Sin embargo, Google cometió un par de errores puesto que suponía un gran salto en las versiones y su primer versión mayor en años.

Había bastantes bugs que debían arreglarse y un mes dos semanas después, Android 5.0.1 hacía su aparición, afectando así el ritmo de actualización de varios fabricantes, y puesto que era poco tiempo desde el anuncio de Lollipop, optaron por hacer el brinco.

Pero lo peor estaba por llegar, porque a los 17 días, Google publica el código fuente de Android 5.0.2; fue una muy mala broma para los fabricantes, y de nuevo, dado que esta sí era una versión más estable, tuvieron que obtenerla.

Oh, y aún hay más, porque nuevamente, pasadas seis semanas, se filtra la versión 5.1 de Lollipop, haciéndola oficial un mes posterior a esto. Y bueno, como bien se sabe, en abril se dio a conocer Android 5.1.1... Y mejor ya no hablamos de Android M.

La bomba de Telcel y el chivo expiatorio

Motomaker Mexico

Motorola nunca dijo nada, y Telcel no rompió el silencio, pero es bien sabido por todos la ruptura que hubo entre ambas empresas. No sabemos por qué, cómo, cuándo, dónde o quién(es), pero las cosas así pasaron y así quedaron.

La pregunta obvia después de eso era "¿qué pasará con mi actualización a Lollipop?", cuestión que tratamos de explicar en la medida de lo posible, hasta que finalmente como buena empresa que es, Motorola dio la cara y asumió la responsabilidad de las actualizaciones, pero lo único que hizo Telcel fue lavarse las manos, cuando ellos eran los últimos responsables de proporcionarle este servicio a sus clientes.

La lección del día

Beach G Second Gen 1

Así que, como hemos aprendido a lo largo de esto, Motorola es el que menos merece insultos, quejas, amenazas, etc. ya que por su parte cumplieron dentro de lo posible; son los clientes los que debieron enfocar su enojo y causar presión a la empresa telefónica, aunque algo de culpa tiene Motorola por dar fechas que sabían (o intuían) eran algo difíciles de cumplir.

Para los clientes, resta decir que esto queda como un claro ejemplo de que comprar directamente en la tienda siempre es la mejor opción, eso o no volver a confiar en un operador que ya ha fallado varias veces.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio