El nuevo sistema operativo de Google ya está aquí: Fuchsia OS llega al Nest Hub y marca el camino para el futuro de Android

El nuevo sistema operativo de Google ya está aquí: Fuchsia OS llega al Nest Hub y marca el camino para el futuro de Android
5 comentarios

Google tiene un nuevo sistema operativo en el mercado: Fuchsia OS ha comenzado su despliegue en el primer dispositivo comercial, el Nest Hub de primera generación. 9to5Google reporta que Google ha confirmado que la actualización para el smart display ha comenzado este martes y gradualmente llegará a todos los usuarios del dispositivo.

Sin embargo, Google deja en claro que la llegada del Fuchsia OS al Nest Hub de 2018 no cambiará ningún aspecto de su funcionamiento, todo permanecerá igual de cara al usuario. Lo importante es el cambio en el funcionamiento interno, ahora responsabilidad de Fuchsia OS en vez de Cast OS, el sistema operativo basado en Linux que le daba vida antes. Petr Hosek, líder de desarrollo de Fuchsia OS en Google, confirmó la noticia con un tuit.

Fuchsia OS llegará primero a los usuarios en el Programa Preview, y en los siguientes meses se expandirá a todos los usuarios del Nest Hub de 2018.

Fuchsia OS, el futuro de Google y Android

A pesar del aparente mínimo impacto de Fuchsia OS en el Nest Hub, su llegada al mercado es un paso muy importante para el futuro de los dispositivos de Google. Los primeros reportes de Fuchsia OS aparecieron en 2016, cuando se le llamó "el nuevo sistema operativo de Google para todas las cosas", en referencia a que se planeó como un sistema para dar vida a todo, desde dispositivos inteligentes del hogar hasta smartphones y portátiles.

En palabras de Hiroshi Lockheimer, vicepresidente de Android, Chrome, ChromeOS y otros servicios de Google, "Fuchsia OS es el experimento de Google para probar nuevos conceptos de sistemas operativos". Esta declaración, aunada con el concepto de "un sistema operativo para todo", ha llevado a pensar que Fuchsia OS será el sucesor de Android.

Fuchsia Os Google
Fuchsia OS, interfaz filtrada en 2017

Android es el sistema operativo que domina el mundo, con más de 3 mil millones de dispositivos activos, pero está basado en Linux, lo que permite prácticas con las que Google quiere terminar. Con Fuchsia OS, Google ha desarrollado el nuevo kernel Magenta, para abandonar de una vez por todas Linux, justamente pensado para correr en cualquier dispositivo. De esta manera, Google ganaría control total sobre aspectos importantes como las actualizaciones, apuntando a evitar problemas como la fragmentación en Android. Además, así adoptaría la misma estrategia de Apple en cuestión de implementación y optimización de software.

Eso sí, todo este escenario que no ha sido confirmado hasta ahora, es algo que de llevarse a cabo, aún tardaría varios años. En 2018 se dijo que Fuchsia OS reemplazaría a Android en cinco años, pero Google rápidamente desmintió esto, alegando que no había una hoja de ruta prevista para su nuevo sistema operativo. Tres años han pasado desde ese entonces y Fuchsia OS apenas ha llegado de manera oficial, así que a partir de ahora comienza el nuevo camino de Google y Android.

Temas
Inicio