Compartir
Publicidad
Cinco ideas locas (algunas ni tanto) para acabar con la contaminación en Ciudad de México
Ecología y naturaleza

Cinco ideas locas (algunas ni tanto) para acabar con la contaminación en Ciudad de México

Publicidad
Publicidad

Ya pasa en cualquier día, a cualquier hora. Una notificación al smartphone alerta sobre la entrada de contingencia ambiental en Ciudad de México, y entonces el caos sucede: los coches con holograma 2 deben dejar de operar, más otro segmento de los que tienen su holograma 1.

Los transporte de carga solo pueden circular por la mañana y también se limita el uso de camiones que reparten gasolina.

Y cuidadito, que si el ozono rebasa los 200 puntos IMECA, así como las restricciones aumentan, también los riesgos a la salud.

La contaminación en Ciudad de México lleva siendo una pesada loza desde mediados de la década de los 80. Criticado a raudales y cuestionada su eficacia, el programa "Hoy No Circula" es el más extendido en pro de disminuir los niveles de contaminantes, pero, ante un problema que no cesa, varias soluciones más han surgido de lo más variopintas para ser un acompañamiento más en la tarea contra la contaminación.

Ventiladores gigantes

Ventilator 349658 1920

¿Y si colocamos unos ventiladores grandes en los rascacielos de la ciudad para dispersar los contaminantes? No es una idea de un integrante de los Simpson, sino del mismísimo comisionado para América Latina y el Caribe de la Comisión Interoamericana de Derechos Humanos, Victor Hugo Gutiérrez Yáñez.

El proyecto contempla la instalación de 40 a 50 equipos con aspas de 30 metros de diámetro cada uno. Los macro ventiladores además serían móviles, y como uno convencional, tendrían modos para configurar su potencia.

Veredicto: Desconocido. El especialista ambiental solo expuso su proyecto, pero no lo presentó de forma oficial. Según él los detalles se están afinando con expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México. Mientras esperamos por saber a donde va a parar la propuesta, en Pekín ya hacen uso de un sistema similar.

Ventiladores gigantes... para torbellinos de fuego

El tatarabuelo de la idea de Víctor Hugo Gutiérrez es una propuesta del político e inventor Heberto Castillo, que planteó al Senado colocar ventiladores en la capital del país, pero de una forma todavía más extraña.

Su idea era, esencialmente, construir 100 torbellinos de aire caliente en distintos puntos de la ciudad. En cada complejo seis ventiladores de seis metros rodearían a 24 quemadores de gas, en algo así como un anillo que a ras de suelo tendría 400 metros de diámetro. Los ventiladores impulsarían el aire caliente del centro y lo elevarían rápidamente en ángulos muy precisos, para así, perforar la capa de aire frío que atrapa los contaminantes en el aire de la ciudad.

Heat 3571028 1920

Entre los argumentos en contra de esta solución está que el quemar toneladas de gas, (motor de los torbellinos de aire caliente) en realidad se incrementaría el dióxido de nitrógeno en la atmósfera, y con ello, la contaminación por ozono solo empeoraría.

Veredicto: rechazada. No hay que ser adivino para que suponer que los legisladores no vieron mucho sentido en la propuesta, de vuelta a 1992, o bien, simplemente no quisieron arriesgar su capital político en una idea que no sonaba muy eficaz al sentido común. Más que por su idea relacionada con los torbellinos, Castillo es recordado por haber sido pieza clave en la fundación del Partido de la Revolución Democrática.

Edificios que filtran el aire

Df 41c

Con tanto edificio en Ciudad de México, ¿y si hubiera manera que ellos mismos se encarguen de filtrar el aire contaminado, y convertirlo en sustancias menos dañinas? Así es como funciona el edificio de Especialidades en el hospital Manuel Gea Gonzáles, al sur de la ciudad.

El exoesqueleto del edificio fue hecho por una firma alemana, que asegura que el módulo ayuda a reducir efectivamente la contaminación. La cobertura del módulo con forma de coral está revestido de dióxido de titanio, el cual al activarse con los rayos UV del día, es capaz de neutralizar el óxido de nitrógeno del aire alrededor, proveniente de los vehículos atrapados en el tráfico.

Df 40b

No solo eso: lo transforma en nitrato de calcio o ácido nítrico. Las sustancias se quedan adheridas en la estructura, hasta que son llevados por el agua cuando llueve. Según la empresa responsable, la unidad es tan efectiva que puede combatir el smog de cerca de 1,000 coches por día.

Veredicto: aprobada y en funcionamiento.

Jardines verticales

La premisa detrás de Vía Verde es básica: la capital del país tiene un déficit de 40 millones de metros cuadrados de áreas verdes, pero, al tener limitantes en espacio, hay que pensar en jardines verticales, y por qué no, llevarlos a una de las avenidas más importantes de Ciudad de México, en donde se concentran millares de automóviles diariamente.

Dsc1570

El objetivo: revestir las columnas de periférico, con 60 mil metros cuadrados de jardines. La iniciativa se paga con dinero privado, por cada diez columnas con jardines, un anuncio publicitario se coloca, y ese dinero es el que se utiliza para el sofisticado mantenimiento que se basa en un sistema de riego automatizado.

Pero el proyecto está lejos de ser bien aceptado en su totalidad. Entre sus críticas comunes está que si bien las plantas pueden contrarrestar el dióxido de carbono, no ayudan mucho a disminuir las contingencias provocadas por ozono. Además, el tema del agua siempre es un dilema: en una ciudad donde los recursos hídricos son limitados y se opera siempre con un problemático déficit, el empleo de agua para destinos cuya funcionalidad no es del todo clara no es bien visto.

Veredicto: en funcionamiento. Lo relacionado al uso del agua, la transparencia en los recursos que se recaban del proyecto, su potencial expansión, sus efectos en la disminución de estrés en los automovilistas, y claro, su efectividad al momento de combatir la contaminación, todos ellos son temas que requieren su propio debate. Mientras, al día de hoy, Vía Verde opera en solo un pequeño segmento de todo periférico.

Jardines hechos esculturas

Slide01

VerdMX es la iniciativa prima de Vía Verde. Contempla la integración de jardines en macro esculturas en espacios públicos. No solo se trata de colocar el jardin vertical, sino que forme parte de la propuesta estética de la pieza escultórica. La simbiosis entre el diseño y la idea proambiental se funden para resultar en piezas de arte llamativas.

Pero, pese a su valor cultural, en este caso como en el anterior lo que escasea son pruebas irrefutables de su funcionamiento y eficacia.

Veredicto: en funcionamiento. Los permisos no fueron fáciles de conseguir, pero el proyecto al parecer ha llegado para quedarse.

Cag3oyzukaa Xla

Alguna de las ideas aquí vistas parecieran haber sido sacadas de un concurso en una caricatura, y tener la misma sensatez que Quijote en sus mejores días, pero, cuando contemplamos los problemas de una megalópolis en donde cuatro de cada cinco días tienen un moderado o alto nivel de contaminación, quizás sea justo lo que necesitamos.

Imágenes | Vía Verde, Elegant Embellishments

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio