Publicidad

Fui a la isla Holbox en Quintana Roo a ver la bioluminiscencia y ahora quiero visitar estas otras playas de México donde sucede
Ecología y naturaleza

Fui a la isla Holbox en Quintana Roo a ver la bioluminiscencia y ahora quiero visitar estas otras playas de México donde sucede

Publicidad

Publicidad

Hace unas semanas tuve la oportunidad de conocer la Isla Holbox en el estado de Quintana Roo, hablando con los lugareños, nos sugirieron contratar un tour para ver la bioluminiscencia, yo la verdad ni siquiera había escuchado el término, pero pregunté de qué se trataba.

Ninguna explicación que pudieran darme, y ninguna fotografía o video que hubiera podido ver del fenómeno, me hubiera preparado para lo que experimenté, con la noche cerrada, cielo nublado y luna nueva, el guía nos invitó a que nos metiéramos al mar, empezamos a caminar tímidamente hasta la orilla y al meter los pies al agua, parecía magia como de pronto alrededor de nuestros pies surgía un resplandor de color entre verde y amarillo fosforecente, y mientras más andábamos playa adentro, más brillaba el agua a nuestro alrededor, meter la mano y ver cómo se iluminaba fue una muy agradable sorpresa, y la cereza del pastel fue cuando metimos una toalla de manos blanca al agua, y de pronto se prendió como si fuera una serie de foquitos de navidad, todos en color verde brillante.

Resulta que se llama bioluminiscencia a un fenómeno natural que hace que algunos seres vivos emitan luz, tal como hacen las luciérnagas. Asombrosamente, y de acuerdo con un artículo publicado por la revista Nature el 76% de los organismos que habitan el mar, producen luz. La luciferina y la luciferasa son las dos sustancias responsables de que estos seres vivos puedan producir luz, de hecho, el oxígeno juega un papel importante en esa transformación de la energía química en energía lumínica.

En varias playas de México es posible admirar este fenómeno natural, que es producido principalmente por plancton, moluscos y medusas pequeñas que habitan en la superficie del mar, aunque a otra escala, también se ha descubierto que hay muchos seres que habitan en las profundidades del océano que son capaces de producir bioluminiscencia y la utilizan como una forma de aparearse, protegerse, cazar, también para comunicarse, camuflarse, o distraer a los depredadores.

Holbox, Quintana Roo

Holbox 3

El lugar ideal para admirar la bioluminiscencia en la isla de Holbox se llama Punta Cocos, es un sitio en el que de acuerdo con el guía, durante la mañana, casi no hay gente porque es la parte "fea" de la isla. Sin embargo, durante las noches sin luna, entre los meses de julio a enero, es posible admirar este fenómeno, además si el mar está embravecido, o está lloviendo, la experiencia será mucho más completa, pues al "romperse" la tensión superficial del agua es cuando estallan las luces del plancton que habita en esta área.

Puerto Escondido, Oaxaca

Manialtepec

En el estado de Oaxaca hay dos lugares distintos donde puedes apreciar el fenómeno de la bioluminiscencia:

  • Lagunas de Chacahua
  • Lagunas de Manialtepec

En este caso, la luz que desprenden los organismos microscópicos que pueblan la orilla del mar es de color azul, aunque también se encontrarán reflejos verdes y plateados. Es importante señalar que hay que "mover el agua" para poder ver el fenómeno, las aguas tranquilas no permiten verlo. Aquí la mejor época para encontrarte con los dinoflagelados que producen esta luz es entre julio y septiembre.

Xpicob, Campeche

Xpicob

A tan solo 15 minutos de la ciudad de Campeche se encuentra Xpicob, un campamento tortuguero, donde también es posible disfrutar de la bioluminisencia.

Los meses idóneos para hacer este recorrido son de julio a noviembre, generalmente se hace el recorrido en lancha, pudiendo admirar la bioluminiscencia en la estela que deja el motor fuera de borda, pero también es posible si estás a la orilla del mar, ver de pronto cardúmenes de peces saltando, o la estela dejada por alguna mantarraya que huya despavorida.

Bucerías, Nayarit

Bucerias

En Bucerías, por el tipo de playa que es, donde se producen olas con largas crestas, el fenómeno es aún más impresionante, pues en la cresta de cada una de esas largas olas, verás cómo brillan centenares de microorganismos otorgándole un fulgor especial al océano.

Además muchos de estos bichitos luminosos viven en la arena, por lo que si la utilizas para darte un masajito por el cuerpo y de paso acabar con algunas células muertas, tú también terminarás siendo un poco más brillante por haber visitado esa playa nayarita.

Algo que me pareció super curioso es que por más que intentamos hacer fotografías y videos con los teléfonos celulares, la luminosidad que a nuestros ojos era considerable, seguía siendo demasiado pobre para ser captada por la lente de las cámaras del celular.

Chacahua

Para poder fotografiar la bioluminiscencia es necesario contar con una cámara profesional, y hacer una toma de larga exposición, además tener una apertura focal bastante grande, para poder captar esos destellos luminosos y dejar huella del encuentro con lo fantástico.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir