Xiaomi tendrá un "daño irreparable" y demanda al gobierno de Estados Unidos por incluirla en una lista negra por supuestas implicaciones militares

Xiaomi tendrá un "daño irreparable" y demanda al gobierno de Estados Unidos por incluirla en una lista negra por supuestas implicaciones militares
1 comentario

Pasaron dos semanas desde que el Departamento de Defensa de Estados Unidos añadió a Xiaomi a su lista negra con supuestas implicaciones militares y, ahora, es la compañía china la que presenta una demanda contra los departamentos de Defensa y del Tesoro de Estados Unidos por ello.

Xiaomi aseguró en la presentación de la demanda el tribunal de distrito estadounidense de Columbia que "enfrenta un daño inminente, severo e irreparable si la designación permanece".

Xiaomi no es propiedad ni está controlada ni afiliada de ninguna otra manera al gobierno o al ejército chino, ni es propiedad ni está controlada por ninguna entidad afiliada a la base industrial de defensa china.

Xiaomi Corporativo Demanda Estados Unidos

La lista negra de Estados Unidos

Xiaomi se une así a otras compañías tecnológicas chinas como ByteDance, quien desarrolla TikTok, y Huawei, que también han presentado demandas contra el gobierno estadounidense tras haber sido sancionadas durante la administración de Donald Trump.

El entonces gobierno estadounidense señaló que la firma tiene supuestos vínculos y control del ejército de China. Según el decreto, los inversores estadounidenses deberán deshacerse de sus participaciones en las empresas señaladas.

En el listado también aparecen Huawei, el fabricante de equipos de videovigilancia Hikvision, el productor de chips SMIC, el fabricante de aeronaves Comac y varias empresas estatales de sectores como el nuclear, el energético o el de telecomunicaciones.

Tras la inclusión en la lista, Xiaomi salió a defenderse de la administración Trump y compartió su postura a través de su cuenta oficial de Twitter.

La compañía también ha aclarado que su inclusión en esa lista negra no afecta a sus operaciones comerciales con empresas estadounidenses, como Google, con quienes pueden seguir trabajando.

Temas
Inicio