El asteroide 2009 JF1 no impactará ni pasará cerca de la Tierra, así nació otra mentira de internet que la NASA nunca dijo

El asteroide 2009 JF1 no impactará ni pasará cerca de la Tierra, así nació otra mentira de internet que la NASA nunca dijo
1 comentario

Durante este inicio de 2022 ha saltado la noticia en múltiples medios sobre el posible impacto de un asteroide con la Tierra (el 2009 JF1) en mayo de este año, que algunos hasta han llamado como "el quinto más peligroso".

Sin embargo a pesar de los titulares alarmistas que señalan su fecha y hasta hora de impacto "advertida" por la NASA, la realidad es que solamente existe una probabilidad de que impacte con la Tierra en un 0.026%, es decir 1 en 3,800. Esto de acuerdo con la herramienta Sentry de la Agencia que monitorea todos los asteroides que podrían chocar con nuestro planeta en los próximos 100 años.

La lista actualmente está integrada por los objetos que en algún momento pueden impactar, así como su probabilidad real de hacerlo basado en su velocidad, órbita, diámetro y posición en relación con la Tierra.

En el caso de 2009 JF1, un asteroide de 13 metros de diámetro que se mueve a una velocidad de 23.92 kilómetros por segundo, el 6 de mayo será el día en que cruce con la órbita de la Tierra (pasando a 15 millones 408 mil kilómetros, poco más de una tercera parte de la distancia a Marte en el punto más cercano), lo que significa que en algún futuro podría acercarse más a nuestro planeta.

Orbit Viewer Snapshot
El asteroide si cruzará la órbita de la Tierra, pero se encontrarán a casi 15.5 millones de kilómetros de distancia entre si

En especial estos asteroides son peligrosos porque la predicción de sus órbitas no es cien por ciento correcta, señaló el profesor Joel Humberto Castro Chacón, catedrático Conacyt, quien está adscrito al Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM en Ensenada, Baja California.

Los objetos pueden llegar a tener un desvío en su órbita, lo que puede dar como resultado que se alejen o acerquen más a la Tierra y que se debe principalmente a los efectos en el espacio, como los tirones gravitacionales.

Aunque choque no tendría consecuencias

En el improbable caso de que 2009 JF1 terminara impactando con el planeta, no generaría el efecto alarmista que se ha manejado, pues con su diámetro de 13 metros, si llegara a entrar en la atmósfera, lo más probable es que se convierta en una estrella fugaz.

Para que fuera destructivo, como lo fue el que acabó con los dinosaurios, el asteroide tendría que contar con unas dimensiones mayores, aproximadamente de unos 10 kilómetros de diámetro.

Asteroid

Actualmente el programa Sentry tiene dos asteroides con probabilidades mayores al 1% de terminar chocando con el planeta: el (2017 WT28) que tiene un rango para hacerlo entre el 2083 y el 2121 y una probabilidad de 1.2%, es decir 1 en 83, pero la Tierra tiene el 98.8% de oportunidades de salir librada.

Por otro lado, el (2010 RF12) puede llegar a la Tierra entre 2095 y 2121, con una posibilidad de chocar del 4.7%, es decir 1 en 21 oportunidades y el planeta tiene 95.3% de probabilidad de evitar el choque.

Temas
Inicio