Blue Origin presentó tantos archivos en su demanda contra la NASA y SpaceX que hasta Adobe está ayudando para ordenarlos en PDF

Blue Origin presentó tantos archivos en su demanda contra la NASA y SpaceX que hasta Adobe está ayudando para ordenarlos en PDF
6 comentarios

Como si no fuera lo suficientemente complicado atender una demanda de Blue Origin contra la NASA, y retrasos importantes no estuvieran planteándose para la misión Artemis, ahora el gobierno de Estados Unidos tiene un problema muy peculiar: los archivos presentados para la demanda son tantos que ni siquiera pueden ordenarse en sistema.

El problema se presentó hace ya más de una semana cuando el departamento de justicia dijo que requeriría una extensión para ordenar los materiales pues el registro administrativo incluía más de 7GB de documentos y está teniendo problemas para convertirlos a PDF y subirlos al sistema de la corte.

El problema está en el mismo sistema que limita el tamaño de archivos a 50MB. Ahora Adobe le hizo saber a Business Insider que ya está ayudando directamente al departamento de justicia. "Nos estamos involucrando con ellos directamente para apoyar sus necesidades únicas para que puedan mantener la calidad y la integridad del contenido original", dijo en un comunicado.

Standard Compressed Bezos

Mucha tecnología, pero se enviará la información en DVDs

No solo se trata del tamaño de los archivos, sino que el departamento de justicia de Estados Unidos dijo que muchos de los archivos enviados por Blue Origin serían difíciles de convertir a PDF. Además, incluso consiguiendo la conversión, son muchos los paquetes de 50MB que se tienen que agrupar y entre más veces se intente hay mayor posibilidad de un bloqueo del sistema.

Incluso con la ayuda directa de Adobe una nueva extensión ha tenido que emitirse. El último reporte indica que el primer corte de 7GB de información ahora podría ser de más de 16GB. Esa información además de estar dispuesta en el sistema de la corte se enviará en DVD a los involucrados, incluyendo a SpaceX.

La demanda de Blue Origin va contra la decisión de la NASA de elegir solo a SpaceX como proveedor para la misión Artemis. El argumento es que el proceso de selección fue opaco e injusto, así que la NASA se vio en la necesidad de detener el proceso de la licitación en tanto el tema legal se resuelva.

La fecha de reinicio prevista es el 1 de noviembre próximo, aunque esa fecha fue dada antes de las extensiones que han estado dándose por el tema de manejo de documentos.

Temas
Inicio