El cometa Leonard ya no brilla como se esperaba y los astrónomos temen a que termine partido en mil pedazos al acercarse al Sol

El cometa Leonard ya no brilla como se esperaba y los astrónomos temen a que termine partido en mil pedazos al acercarse al Sol
Sin comentarios

El cometa Leonard que se tiene previsto pase en su punto más cercano a la Tierra este 12 de diciembre está pasando por una situación extraña. Según los astrónomos conforme se acerca al Sol debería brillar con mayor intensidad por si mismo, pero solamente lo hace porque disminuye su distancia con nuestro planeta y es más fácil apreciarlo.

"No es una gran noticia. El cometa debería ser cada vez más brillante", señaló Quanzhi Ye, un astrónomo de la Universidad de Maryland a Space. "Si no se pone más brillante, entonces algo anda mal, pero no sabemos qué es exactamente en este momento".

A los científicos les preocupa que esta atenuación en el brillo de Leonard pueda significar que sus días están contados, pues en el pasado otros cometas que se han separado se desvanecen cuando vuelan más cerca del Sol.

Hasta ahora la hipótesis más probable según Ye, es que el cometa se esté dividiendo o comenzará a hacerlo pronto, aunque también se manejan otras opciones (menos probables) como que se está quedando sin hielo.

El astrónomo señala que en las últimas imágenes revisadas del 7 de diciembre parece que el cometa todavía está bien, aunque continúa la tendencia de que se está desvaneciendo su brillo.

Varias teorías sobre los problemas en Leonard

De acuerdo con Ye, la primera señal de que hay un problema con un cometa, es que este pierde su cola de iones, una corriente de partículas cargadas que apuntan en dirección opuesta al sol, característica que podría suceder a las pocas horas de que se rompa.

Bayfordbury Observatory

También puede ser que se desintegre antes de alcanzar el perihelio, es decir su punto más cercano al Sol o hasta hay hipótesis de que este evento tiene posibilidades de suceder en su punto más lejano.

Entre los factores que pueden propiciar esto pueden ser la gravedad ya sea del Sol o de otro planeta grande, aunque también el corazón del cometa podría implosionar y terminar en una bola de hielo hecha pedazos y los científicos nunca podrían determinar la causa principal de la falla.

A pesar de esta situación, el cometa ya se puede apreciar desde el 6 de diciembre, pero estará en el mejor punto para hacerlo durante la madrugada del domingo 12 de diciembre, con una ventana de observación adicional el 15 de enero después de la puesta del Sol.

Foto: @Comet2021a1

Temas
Inicio