Este anillo pretende ser un hotel espacial: con gravedad similar a la luna para emborracharse en el espacio

Este anillo pretende ser un hotel espacial: con gravedad similar a la luna para emborracharse en el espacio
Sin comentarios

Una nueva estación espacial acaba de ser anunciada. Orbital Assembly Corporation (OAC) ha dado a conocer que está trabajando en su estación de clase Pioneer, que será la primera instalación en órbita de operación privada para uso turístico y comercial con gravedad simulada incluida.

Este proyecto tomará como base la arquitectura giratoria Gravity Ring, la primera plataforma capaz de proporcionar gravedad artificial gracias a un anillo que gira y que mide unos 61 metros de largo. Con este sistema se podrá aumentar el nivel de comodidad en el espacio, permitiendo realizar acciones como moverse o beber y hasta dormir sin tener que atarse a una cama, reduciendo al mismo tiempo los efectos perjudiciales a la salud de la microgravedad en el espacio.

Este nuevo modelo de estación, contará con capacidad básica para alojar 28 invitados en un entorno híbrido de microgravedad (Zero-G) y niveles variables de gravedad hasta 0.57 G, aunque otras configuraciones permitirán acomodar a más personas o cumplir con especificaciones de los equipos comerciales, donde cada módulo tendrá hasta 396 metros cúbicos de espacio.

Además de esta estación espacial híbrida Orbital Assembly también está trabajando en la Voyager Station, otra instalación que servirá de hotel espacial de lujo, anunciada en 2021, con la capacidad para albergar hasta 400 personas personas a la vez, pero que no se comenzará a construir sino hasta 2025 y se espera esté operativa para 2027, por lo que Pioneer estará en funcionamiento dos años antes que su contraparte más grande.

Voyager Station
Imagen conceptual de la Voyager Station, que será el hermano mayor de la estación Pioneer

La gran diferencia con otros instalaciones futuras

Lo interesante de los proyectos de Orbital Assembly es que no están "atados" a los contratos de la NASA, como si están otras estaciones que tienen como objetivo colocarse en órbita terrestre baja y ser operativas para el 2030, año en que la Estación Espacial Internacional se retirará, por lo que su calendario de desarrollo puede ir a la velocidad que la compañía determine y no la Agencia Espacial.

De acuerdo con Rhonda Stevenson, directora ejecutiva de Orbital Assembly, el diseño de Pioneer es el de una estación modular segura y confiable, que busca generar ingresos y rentabilidad tanto en el sector turístico y comercial antes que el resto de sus competidores.

Voyager Station 2
Imagen conceptual de la Voyager Station

Esto se planea lograr gracias a múltiples entradas de dinero de distintos mercados para así "subsidiar el mercado de viajes en estadías de una o dos semanas", y a pesar de que Stevenson señala que los costos de lanzamiento siguen siendo un problema, esperan que los turistas se sientan "motivados a planificar estadías mas cortas o frecuentes" a medida que estos viajes se vuelvan menos costosos.

Hasta ahora los otros proyectos para desarrollar estaciones espaciales por parte de la NASA pertenecen a Blue Origin de Jeff Bezos, que se encuentra trabajando en Orbital Reef, con clientes potenciales desde gobiernos, industria privada y hasta turistas espaciales espacial, la Starlab de Nanoracks en colaboración con Voyager Space y Lockheed Martin, con su hábitat inflable y capacidad de 340 metros cúbicos, así como Axiom Space, que llevará módulos privados a la ISS entre 2024 y 2027 para luego separarlos de la estación y operar como una instalación independiente.

Temas
Inicio