Publicidad

SpaceX consigue recuperar por primera vez ambas partes del carenado del Falcon 9 usando barcos con enormes redes

SpaceX consigue recuperar por primera vez ambas partes del carenado del Falcon 9 usando barcos con enormes redes
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Elon Musk tuvo hace algunos años una idea que en el papel parecía una broma: usar en SpaceX barcos con enormes redes para tratar de recuperar los carenados (cono o nariz) de sus cohetes Falcon 9. Tras varios intentos la broma dejó de ser eso, una broma, y se convirtió en una realidad, la cual ahora ha conseguido por primera vez capturar ambas mitades del carenado para que sean usadas en un futuro lanzamiento.

Y es que más allá de la idea de los cohetes reutilizables de SpaceX, que sólo se centraban en recuperar el propulsor para volverse a usar, Elon Musk planteaba tratar de recuperar la mayor cantidad de piezas, para así reducir los costos y ofrecer lanzamientos mucho más baratos. Esta idea, y tras casi dominar los aterrizajes de los boosters, ahora se centra en el carenado de los cohetes.

Cada carenado cuesta unos 6 millones de dólares

Una parte clave de la misión de SpaceX es poder reciclar la mayor parte de un cohete como sea posible, y aquí es donde entra el carenado, que sirve para proteger la carga útil que se dirige al espacio, la cual se parte en dos para liberarla y ambas partes caen de regreso en la Tierra.

Spacex Barcos Redes Carenados 3 Ms. Tree.

Cada carenado cuesta alrededor de 6 millones de dólares, así que no estamos hablando de un simple pedazo de metal. Por tal motivo, SpaceX implementó en 2018 sus barcos Ms. Tree y Ms. Chief, que son los responsables de tratar de atrapar ambas mitades del carenado.

Spacex Barcos Redes Carenados 4 Mr. Steven, que después cambió de nombre a Ms. Tree.

La misión no es sencilla, por lo que SpaceX colocó en cada carenado unos pequeños propulsores y un paracaídas, para así tratar de reducir la velocidad de caída. Esto permite que el barco y la tripulación literalmente traten de "cachar" una de las mitades para que sea usada posteriormente.

A día de hoy, esta idea ha tenido resultados mixtos, capturando principalmente una de las mitades pero nunca ambas. Hasta ahora, ya que el más reciente lanzamiento de SpaceX, como parte de la misión ANASIS-II, consiguió por primera vez recuperar ambas mitades.

Podría parecer insignificante tratar de recuperar estas partes relativamente pequeñas del cohete, ya que no están al mismo nivel de los propulsores y sus 60 millones de dólares. Sin embargo, esto nos habla de la importancia de tratar de reciclar lo máximo que se pueda de cada lanzamiento, y así reducir al máximo los costos de operación. Una idea que nunca antes se había contemplado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios