Una tormenta solar afectó a 40 satélites de Starlink a unos días de haber sido lanzados y ahora están cayendo a la Tierra

Una tormenta solar afectó a 40 satélites de Starlink a unos días de haber sido lanzados y ahora están cayendo a la Tierra
2 comentarios

Starlink, la compañía de internet satelital de Elon Musk, ha dado a conocer que luego de una tormenta geomagnética (también conocidas como tormentas solares) 40 de sus satélites recientemente lanzados a la órbita terrestre baja fueron afectados, condenándolos a caer nuevamente a la Tierra.

Apenas un día después de su despliegue en una órbita de aproximadamente 210 kilómetros de la Tierra, donde cada satélite logró un vuelo controlado, una tormenta geomagnética hizo que la atmósfera se calentara y aumentara su densidad en la altitud donde los aparatos se encontraban impidiéndoles elevarse hasta su posición, por lo que estos eventualmente caerán (o están cayendo) de nuevo en el planeta.

El lanzamiento mencionado por SpaceX es el del jueves 3 de febrero, cuando un Falcon 9 lanzó 49 satélites a la órbita desde el Complejo de Lanzamiento 39A (LC-39A) en el Centro Espacial Kennedy en Florida. El impacto de la tormenta, se produjo el viernes luego de una erupción solar el pasado 30 de enero que envió una ola de partículas cargadas hacia la Tierra que se esperaba llegara el 2 de febrero.

Menos de 10 satélites lograron sobrevivir

SpaceX ha señalado que los satélites de la compañía se despliegan siempre en órbitas bajas para que en caso de que alguno de los aparatos no pase las comprobaciones iniciales, pueda ser rápidamente desorbitado. Esto es con la intención de mantener un entorno espacial sostenible a pesar del costo adicional que representa.

Lanzamiento de Starlink del 3 de Febrero de 2022 | Imagen: SpaceX

Sin embargo en este caso y por el factor adicional de la tormenta los satélites se encontraron (de acuerdo con su GPS de a bordo) con que la resistencia atmosférica aumentó hasta un 50% más que en otros lanzamientos.

Ante esta eventualidad, el equipo de Starlink ordenó que los satélites entraran en un modo seguro, volando en forma horizontal (como si fueran una hoja de papel) para minimizar el arrastre y así "protegerse" de la tormenta de forma efectiva.

No representan un riesgo a pesar de no haber alcanzado su órbita

A pesar de las medidas tomadas, el análisis preliminar de la compañía arrojó que el aumento de la resistencia a bajas altitudes impidió que los satélites abandonaran el modo seguro para iniciar las maniobras de elevación de la órbita, donde hasta 40 satélites podían ingresar en la atmósfera terrestre.

Starlink Mission 47926144123

Estos aparatos no representan un riesgo de colisión con otros satélites y según detalla SpaceX, por diseño "desaparecen" al volver a entrar en la atmósfera, es decir, no se crean desechos orbitales y ni golpean el suelo.

Este lanzamiento, llamado misión 4-7 es el tercer vuelo de la compañía para colocar satélites en 2022, donde se esperaba que esta nueva ronda de aparatos se uniera a los más de 1,800 que actualmente se encuentran en órbita. Además se trata del tercer despegue de la compañía en cuatro días, luego del lanzamiento de un satélite italiano de observación el 31 de enero y otro para la Oficina Nacional de Reconocimiento de Estados Unidos el pasado 2 de febrero.

Imagen: tashego

Temas
Inicio