Compartir
Publicidad

Las hojas de chirimoya tienen efecto antidiabético: IPN

Las hojas de chirimoya tienen efecto antidiabético: IPN
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La chirimoya o anona Annona cherimola es un fruto que se comercializa sobre todo fresco, en nieves, o hasta en licor, crece en algunos países del continente americano como México, Guatemala, Belice, República Dominicana, Cuba, Bolivia, entre otros. Su pulpa es de color blanco y sus semillas son oscuras, casi negras. Por cada 100 gramos de fruta encontramos casi 13 gramos de azúcar, pero en el Instituto Politécnico Nacional se han fijado no en el fruto en sí, sino en las hojas de su árbol, ya que al ser utilizadas en la medicina tradicional para el control de los niveles de glucosa, se dieron a la tarea de verificar científicamente su efectividad.

Así fue como los estudiantes Ivonne Olivares, Fernando Calzada y Jesús Solares, se dieron a la tarea de comprobar el efecto antidiabético y antioxidante de las hojas de chirimoya, lo cual les permitirá en el mediano plazo, producir un fitofármaco que será compatible con la medicina alópata que suele utilizarse para controlar los niveles de glucosa en sangre tales como la metformina, la glibenclamida y la acarbosa.

Fva 630 Lab Rat Mice Mouse

Desde hace dos años se han hecho estudios clínicos en ratas y ratones, y se ha comprobado que el extracto etanólico de las hojas de chirimoya tiene un efecto regulador de la glucosa, es decir, si el nivel es bajo lo aumenta y si es alto lo disminuye. Para llegar a los estudios clínicos con seres humanos, es preciso pasar primero a otra etapa de experimentación con cerdos, cuyo proceso de la insulina es más parecido al de las personas.

Para lograr la dosis estandarizada del extracto que se debe tomar, y comprobar al mismo tiempo su inocuidad, se administraron altas dosis a individuos sanos y enfermos durante 28 días, comprobando así que los órganos internos no tuvieron ningún efecto adverso, y que al suspender la administración del extracto, el efecto regulador persistió, sin embargo en los individuos sanos, no se modificó su nivel normal de glucosa.

Las hojas no tienen un uso comercial como la chirimoya, así que la producción de un fitofármaco a partir de ellas sería sostenible, debido a que es un recurso abundante y no está en peligro de extinguirse, ya que no es utilizado para otros fines.

La medicina tradicional es una fuente de sabiduría, pero en la época en que vivimos, todo tiene que ser experimentado y comprobado con rigor científico, por eso son tan valiosas las aportaciones de los científicos mexicanos que logran día a día acercarnos a más remedios tradicionales, con el aval de la medicina actual.

Imágenes | Natural Rating | Ejercicios en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio