Así es Synchron, la empresa que le ganó a Elon Musk y hará pruebas de sus implantes de chips cerebrales antes que Neuralink

Así es Synchron, la empresa que le ganó a Elon Musk y hará pruebas de sus implantes de chips cerebrales antes que Neuralink
Sin comentarios

Al parecer Elon Musk no era el único que quería implantar chips en las cabezas de las personas para que pudieran realizar actividades como controlar terminales y hasta combatir la parálisis. Synchron acaba de obtener permiso de la FDA para iniciar sus test en personas que residan en Estados Unidos, donde hay ya seis candidatos para un estudio de viabilidad temprano a finales de año, en el hospital Monte Sinaí de Nueva York.

La empresa emitió un comunicado este miércoles donde señala que recibió de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) la aprobación para aplicar su estudio, de nombre COMMAND, con la finalidad de obtener información sobre la seguridad y eficacia de su producto Stentrode, una neuroprótesis motora enfocada en ayudar a pacientes con parálisis severa.

La compañía espera que su dispositivo permita a los pacientes utilizar sus datos cerebrales para controlar dispositivos digitales y lograr mejoras en la independencia funcional de las personas, pues son capaces de controlar dispositivos externos pensando simplemente en mover sus extremidades, con lo que podrían desde enviar mensajes de texto, correos electrónicos, comprar en línea y acceder a determinados servicios digitales.

El objetivo de Synchron, de acuerdo al director ejecutivo, Thomas Oxley, es lograr la transferencia de datos en todo el cerebro, teniendo como primer objetivo la corteza motora para el tratamiento de parálisis, una necesidad para millones de personas en el mundo y que tiene una oportunidad de mercado de 20 mil millones de dólares.

Cómo funciona el Stentrode

Este dispositivo se conecta al cerebro a través de los vasos sanguíneos con un procedimiento mínimamente invasivo que dura alrededor de dos horas, que se parece mucho a la colocación de stents para el corazón. El implante ingresa por una de las arterias desde la parte inferior del cuello y desde aquí se maniobra para alojar el Stentrode en la parte superior de la cabeza, donde recibe las señales eléctricas generadas por el cerebro y las envía a un receptor en el pecho para que puedan ser interpretadas por una terminal especial con la que se pueden controlar otros dispositivos como computadoras y hasta vehículos.

Lo interesante de este procedimiento, es que no requiere de asistencia robótica, a diferencia de su competidor Neuralink que incluso presentó un robot con la finalidad de implantar estos chips en el cráneo, pudiendo realizarse en salas de angiografía, que se encuentran ampliamente disponibles y no salen cables del cuerpo después de haber realizado la operación.

Será la primera vez que realicen estudios en EE.UU., pero no en otras partes del mundo

Actualmente la compañía ya tiene un ensayo clínico separado fuera de los Estados Unidos, donde cuatro pacientes en Australia ya han recibido el implante y el año pasado presentaron sus primeros resultados, donde dos pacientes fueron capaces de controlar sus dispositivos enviando mensajes de texto y escribiendo con solo pensarlo.

Recordemos que Neuralink de Elon Musk, fue noticia en el mes de abril tras presentar su Linkv0.9 y mostrar un video donde se veía a un mono jugar videojuegos con su mente seis semanas después de haberle implantado el chip, donde el empresario señaló que esperaban que eventualmente su dispositivo sirviera para curar ceguera, daño cerebral e incluso adicciones.

Temas
Inicio