Publicidad

De cada 10,000 pesos que ganan, la familias en México gastan 1,000 en refrescos: académica

De cada 10,000 pesos que ganan, la familias en México gastan 1,000 en refrescos: académica
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Luego de que el Conacyt citara la investigación del antropólogo Pages sobre la alarmante cantidad con que se bebe Coca-Cola en los altos de Chiapas, Florence L. Theodore, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública ha llamado al atención al asegurar no solo que la ingesta de refrescos se relaciona con diabetes y enfermedades óseas, sino también que en México una familia destina el 10% de sus ingresos a la compra de refrescos.

Theodore, que también tiene experiencia en el campo de las repercusiones de salud de refrescos en comunidades mayas, citó a un estudio de Yale para asegurar que en México se consume un promedio de 163 litros de refresco al año.

La cifra incluso la retoma la Organización Panamericana de Salud, que vincula el consumo de refresco con México siendo el primer lugar en obesidad en adultos entre países de la OCDE.

Supermarket 1229744 1920

Todo pasó muy rápido: Theodore asegura que el consumo de bebidas azucaradas en México se triplicó entre 1999 y 2006. Las razones son de lo más diversas, y pasan por motivos políticos y hasta religiosos según se ha visto en comunidades de Chiapas.

Pero en el resto del país, Theodore explica que los refrescos tienen buena imagen, e incluso se les vincula con experiencias positivas.

El anclaje del refresco en la dieta del mexicano es desde la cuna hasta la tumba, pues persiste la dificultad y hasta el rechazo a renunciar a estas bebidas, incluso entre personas con diabetes

Florence Theodore

Coca Cola Fla 8086

La cifra de lo gastado en refrescos en México encuentra respaldo en la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera que realiza el INEGI. El mismo reporte indicó un aumento del 3% en el volumen total de ventas en el primer trimestre de 2019, respecto al trimestre del año pasado. El aumento sucede a pesar de la presencia de un Impuesto Especial que equivale a 1.17 pesos por cada 10 que pagan los consumidores de refrescos.

Si se considera IVA también, tres de cada diez pesos en refrescos son en impuestos

Aún con ello, y con otro aumento programado en IEPS a refrescos para 2020, la industria no deja de crecer. De ahí que la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas asegure que el IEPS no hace más que aumentar la desigualdad social, pues afecta mayormente a los más pobres.

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos está al tanto de las vinculaciones de la industria con problemas de salud pública, ante lo que usa como defensa la variedad de catálogo de refrescos bajos en azúcar. De hecho, la Coca-Cola sin azúcar pero anunciada con sabor original llegó a México en 2017. La empresa asegura que el 45% de su oferta son productos o bajos o sin calorías.

De cualquier forma, los artículos académicos siguen llegando, y con casos como los de Chiapas en donde se consumen en promedio 821 litros de refresco al año, las discusiones sobre responsabilidad social de la industria, las conversaciones académicas en torno al fenómeno y los debates respecto a la relación entre impuestos y consumo, no llegarán a su término en ningún momento pronto.

Imágenes | Expansión, Forbes

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir