La formación de coágulos sí es efecto secundario "muy raro" de la vacuna de AstraZeneca contra COVID, según la EMA

La formación de coágulos sí es efecto secundario "muy raro" de la vacuna de AstraZeneca contra COVID, según la EMA
3 comentarios
Actualización 9:52 horas: El panel de expertos de Reino Unido llama a contraindicar la vacuna de AstraZeneca para su población menor de 30 años.

Luego de que la Agencia Europea de Medicamentos haya recomendado abiertamente continuar con la vacunación de AstraZeneca, ahora, además de reafirmar su decisión, ha comunicado que sí debe incluirse como efecto secundario de la vacuna la posible formación de coágulos.

A través de una conferencia de prensa la EMA reconoció que la formación de coágulos puede considerarse como un efecto secundario, aunque también aclaró que se trata de una posibilidad cuyo riesgo de mortalidad es muy inferior al riesgo de no contar con una vacuna y ser infectado por COVID-19.

La resolución es que el comité de seguridad de farmacovigilancia y análisis de riesgo confirmó que los beneficios de la vacuna superan a sus riesgos.

Los riesgos deben comunicarse a vacunados

Y es que el COVID-19 sigue cobrando vidas por millares diariamente, y la vacuna ha sido probada para ser un método efectivo para evitar los casos de enfermedad grave, y por tanto, para salvar vidas.

La Vacuna De Astrazeneca Debe Incluir Entre Sus Efectos Secundarios La Formacion De Coagulos Por Mas Extranos Que Estos Sean

De momento, con la información disponible hasta ahora, la EMA ha concluido que no hay factores de riesgo asociados a la posible formación de coágulos luego de la aplicación de la vacuna de AtraZeneca. La EMA explica que una posible explicación para los eventos trombóticos está en la respuesta inmune del vacunado, y es una muy similar a la que algunos pacientes desarrollan después de haber sido tratados con heparina. A la condición se le llama púrpura trombocitopénica trombótica y se trata esencialmente de la formación de pequeños coágulos de sangre, los cuales agotan "grandes cantidades de plaquetas", se explica en mayoclinic.

Los riesgos, dice la EMA, deberán ser comunicados eficientemente para que tanto vacunados como doctores y encargados de la distribución y aplicación de vacunas conozcan a detalle las características del desarrollo de una condición más grave tras la aplicación de las dosis, para que llegado el momento "puedan actuar rápidamente para minimizar los riesgos".

La tasa de reporte de casos trombóticos es de uno en cada 100,000 vacunados. Hasta ahora se han registrado en la Unión Europea 79 casos de coágulos, lo que derivó en 19 muertes.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio