La fantasía del retinol y la rejuvenecimiento facial: las verdades y las mentiras tras el mito de la piel joven

La fantasía del retinol y la rejuvenecimiento facial: las verdades y las mentiras tras el mito de la piel joven

Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Cuidado Facial
oscar-steve

Steve Saldaña

Editor Senior

Periodista de tecnología y ciencia. Escribo y analizo la industria de plataformas tech en México y soy fan de la ética tecnológica. También soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia. Hago locución comercial, produzco podcast y soy presentador del podcast semanal ROM. LinkedIn

Cuando se trata de cuidado facial, los bulos científicos están por doquier. El panorama no luce tan distinto al camino de los suplementos alimenticios siempre repletos de las leyendas "comprobado científicamente" y "avalado por especialistas" que, por lo general, son etiquetas que suelen quedarse en un rubro para afianzar una promesa de venta.

Las promesas vinculadas al retinol son espinosas. Como suele pasar con este tipo de temas, la clave está en los detalles.

¿Qué es el retinol?

El retinol es una forma de vitamina A. Lo que sucede es que la vitamina A tiene muchas presentaciones. El retinol en específico ha sido inexorablemente vinculado a la proliferación de una serie de productos en el cuidado de la piel. La razón es bastante simple: la vitamina A es indudablemente eficaz para combatir los efectos asociados al envejecimiento de la piel.

Conforme los años pasan la piel pierde elasticidad. De ahí que comiencen a aparecer líneas de expresión y arrugas, así como manchas negras y acné. La promesa es que el retinol puede revertir el proceso de envejecimiento ayudando a generar colágeno y hacer que las antiguas células sean reemplazadas por células jóvenes. El retinol pertenece a la familia de retinoides, formas de vitamina A que son utilizados por dermatólogos y que, en su mayoría, requieren de receta médica.

Lo que dice la evidencia científica

Pero el retinol es una versión disponible sin receta básicamente porque es una fórmula ligera. Los retinoides son más efectivos, indudablemente, pero pueden provocar irritación y sequedad en la piel, así que solo se recomiendan por médicos bajo condiciones muy particulares.

El caso del retinol es distinto. Un estudio publicado en 2006 en Dermatologic Surgery arrojó como resultados que los usuarios de la prueba sí vieron incrementados sus niveles de colágeno con el uso de retinoides. El problema es la irritación. El retinol, que es una versión más ligera, no farmacéutica, es significativamente menos irritante y hay evidencia de mejoras clínicas en tratamiento de la piel, pero en las conclusiones del estudio los investigadores no se arrojaron a asegurar su efectividad. "Más estudios clínicos son requeridos para confirmar las ventajas de los retinoides tópicos", se lee en el texto.

Retinoide

Pero el avance en 16 años ha sido escaso. En 2022 otro artículo de investigación concluyó que no hay evidencia científica de estudios clínicos de gran alcance que, con ayuda de retinol, hayan resultado en piel rejuvenecida de los pacientes. "Los estudios clínicos que se han hecho tienen limitaciones, incluyendo muestras muy pequeñas", se lee en el artículo.

El otro gran problema con estudios que involucran cosméticos con retinol es que las formulaciones suelen tener más agentes, no son retinol y listo. De hecho, un artículo publicado en este 2023 declaró el estudio de las fórmulas de 12 productos comerciales que declaraban tener retinol y concluyó que en casi todos el retinol era inestable. En él se lee:

"Se recomienda estabilizar el retinol en los cosméticos mediante una formulación adecuada, ya que el retinol en las formulaciones cosméticas suele ser estable durante menos de 6 meses si se fabrica en una atmósfera inerte y se almacena, por ejemplo, en tubos de aluminio a 20 °C o menos".
Los productos de venta libre suelen tener entre .1 y 1% de retinol

Pruebas con más cosméticos se han hecho con anterioridad y las fórmulas son tan inestables que incluso se han encontrado compuestos clasificados como inseguros. En 2021 fueron publicados los resultados de un ensayo que involucró a 35 productos cosméticos con retinol y una de las conclusiones es que dos productos contenían ácido retinoico, un compuesto que ha sido vetado de cosméticos en Europa por motivos de seguridad. "[La presencia de ácido retinoico] revela la necesidad de regulaciones más estrictas y control de calidad para asegurar la eficacia y seguridad", se lee como conclusión en el artículo.

Retinol

El otro lado de la moneda es que, por más contraituitivo que parezca, también hay estudios que aseguran que el retinol tiene efectos significativos positivos en el rejuvenecimiento de la piel. Un artículo publicado en 2015 concluyó que la aplicación tópica afecta tanto celular como molecularmente a la epidermis y dermis. El artículo, sin embargo, no incluyó pormenores de la muestra y tampoco desglosó las formulaciones de los productos que fueron utilizados en el proceso.

Lo cierto es que no hay consenso científico del retinol como elemento para el tratamiento de la piel, mucho menos de los cosméticos que le utilizan. Pareciera que el concepto de que los retinoides sí generan colágeno es el común acuerdo y de ahí que derivados como el tazaroteno tienen potencial para el cuidado de la piel y siguen utilizándose, bajo receta médica. Por lo tanto, el tazaroteno no es una fórmula a utilizarse en productos cosméticos.

Como suele pasar con productos cosméticos, al final del día el retinol podría ayudar al tratamiento de la piel. Por lo que sabemos, también podría no hacer absolutamente nada. También podría haber un punto medio: dada su debilidad respecto a retinoides, sus efectos podrían tomar mucho tiempo en aparecer.
Crema

El antes citado estudio de 2023 pone el dedo sobre la llaga: simplemente hay muy poca investigación que no haya sido promovida por la industria de cosméticos. Décadas de investigación ha concluido que más evidencia se necesita para afianzar relación de causalidad entre el retinol y el cuidado de la piel, no así con retinoides de uso médico. Entre tanto no haya nuevas conclusiones y el retinol siga siendo uno de los retinoides más débiles, seguirá sin haber razón de considerarle como un producto farmacéutico.

La Unión Europea incluso ha tomado medidas para disminuir el uso de retinol en productos cosméticos. Según un borrador de regulación, los productos con retinol en la Unión Europea ahora deberán tener una concentración máxima de .05% en lociones corporales y .3% en el resto de productos, incluyendo cremas. El motivo es que los usuarios no sobrepasen el consumo de vitamina A establecido como seguro en cosméticos.

Inicio