En Hong Kong sacrificarán 2,000 hámsteres para "evitar" la transmisión de COVID-19 entre animales y humanos

En Hong Kong sacrificarán 2,000 hámsteres para "evitar" la transmisión de COVID-19 entre animales y humanos
Sin comentarios

Autoridades de Hong Kong informaron a propietarios y a tiendas de mascotas que entreguen aproximadamente unos 2,000 hámsteres para sacrificarlos en masa luego de encontrar evidencia de una posible primera transmisión de COVID-19 de animal a humano en la ciudad y suspendieron temporalmente las importaciones de animales pequeños.

Entre las medidas, 34 tiendas que vendían estos animales fueron suspendidas y unos 150 clientes que habían visitado la tienda Little Boss en Causeway Bay desde el 7 de enero fueron puestos en cuarentena, donde incluso los dueños de hámsteres que den positivo también deben entrar en aislamiento.

Hasta ahora dos personas que fueron vinculadas a Little Boss fueron confirmadas como infectadas y otra se encuentra en caso sospechoso, mientras que en caso de los hámsteres de la tienda, 11 fueron clasificados como positivos preliminares.

La orden de sacrificio aplica a todos aquellos animales comprados en Hong Kong desde el 22 de diciembre de 2021, día en que llegó un envío de hámsteres proveniente de Países Bajos y que fue trasladado a un almacén de la tienda, junto a un segundo envío que llegó el 7 de enero.

Recomendaciones para los dueños de mascotas y mutaciones no identificadas

Aunque el gobierno también ha informado que incumplir con la medida no tendrá consecuencias legales, sí se hizo una fuerte recomendación para que los animales sean entregados, además de que se informó que los dueños deben observar una higiene estricta al manipular a sus mascotas y jaulas, evitando besarlos o abandonarlos en la calle.

Trabajadores Se Llevan A Los Hamsters De La Tienda De Mascotas Little Boss
Trabajadores se llevan a los hamsters de la tienda de mascotas Little Boss | Foto: South China Morning Post

Las autoridades consideran que este es el primer caso conocido de hámsteres que contrajeron COVID-19 fuera de un entorno de laboratorio y las mutaciones encontradas en la muestra no podían identificarse en un banco de datos genómicos global, por lo que se decidió actuar con cautela.

Ante esto el profesor asociado del departamento de tecnología e informática de la salud de la Universidad Politécnica, Gilman Siu Kit-hang, mencionó que la coincidencia de secuenciación más cercana del genoma fue con un caso de la República Checa, aunque todavía había siete variaciones genéticas entre las dos muestras.

El problema con una gran cantidad de mascotas

Por otro lado el profesor Yuen Kwok-yung, asesor del gobierno sobre pandemias señaló que los hámsteres tardarían un tiempo en mostrar síntomas después de la infección y mantener vivos a los 2,000 representaría un riesgo para la salud de las personas que los cuidan.

Hamster 2

Esto principalmente porque son muy sensibles y se infectan con facilidad, liberando una gran cantidad de virus en los primeros 10 días tras el contagio, por lo que la medida para sacrificarlos es "decisiva y sabia".

A pesar de que no se ha confirmado propiamente la transmisión de animal a humano del COVID-19, el director adjunto del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación (AFCD), el Dr. Thomas Sit Hon-chung, dijo que no hay otra opción y se debía tomar una decisión firme para proteger la salud pública y animal.

Sin embargo grupos como la Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales mostró su indignación por la determinación, pidiendo que revisen su enfoque antes de tomar "medidas drásticas", acción que se vio reforzada por una solicitud en línea donde se invitaba al gobierno a abandonar esta acción.

Temas
Inicio