Ómicron es el nombre oficial de la nueva variante de SARS-CoV-2: la OMS confirma que tiene varias mutaciones "preocupantes"

Ómicron es el nombre oficial de la nueva variante de SARS-CoV-2: la OMS confirma que tiene varias mutaciones "preocupantes"
2 comentarios

La Organización Mundial de la Salud ha llamado oficialmente Ómicron a la nueva variante del SARS-CoV-2 que acumula más de 30 mutaciones y que ha provocado que países europeos comiencen a cerrar fronteras a vuelos provenientes de África, continente donde fue primero localizada la variante. Hasta ahora la variante había sido denominada solamente B.1.1.529.

En específico, confirma la OMS, la existencia de Ómicron fue notificada por primera vez a la OMS el 24 de noviembre pasado. Además, varias de las mutaciones halladas en la variante son "preocupantes", dice la OMS.

La mayor preocupación es que Ómicron pueda convertirse en la nueva variante dominante, desplazando a Delta. Dado que sus mutaciones están principalmente en la proteína espiga, hay la sospecha de que pueda burlar las defensas de las personas inoculadas, aunque la propia OMS ha confirmado que tardará semanas saberlo con exactitud. Por ahora, la evidencia sugiere que Ómicron conlleva un mayor riesgo de reinfección que otras variantes debido precisamente a que la proteína espiga es muy distinta a la del virus del SARS-CoV-2 original para la que se preparan los organismos que reciben vacunas.

La proteína espiga es esencialmente la clave para que el SARS-CoV-2 ingrese a células del huésped humano y tome su control para llevar a cabo su replicación.

BIONTECH se ha sumado a las investigaciones y dijo que en un par de semanas tendrá sus propios resultados preliminares sobre la eficacia de las vacunas ante Ómicron.
Variantes de preocupación
Estas son todas las variantes de preocupación catalogadas por la OMS.

A la par de la oficialización del nombre, la OMS ha comunicado que considera a Ómicron como una nueva variante de preocupación, clasificación a la que solo pertenecen las variantes Alfa, Beta, Gama y Delta. A la par de la reunión de emergencia que ha tenido la OMS este viernes 26 de noviembre y de la que ha resultado el nombre y clasificación de la variante, los mercados internacionales han registrado caídas debido al temor de repuntes generalizados de COVID-19.

Casos con la variante Ómicron han sido detectados en Sudáfrica, Hong Kong, Israel e incluso Bélgica. Varios países europeos han cerrado sus conexiones con Sudáfrica, incluyendo Alemania y Reino Unido, movimientos que han sido catalogados como "apresurados" por la Unión Africana.

La OMS ahora mismo está pidiendo a todos los países que refuercen su vigilancia epidemiológica, sobre todo la secuenciación de muestras para detectar con prontitud la presencia de nuevas variantes. Tiene sentido dado que la organización quiere saber rápidamente qué tan rápida es la propagación de Ómicron. Mientras tanto, en las próximas horas y días la OMS llevará a cabo análisis en campo y en laboratorio para conocer más sobre la variante.

Mientras las investigaciones y el monitoreo suceden, la OMS enfatizó en las recomendaciones para evitar el riesgo a cualquier exposición, como el uso de cubrebocas, evitar espacios cerrados mal ventilados, el distanciamiento social y mantener un constante lavado de manos.

Temas
Inicio