Compartir
Publicidad
19 veces en que la Lucha Libre mexicana migró del ring a la cultura popular en México y el mundo
Otros

19 veces en que la Lucha Libre mexicana migró del ring a la cultura popular en México y el mundo

Publicidad
Publicidad

La lucha libre tiene todo qué ver con la mexicanidad. Ya lo comentábamos cuando platicábamos sobre su historia, por lo que no es de sorprender que sus alcances se traduzcan en una inmensa variedad de representaciones, desde videojuegos, hasta series.

Ahora, continuamos nuestra serie de artículos sobre Lucha Libre, con un breve, pero variopinto recopilatorio, sobre las veces que el deporte migró fuera de la arena.

El Santo VS los Clones

Cuando uno habla sobre Lucha Libre es imposible terminar hablando de El Santo. Por eso, en vez de evitarlo empecemos desde él y la aventura que Cartoon Network emprendió con los cinco episodios cortos que produjo en 2004, hace ya casi 15 años. La miniserie funcionaba a manera de homenaje de Rodolfo Guzmán, mejor conocido como El Santo, en donde la misión del superhéroe consistía en detener a un malvado Doctor Clon.

Los episodios tenían una duración de menos de cinco minutos y en su desarrollo participó el Hijo del Santo.

¡Mucha Lucha!

Quizás uno de los eventos de cultura popular mejor recordados por quienes crecieron en la década de los 90; en ¡Mucha Lucha!, Rikochet, Buena Niña y la Pulga, son estudiantes de la lucha libre y los acompañamos por una serie de historias en las que aprenden las máximas sobre cómo convertirse en un buen luchador.

Por la temática tan claramente vinculada a México, los realizadores incluyeron en la caricatura referencias a la Batalla de Puebla, Emiliano Zapata y hasta Blue Demon Jr hace una breve aparición como invitado especial.

Cars

Luego del moderado éxito de la trilogía de Cars, probablemente muchos no recuerden con cariño al rayo Mcqueen y a Mate, quien este último se disfrazó como luchador en uno de los mini episodios de la serie Cars Toons.

En el no tan memorable capítulo dirigido por John Lasseter, productor de Coco y cabeza de Pixar (aunque ahora temporalmente ausente de su puesto), Mate se las arreglaba para luchar contra una serie de carros enmascarados.

Hawlucha

Lucha Libre hasta en Pokémon. Hawlucha es un pokémon tipo luchador (no podría ser de otra manera) y volador, que forma parte de la sexta generación. Los colores en el plumaje del Hawlucha compañero de Ash y sus amigos hacen referencia a, adivinaron, los colores de la bandera de México, y la Pokédex le describe como un pokémon de pequeña estatura pero con tremenda agilidad.

En el anime, su grito al atacar es "¡Lucha!" (duh).

Bane

El primer concepto de Bane tiene poco que ver con la moderna reinterpretación del personaje realizada por Christopher Nolan en Batman Rises. En la década de los sesenta, Bane era un atleta de origen cubano cuya concepción de imagen se asemeja mucho a la apariencia de un luchador. Incluso después de la aclamada película que le puso fin a la trilogia de Batman de Nolan, en el universo de los cómics de Batman 66, Bane hace una aparición en donde lucha contra Batman sobre una cuadrilatero.

Spoiler Alert: Bane no le rompe la espalda a Batman en este número.

Ahr0cdovl3d3dy5uzxdzyxjhbweuy29tl2ltywdlcy9plzawmc8xntmvmzy1l29yawdpbmfsl0jnnjzfnjdfchjldmlldy0wmdffsequanbn

Lucha Libre

El Gladiador, Doctor Pantera, Red Demon, Diablo Loco y Kin Karateca son The Luchadores Five, un heterógeneo grupo que cuida que cuidan el este de Los Angeles de agrupaciones criminales y hasta otros luchadores corruptos en la novela gráfica Lucha Libre.

Solo 11 tomos fueron publicados, pero fueron suficientes para que la historieta se hiciera acreedora a a una nominación a un precio Eisner en la categoría de Mejor Publicación de Humor.

Lucha Libre

Santo, La Leyenda de Plata

Y volvemos con El Santo. Nos encontramos con una historieta que apenas alcanzó los 20 tomos, y que básicamente se trata de una adaptación de las películas de las décadas de los 70 y 80 en donde el Santo peleaba al tú por tú contra monstruos y criaturas fantásticas. Ahora, en el cómic, el responsable de proteger el entonces Distrito Federal (y otras latitudes como Monterrey, Veracruz y hasta Teotihuacán) era su heredero.

Escanear0001

Huracán Ramírez

Algo curioso ocurre con el Huracán Ramírez. El personaje en realidad proviene de la película de 1952 con el mismo nombre, que fue ampliamente bien recibida por lo que el luchador ficticio encontraría la manera de aparecer en otros medios. Y hasta en la realidad. Debido a la buena aceptación, fue que Daniel García Arteaga, antes conocido como Buitre Blanco, se hizo del nombre de Huracán Ramírez en la vida real con la aprobación del creador del personaje, Joselito Rodríguez.

Si nunca ha escuchado hablar de él, seguro sí de su llave emblemática: "La Hurracarana"

Entre muchos otros productos, un cómic sobre el Huracán Ramírez vio la luz. Sus portadas eran toda una pieza. En ellas no todo era ilustración, sino que solían ser una combinación de dibujo con fotografía.

Huracan Ramirez

En la historieta el luchador llegó a compartir página con momias egipcias y el protagonista de chistes colorados mexicanos, Pepito.

El Solitario, El Enmascarado de Oro

El género tenía tanto público que habría que preguntarse qué luchador popular (y uno que otro no tan aclamado) no recibió su propia historieta. El Solitario, cuyo nombre estaba inspirado en el popular personaje "El Llanero Solitario", tuvo también su propia serie que contó con más de 30 números.

El Solitario 31

La Leyenda de Blue Demon

Si el Santo, El Solitario y el Huracán Ramírez recibieron sus propias publicaciones, desde luego que Blue Demon también. Poco más de 30 páginas componían los números del enmascarado celeste que tuvo presencia en cerca de 150 números.

Blue Demon

Místico: El Príncipe de Oro y Plata

Ya de vuelta al siglo presente, el propio Místico formó parte de la más reciente oleada conformada por los esfuerzos por renovar la lucha libre mexicana y acercarle a un público más joven a través de Místico: El Principe de Oro y Plata.

Luchadores

Héroes del Ring

De los cómics nos vamos a los videojuegos, en donde recientemente comentábamos sobre Héroes del Ring, un innovador juego de lucha libre para PS3 y Xbox 360, que pese a las críticas mixtas, es un claro referente en la lucha libre mexicana para videojuegos.

King (Tekken)

Es inevitable que King esté en este listado. Implacable luchador cuerpo a cuerpo en la saga de Tekken, sabemos que entre sus antecedentes la iglesia católica juega un papel importante, pues un grupo de sacerdotes lo acogió durante su infancia.

King viste indumentaria característica de los peleadores de lucha libre, desde las mallas, los calzoncillos y desde luego la máscara.

El Fuerte (Street Fighter)

Diminuto si se le compara con Zangief, El Fuerte hacía uso de una agilidad que le sumaba espectacularidad a sus acrobacias. Hizo su primera aparición en Street Fighter IV y no solo le interesa la pelea, sino también, como buen mexicano, la buena comida, por lo que quiere ser chef.

¿Alguien digo Nacho Libre?

Nacho Libre (2006)

Uno de los exponentes cinematográficos más recordados de la lucha libre, es para algunos un desafortunado filme repleto de humor físico. La producción de Nickelodeon que llegó a ser señalada de racista por el marcado uso de estereotipos, mientras que sus defensores argumentaban que la mayoría del reparto estaba integrado por talento mexicano.

Como sea que fuera, la crítica (y gran parte del público) la odió.

El Santo contra las Momias de Guanajuato (1970)

Todos han oído hablar de El Santo contra las Momias (pese a que pocos le han visto completa), pues se trata del claro representante de toda esa oleada de cine kitsch de la lucha libre que está impregnado en el ADN cinematográfico mexicano.

Es el símbolo de cómo los luchadores mexicanos trascendieron para convertirse de peleadores del cuadrilátero a héroes defensores que se veían frente a frente contra momias, brujas, extraterrestres y cualquier otro fenómeno que se les pusiera enfrente.

El cine elevó la categoría del luchador a figuras de acción, estrellas de la televisión, y sí, superhéroes.

A años de distancia el cine de luchadores ha envejecido como un género de culto como consecuencia de su estética kitsch, en donde parece que su falta de estética es deliberada.

Si tiene una hora y veinte libre, puede ver completa El Santo contra las Momias de Guanajuato en YouTube.

La Bestia Magnífica (1953)

En el inmenso catálogo de películas que protagonizan El Santo y Blue Demon no está la que es considerada la iniciadora del cine de luchadores. El mérito le corresponde a La Bestia Magnífica, la película de 1953 que cuenta la historia de cómo dos amigos se convierten en estrellas de la lucha libre para dejar sus precarias condiciones de vida... hasta que conocen a una mujer misteriosa.

La película ganó dos premios Ariel, uno para José Elías Moreno como Mejor Actor Secundario y otro para Jorge Busto como Mejor Edición. Fue dirigida por Chano Urueta (responsable de más de 100 películas), quien también dirigió cuatro cintas con Bue Demon, entre las que está Blue Demon Contra las Diabólicas (1968).

Nuevamente La Bestia Magnífica se encuentra completa en YouTube.

AAA, la Película sin Límite en el Tiempo (2010)

De vuelta a tiempo presente, con mucho menor fulgor fue recibida la película de Anima Estudios AAA, la Película Sin Límite en el Tiempo, en donde Abismo Negro y La Parka fungen como antagonistas. La historia animada involucra elementos fantásticos en la lucha entre rudos contra técnicos que por primera vez rebasa los confines del ring.

La cinta incluye la participación de Elegido y Cibernético interpretándose a ellos mismos.

La Cumbia de los Luchadores

Este conteo no puede terminar de otra manera que con el tema emblemático de la lucha libre en México. La cumbia de 1952 es original del Conjunto África y compuesta por Pedro Ocadiz, quien falleció en mayo del 2016 a sus 97 años.

Esta es la versión de la Sonora Santanera.

Oi nomás ese cumbión

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio