Compartir
Publicidad
Publicidad
Tlacuache, así es el pequeño y único marsupial mexicano
Otros

Tlacuache, así es el pequeño y único marsupial mexicano

Publicidad
Publicidad

El tlacuache es el único marsupial nativo de nuestro país, es muy común encontrarlo prácticamente por toda la geografía, de hecho, en Quintana Roo, Veracruz, Guerrero, Yucatán y otros estados, suelen hacerse campañas para evitar que la gente los mate o los ahuyente, pues se ven seguido en las zonas urbanas, y son animales muy resistentes al veneno de la serpiente coralina y de cascabel. Son omnívoros, es decir que comen de todo, desde sobras de la comida de las casas, hasta insectos, alacranes, y si hay mucha hambre y el tlacuache es grande, puede comerse hasta una gallina.

En México existen seis especies de tlacuache, el más pequeño es la Marmosa mexicana o tlacuache ratón, le sigue el tlacuachillo acuático Chironectos minumus, y por último el tlacuache común Didelphys marsupialis, tlacuache norteño Didelphys virginiana, tlacuache dorado Caluromys derbianus y tlacuache de cuatro ojos Philander opossum. Estos mamíferos marsupiales habitan la tierra desde hace unos 60 millones de años, y al parecer no han cambiado su morfología. Suelen habitar en climas tropicales y templados, por eso es posible encontrarlos prácticamente en cualquier punto de la geografía mexicana.

"Canguros" made in México

Tlacuache 5

Las especies más grandes tienen un marsupio (como los canguros) ya que las crías nacen poco desarrolladas y se terminan de incubar en esa pequeña bolsa recubierta de suave pelo que llevan las hembras en el vientre, ahí las crías se "sujetan" a un pezón del cual se amamantan durante dos meses, después pasan del marsupio al lomo de la madre donde durante otros dos meses van aprendiendo a ser tlacuaches. Estos animalillos a menudo son confundidos con ratas gigantes (pueden llegar a pesar unos 20 kilos), pero son animales inofensivos, incapaces de transmitir rabia o incubarla debido a su baja temperatura corporal entre 34ºC y 37ºC .

En sus manos y pies cuentan con 5 dedos y podría decirse que son tan hábiles como los humanos, sin embargo los tlacuaches tienen mala vista y son lentos, y al sentirse amenazados entran en un estado de coma, simulando estar muertos, lo cual permite a los depredadores sentirse menos interesados en esa presa.

Después de las ratas y los ratones, los tlacuaches son los animales que mejor se han adaptado a convivir con las personas, es frecuente verlos en las calles, patios, botes de basura, alcantarillas, o simplemente paseando por ahí, sus madrigueras las hace en las ramas huecas de los árboles, o en túneles excavados por otros animales que acondicionan con hojas secas para que sean más cálidos y acogedores.

Tlacuache 3

Sus orejas y su cola son lampiñas, de hecho, la cola le sirve para columpiarse de las ramas, o para escapar rápidamente por los aires, a las crías la cola les sirve para afianzarse de la cola de su mamá y pasear junto con ella, su pelo va del pardo rojizo al blanco grisáceo, y es muy codiciada por los peleteros, ya que al tener dos capas de pelo, uno corto y suave y uno largo y duro, puede utilizarse para imitar la piel de nutria y de castor.

Principales riesgos de ser tlacuache

El principal depredador del tlacuache es el hombre, que al confundirlo con un roedor, piensa en eliminarlo rápidamente, aunque también es cierto que por su maña de vivir en las casas, closets, alacenas y hasta debajo de las camas, puede ser percibido como un intruso indeseable, otros de sus depredadores son algunos canes, aves de rapiña o felinos grandes que habitan en las selvas tropicales.

Tlacuache 4

Curiosamente, además de por su piel, el tlacuache es codiciado por su grasa y por su carne, mismas que los curanderos utilizan como remedios de infinidad de males desde la artritis y las infecciones estomacales graves hasta purificar la sangre, sin embargo, está prohibido comerciar con ellos.

Los únicos lugares donde la especie se encuentra protegida es en las Áreas de Sian ka'an (Quintana Roo) y Calakmul (Campeche), de ahí en fuera, su hábitat se ve amenazado por la destrucción de los bosques tropicales húmedos del Golfo y secos del Pacífico.

Como dato curioso en la Península de Yucatán y Chiapas les nombran zorros o zorritos, aunque no se sabe si es por su astucia al hacerse "los muertos", o bien por algunas características como el hocico, sin embargo, no están emparentados con ellos, ni con las ratas o ratones, son más primos de los canguros (por el marsupio).

Es importante conocer esta especie para poderla cuidar, y darle la importancia que tiene como control de plagas de insectos en árboles y sembradíos, esto porque les encanta comer insectos, aunque como ya mencionábamos anteriormente, comen virtualmente de todo. Por último, comentar que se dice que la carne de los tlacuaches sabe muy parecido a la del pollo, y también tiene una textura semejante.

Imágenes | Mike Keeling | Inciclopedia | Planeta Tepoztlan | Sin Embargo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos