Compartir
Publicidad

Amazon y su llegada a México; lectores y escritores los beneficiados…por ahora

Amazon y su llegada a México; lectores y escritores los beneficiados…por ahora
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No recuerdo cuando fue la primera vez que le compré a Amazon mientras vivíamos mi esposa y yo en los Estados Unidos, pero sí sé que le compramos mucho durante cinco años. Y ahora que vivimos en Ciudad de México, el anuncio de hoy sobre su arribo al país me causó alegría.

México sigue todavía muy atrasado en cuanto a compras en línea se refiere. Dos de los factores quizás más importantes son; a) servicio de mensajería aún con carencias en cuanto a su calidad y rapidez, aunque va mejorando; y b) Desconfianza hacía el vendedor en línea y a la compañía de mensajería (¡se robarán mis compras!, solemos pensar).

Dos adicionales son; la todavía limitada bancarización de la población mexicana y la también limitada penetración del Internet en los hogares mexicanos (apenas el 49%, según INEGI). Pero a pesar de este escenario en México, el futuro luce alentador y Amazon no quiere quedarse atrás.

Al fin y al cabo Amazon tiene presencia ya en Brasil y China, dos países con niveles y servicios similares a nuestro país, por lo tanto tiene experiencia en este tipo de contextos nacionales.

Comprar en línea; si trabajas es la mejor opción

Comprar en línea tiene ventajas y desventajas, todas son muy conocidas. Pero si tu trabajo te impide acudir a comprar algunos artículos de manera tradicional, entonces comprar en línea es tu salvación. Y comprar en Amazon es casi como una bendición. Esto lo digo porque hasta ahora no hay ninguna otra compañía que iguale su servicio de venta en línea (al menos en Estados Unidos). Ni siquiera Wal-Mart, la mayor comercializadora tradicional del mundo.

Amazon reúne en una sola página cientos de miles de productos proveídos no solo por Amazon, sino por miles de proveedores que deben cumplir con un estándar de servicio y buenos precios. La empresa formada en 1995 por Jeff Bezos, reciente comprador del The Washington Post, ha puesto en severos problemas a grandes empresas de ventas de consumibles como Best Buy.

En resumen, ha modificado sustancialmente la estructura de comercialización y venta de productos en Estados Unidos. De aquí que su llegada a México potencialmente generará similares transformaciones una vez que arribe de manera completa.

Amazon llega a México…de manera limitada

Lamentablemente Amazon llega al país con un catálogo de productos muy limitado pues por lo pronto venderá únicamente eBooks (libros electrónicos) y sus famosos Kindles, un lector de eBooks que en su momento fueron un hit debido a que su pantalla es muy amigable para los ojos. Y si bien un Kindle es perfecto para leer, es muy complicado y lento para leer el email, checar tu Google+, Facebook o Twitter. Ya no digamos navegar por la red. Su tecnología e-Ink no está diseñado para ello.

Kindle básico

De aquí que los lectores de eBooks pierden la batalla ante los tablets. Para muestra aquí mi caso personal. Casi tres años atrás compré un Kindle. Al inicio lo usé muchísimo. Un año después compré un iPad y luego mi Nexus 7, en los cuales también leo eBooks comprados en Amazon usando la aplicación del mismo nombre (Kindle).

Al día de hoy mi Kindle lo uso muy esporádicamente y ya no lo llevo conmigo cuando viajo, pues me ofrece limitados servicios respecto a mi Nexus 7 (mi iPad me lo expropiaron mi esposa y mi hijo). Debe recordarse que Amazon tiene su propia tableta llamada Kindle Fire, la cual ha tenido buenas ventas.

Amazon, primer paso en México

Amazon sabe que limitar su negocio de venta en México a eBooks y Kindles es sólo el primer paso y que no puede estancarse ahí. También sabe que los mexicanos leemos poco y por ello seguramente en el corto plazo expandirá su negocio tal como lo tiene en Estados Unidos, China, Brasil, España, etc.

Ciertamente los mexicanos hoy podemos comprar en Amazon.com pero el precio del producto se incrementa mucho debido a los impuestos de importación y al costo de su envío

Autores de libros también se beneficiarán

La oferta de 70 mil títulos de eBooks en español y de más de 2 millones en inglés, es una buena noticia para los lectores mexicanos, siempre y cuando adquieran un Kindle, cuya versión más básica cuesta mil 399 pesos en Librerías Gandhi.

Otros beneficiarios directos de la presencia de Amazon en México serán los autores y escritores mexicanos de libros. Amazon ofrece un canal fácil de utilizar para publicar tu libro en formato eBook.

Yo tengo uno publicado a través de Amazon y la manera de hacerlo fue muy sencilla. Además el proceso de venta de tu eBook también es simple pues Amazon, en términos generales, te pide escojas entre dos opciones de producción-venta; a) ellos pagan los costos de publicación virtual y b) tú los pagas.

Amazon

En la primera opción tienes menos margen de ganancia pero te olvidas de los engorrosos cálculos de venta así como de pago de impuestos (ellos los reportan y pagan por ti). La empresa también ofrece otros planes donde incluye, por ejemplo, servicios de publicidad para tu libro.

Por todo lo anterior y por experiencia personal, si tienes un libro y no has podido publicarlo en la forma tradicional (impresa) o a manera de eBook, date una vuelta por Amazon. Si te aplicas mañana mismo lo tienes publicado y el mundo conocerá tu obra.

Concluyendo

La llegada de Amazon a México es una buena noticia pero a secas. Los beneficiados serán muy pocos (sólo los mexicanos que leen) y los escritores, quienes podrán sacarle provecho en la medida de su disposición a hacerlo, sabiendo que el mercado mexicano de compradores de eBooks es todavía pequeño.

Pero cuando Amazon llegue en toda su forma seguro habrá impactos en la cadena vendedor-comprador. Muchos comercios mexicanos deberán ajustar su estrategia de ventas. Ya en su momento, cuando esto se materialice, comentaré al respecto.

Mientras tanto, hoy que vivo en México con mi familia extrañamos mucho Amazon por sus bajos precios y la comodidad de comprar de todo en línea y desde donde estés. Además también extrañamos a Ray, el muy agradable mensajero de UPS que al menos una vez por semana nos llevaba nuestras compras a casa.

Incluso el número de celular de Ray todavía está grabado en nuestro teléfono fijo, pues cuando no estábamos solíamos abrirle la puerta del edificio donde vivíamos con una llamada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio