El reconocimiento facial en estadios de México no acabará con la violencia del fútbol, pero sí va contra derechos humanos: especialista
Seguridad

El reconocimiento facial en estadios de México no acabará con la violencia del fútbol, pero sí va contra derechos humanos: especialista

Golpes, patadas, navajas, violencia por doquier. La batalla campal del sábado 5 de marzo en el estadio la Corregidora donde hubo más de 20 lesionados parece que cambiará para siempre al futbol mexicano, pero el alcance es tal, que el tema irrevocablemente alcanzará la discusión sobre la seguridad con que se guardan datos biométricos en México.

Para evitar que haya más violencia, la liga MX ha anunciado que acudirá a la recolección de datos biométricos y a instalar equipos de cámaras para reconocimiento facial tanto para barras como para todos los asistentes a estadios.

La medida no es ilegal, pero sí es desproporcionada y potencialmente violatoria de derechos humanos como los de prrivacidad, no discriminación y libertad de expresión, asegura la abogada de Red por la Defensa de los Derechos Digitales, Grecia Macías. Crearía la que podría ser la base de datos biométricos más grande del país, pues acumularía plantillas hechas con reconocimiento facial de prácticamente todo asistente a alguno de los estadios de México, sean miembros de las barras o aficionados ocasionales.

Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, dijo que ahora será necesario para los miembros de las barras, que son los grupos oficiales de animación de los equipos, tener un proceso de identificación que se le conoce en todo el mundo como Fan ID. A la par se creará la Dirección de Seguridad e Inteligencia que manejará la base de datos con información de los aficionados. El Fan ID incluirá la información de nombre completo y domicilio y podrá vincularse a información de reconocimiento facial.

Reconocimiento facial masivo

Los videos de la trifulca fueron escandalosos. Las imágenes repletas de violencia fueron motivo para que rápidamente se propagara la versión de un periodista que decía que en el estadio habría más de una veintena de muertos. Las cifras oficiales relatan que no hubo ni uno, pero dada la violencia desatada y mostrada en los videos no es difícil entender que cualquier cifra resulte creíble. Precisamente por el tamaño del problema de la violencia en estadios, Toluca ha anunciado ahora su propio sistema de reconocimiento facial, uno que recaba datos permanentemente de los aficionados que ingresan al Nemesio Diez.

Pero los datos biométricos no son como cualquier dato personal. Los datos biométricos forman parte de la categoría de datos personales sensibles, que son los más íntimos de una persona, cuyo uso indebido "conlleva a un riesgo grave". De ahí que la ley enfatice en que no podrán crearse bases con datos personales sensibles "sin que se justifique la creación de las mismas para finalidades legítimas, concretas y acordes con las actividades o fines explícitos que persigue el sujeto regulado".

La definición es una muy ambigua, dice Macías, pero dado que Toluca ya tiene su propia base de datos sensibles, parece indiscutible el que el fin de evitar violencia en los estadios sea uno "legítimo". En todo caso, Macías cuestiona que la medida de almacenar datos biométricos cumpla con el estándar de "proporcionalidad", otra característica indispensable para que un particular pueda hacerse de una base de datos personales sensibles.

El Reconocimiento Facial Propuesto Para Todos Los Estadios Es Violatorio De Derechos Humanos Y Pone En Riesgo Los Datos Biometricos De Asistentes

Incluso si por la vía legal de momento no encontrara impedimento alguno, la medida de implementar datos biométricos en estadios se enfrenta a las limitantes técnicas propias de la tecnología de reconocimiento facial. El propio Instituto Nacional de Transparencia reconoce en la Guía para el Tratamiento de Datos Biométricos que algunos datos biométricos son más estables que otros y que la imagen facial puede distorsionarse por el entorno de la captura, por la óptica utilizada o incluso por las condiciones lumínicas.

La tarea de hacer un adecuado reconocimiento facial se complica todavía más cuando hay decenas de miles de rostros por capturar dato que todos tienen "características no lineales", lo que quiere decir que una misma persona tiene distintas expresiones faciales.

"[El reconocimiento facial] Tiene una tasa de error muy alta, en especial cuando se hace tratando de recolectar la imagen de personas de distintas razas o con diferencias de genero", explica Macías.

Toluca ya lleva a cabo reconocimiento facial en el estado Nemesio Diez. El club hizo una alianza con la empresa SeguriTech e invirtió más de 100 millones de pesos en el sistema

La biometría para persecución de delitos

Independientemente de la recolección de los datos de reconocimiento facial, todavía no hay claridad sobre cuál será el procedimiento que seguirá la Liga MX para vincular los datos biométricos a nombres de asistentes. En el caso de las barras no habría más problema puesto que deberán pasar por un proceso de identificación para obtener su Fan ID, pero el mismo procedimiento es imposible de realizar para todos los asistentes de cada partido de futbol en México. En el caso de Toluca por ejemplo, el club dice que podría utilizar la información para, en dado caso, impedir el acceso a algún aficionado, no para identificarle por su nombre y apellido.

Pero para la abogada Macías el dato biométrico es un dato personal sensible independientemente de si se le vincula con un nombre. En el peor de los casos el dato de un rostro recabado podría ir a parar fuera de la Liga MX. A pregunta expresa sobre la posibilidad de que los datos biométricos sean compartidos con sector público, Macías dice que la Liga MX podría incluirlo en su aviso de privacidad. "Veo perfectamente a la liga haciendo esa transferencia y veo perfectamente a las fiscalías pidiendo a clubes [las bases de datos]".

De hecho, otros clubes sí tienen mención expresa en sus avisos de privacidad a compartir el material de video con autoridades. Clubes como el Ajax y el Real Madrid videograban a espectadores y pueden facilitar el video a autoridades, pero no los datos biométricos que recaban. Sus reglas van en línea con la resolución del Parlamento Europeo que solicita que todo uso de sistema de reconocimiento facial en lugares públicos o semipúblicos se atrase, al menos en tanto no haya normas claras sobre cómo el reconocimiento facial podría violar derechos fundamentales.

4905273759 7c4f09fa79 K

Y desde luego, está la posibilidad de una filtración. El riesgo de que una base de datos biométricos se filtre fue también uno de los argumentos en contra del registro de huellas digitales para conseguir SIM, cuyo registro, el PANAUT, está ahora mismo suspendido en México por la Suprema Corte. "Si alguien vulnera esas bases de datos no puedo cambiar mi cara", dice Macías. Sobre el polémico caso del PANAUT todavía no hay decisión final.

La implementación de Fan ID será obligatoria para la temporada 2022-2023. Mikel Arriola ha dicho que el sistema de reconocimiento facial llegará posteriormente para todos los asistentes a estadios, pero no hay fecha clara sobre cuándo sucederá.

Imagen | Wikimedia

Temas
Inicio