Publicidad

Ahora es Reino Unido quien prohibe la intervención de Huawei en sus redes 5G: todos sus dispositivos deberán ser retirados para 2027

Ahora es Reino Unido quien prohibe la intervención de Huawei en sus redes 5G: todos sus dispositivos deberán ser retirados para 2027
2 comentarios

Reino Unido acaba de tomar finalmente una decisión y no hay buenas noticias para Huawei. El Ministro de Digitalización de Reino Unido, Oliver Dowden, anunció al Parlamento que todo el equipo de Huawei queda prohibido para su uso en el despliegue de las redes 5G de toda la región. Un dura decisión que va en la línea de lo anunciado por Estados Unidos el último año.

Este anuncio es una revocación a la decisión que se había tomado en enero de este año, cuando Reino Unido permitió que Huawei participara en la instalación de equipo para 5G en un máximo de 35% de la red, y no en partes centrales de la infraestructura. Todo esto queda fuera a partir de hoy, y Huawei no podrá participar en el 5G de Reino Unido en lo absoluto.

Nokia alza la mano para sustituir a Huawei

Según declaró Dowden, para finales de este 2020, ningún operador de telecomunicaciones deberá adquirir dispositivos de red fabricados por Huawei. Además, es "necesario y prudente" comprometerse a retirar los equipos de Huawei de las redes de Reino Unido para el 2027.

También admitió que este cambio en las reglas afectará el despliegue de 5G en la región, incluso estima que tardarán un año más en tener un 5G completamente operativo y esto le costará a los países que integran el Reino Unido unos 2,000 millones de libras esterlinas.

El gobierno ya adelantó que está en conversaciones con NEC y Samsung, así como con Ericsson y Nokia, para que intervengan y reemplacen a Huawei en la infraestructura de la red de Reino Unido. Nokia ha sido, por el momento, el único que ha levantado la mano al decir que cuentan con la capacidad para hacer frente a esto y sustituir por completo los dispositivos de Huawei.

Huawei 5g

Tras esta prohibición, el reto de Reino Unido será retirar el equipo de Huawei de toda su infraestructura de red existente. Las compañías de telecomunicaciones como BT y Vodafone, han advertido que esto podría costar cientos de millones, o incluso miles de millones de libras, con costos que probablemente se transfieran a sus consumidores, así como potenciales apagones o problemas de seguridad en las redes.

Por su parte, Huawei condenó la decisión del Gobierno de Reino Unido. Edward Brewster, portavoz de Huawei en Reino Unido, declaró:

"Esta decepcionante decisión es una mala noticia para cualquier persona en el Reino Unido que tenga un teléfono móvil. Presenta una amenaza de ralentizar el desarrollo digital de Reino Unido, aumentar los costes y profundizar la brecha digital. En lugar de subir el nivel, el gobierno está bajándolo y le instamos a que reconsidere esta decisión. Seguimos confiando en que las nuevas restricciones de los Estados Unidos no habrían afectado a la seguridad de los productos que suministramos al Reino Unido.

"Lamentablemente nuestro futuro en el Reino Unido se ha politizado, ya que se trata de una cuestión de política comercial de Estados Unidos y no de seguridad. En los últimos 20 años, Huawei se ha centrado en construir un Reino Unido mejor conectado. Como empresa responsable, continuaremos apoyando a nuestros clientes como siempre lo hemos hecho."

En los últimos meses, el Primer Ministro Boris Johnson ha estado bajo la presión de Estados Unidos, así como de los mismos miembros de su partido, pidiéndole que reconsidere la medida que permitiría a Huawei operar en Reino Unido. Esta presión es en torno a una preocupación por los supuestos vínculos de Huawei con el Partido Comunista de China. En particular, les preocupa que Huawei aproveche la infraestructura para prácticas de espionaje y vigilancia en el futuro. Aquí Huawei siempre ha negado estos vínculos y a día de hoy no hay pruebas de que existan.

Foto de portada | Kārlis Dambrāns

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios