Publicidad

Mobike pagó 6.2 millones de pesos al gobierno para quedarse con el 50% de parque de bicis compartidas en Ciudad de México

Mobike pagó 6.2 millones de pesos al gobierno para quedarse con el 50% de parque de bicis compartidas en Ciudad de México
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Por fin ha quedado saldado el asunto de bicicletas y scooters compartidos en Ciudad de México, y a pesar de que hace días Grin y Mobike se quejaban de la contraprestación que solicitaba el gobierno por 1,005 pesos por bicicleta y 1,350 pesos por scooter, al final ambas empresas han terminado por ofrecer bastante más al gobierno local con tal de poner sus unidades en circulación.

Mobike ofreció 2,400 pesos por bicicleta y Grin 14,000 pesos por cada scooter puesto en circulación.

El 11 de junio se dieron los permisos anuales y la SEMOVI ya había alertado que solo permitiría que circularan 4,800 bicicletas compartidas y 3,500 scooters. Con 11 empresas tratando de conseguir permisos anuales, la forma de determinar cuántas unidades sería para cada una, sería a través de propuestas presentadas por las propias empresas, que incluyera número de unidades que querrían y monto que estuvieran a dispuestos a pagar por cada una.

Un algoritmo para definirlo todo

La SEMOVI hizo un algoritmo para que, aseguran, de forma objetiva se decidiera qué combinación de las propuestas de las empresas le significaría mayores ingresos, siempre y cuando ninguna tuviera más del 50% de unidades disponibles, eso es, 2,400 para empresas de bicicletas y 1,750 para empresas de scooters.

El fallo no ha salido nada mal: la SEMOVI recibirá 43.7 millones por parte de las cinco empresas que fueron seleccionadas. Por falta de documentación, no haber presentado una propuesta, o no haber sido elegidos por el sistema, Jump, Motum, Movo y Bird quedaron fuera del mercado de scooters eléctricos compartidos al no obtener permiso.

Movo y Motum también quedaron fuera en la categoría de bicicletas compartidas.

A través de un comunicado la SEMOVI ha hecho pública la información de los montos que han pagado las empresas por unidad, y el total que se le pagará por concepto de contraprestación a la dependencia.

Captura

Destaca que Mobike se ha hecho con el mayor número posible de bicicletas, el 50% de las 4,800 autorizadas por la SEMOVI. El precio que ha tenido que pagar por ello sin embargo es de 6.2 millones de pesos. En cuanto a scooters, Grin pagó ocho veces más de lo solicitado por la SEMOVI por cada unidad, pues pasó de los 1,750 pesos sugeridos a 14,000 pesos ofrecidos por cada vehículo.

Lime ofreció casi la mitad que lo que Grin por scooter y seguramente al no haber una oferta mejor se quedó con el 50% de unidades disponibles, tal y como Grin.

Movo, que formó parte de la denuncia conjunta con Mobike y Grin por los montos solicitados por la SEMOVI, ni siquiera presentó documentación para ser considerada para los permisos anuales.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir