Compartir
Publicidad

Amazon México, un día después

Amazon México, un día después
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fue el día de ayer cuando verdaderamente Amazon llegó a México. Lo hizo de la forma que muchos deseamos lo hubiera hecho desde que abrió su "página" para el país; ofreciendo productos físicos, más allá de lo inicialmente ofertado y que eran libros electrónicos y Kindles. Aun así y luego de su arribo ofrece lo esperado con meses de antelación. Noviembre decíamos unos.

México es el primer país latinoamericano donde aterriza con casi toda su oferta. En Brasil también tiene presencia pero continúa como antes lo estaba en México. No es el primer país “emergente” con presencia completa o semi-completa. Los chinos e hindúes nos ganaron. Pero el tema central es si Amazon revolucionará el e-comercio en México.

El día de ayer Amazon anunció en un evento atiborrado de medios y realizado en un hotel de Paseo de la Reforma, su arribo “completo” al país. Fue una presentación tradicional donde se explicaron los beneficios que cualquier empresa, en este caso Amazon, trae al consumidor mexicano; amplia variedad de productos y servicios, entrega confiable de lo adquirido y precios competitivos.

Sobre esto último tema ya uno de mis colegas hizo un leve ejercicio sobre el precio de los productos importados a través de Amazon México, contrastando el precio de un artículo importado de EE.UU. versus uno disponible en el país. El resultado es favorable para el mexicano, aunque se depende del artículo a adquirir. Otro de mis colegas describió el sistema de distribución y entrega de la empresa, destacando los tres plazos de entrega que operará la empresa; un día hábil, dos o tres días y tres a cinco días.

Un vistazo rápido a Amazon.com.mx

Para identificar la amplitud del inventario con que arranca Amazon México decidí entrar a su renovada página web, al igual que miles de mexicanos lo han hecho. Lo primero que se observa (o se observó) al entrar a Amazon.com.mx fue una carta del fundador y C.E.O a nivel mundial, Jeff Bezos. El mensaje en dicha carta básicamente se concentra en uno; oferta de gran variedad de productos y servicios que irá creciendo en el tiempo. Hay dos secundarios. El primero es una invitación a que cualquier negocio liste sus productos en Amazon. El segundo es que la logística de Amazon no tiene igual.

Siguiendo con la navegación en la página web, en una de ellas se puede observar la categoría de productos que por ahora ofrece; libros, electrónicos, hogar y cocina, películas y música, cómputo y tablets, herramientas, videojuegos, e-readers y bebé. ¿Algo que faltó? Música y películas digitales. Al menos yo no pude encontrarlas.

Para conocer sobre la variedad de productos que por ahora ofrece Amazon en México decidí hacer una leve prueba con un producto que es de mi interés; smartphones de la marca Microsoft Lumia, que como tal son de reciente introducción luego de la desaparición de la marca Nokia. Además escogí esta marca por ser la de menor presencia en el mercado.

El resultado fue que Amazon México no me brindó ni un solo modelo (435, 532, 535, 640) de los pocos existentes. Por su parte Linio sí lo hizo (ver siguiente imagen).

Linio Vs Amazon Mx Imagen: Amazon.com.mx y Linio.com.mx

En lo personal esta búsqueda no me generó desilusión. Amazon México es un proyecto de negocio todavía en construcción. Sin embargo para los puristas esta falta no es perdonable y quizás por ello Amazon debió haber esperado un poco más para brindar al consumidor un arsenal de productos mucho más potente al actual. Cuestión de estrategia, que las hay de todo tipo y con ventajas y desventajas.

Pero el mensaje es que a Amazon México le queda camino por recorrer en dos sentidos. El primero es lo ya comentado y es ampliar su inventario, lo cual hará paulatinamente y sin problema pues su capacidad operativa y financiera es enorme. El segundo es posicionarse en la mente del consumidor mexicano como un lugar de compra atractivo. Ya lo es para una parte que lo conoce, pero somos minoría. En este tema Linio, Mercado Libre y otros le llevan buena ventaja.

¿Revolucionará el mercado del comercio electrónico?

En noviembre de 2014 escribí que un Amazon “completo” en México no iba a ser un vendedor más vía Internet. Relaté en él la relación intensa que tuve con Amazon en EE.UU. por cinco años. Señalé que las empresas similares que hasta el momento operaban en el país eran sólo eso, pero que Amazon era mucho más pues representa a un ecosistema algo parecido al de Google o Apple pero con otras claras adiciones.

Finalmente afirmé en ese entonces que quienes habíamos convivido con Amazon sabíamos de que se trataba y que por ello la esperábamos con ansias.

Pero los escenarios cambian rápidamente (en lo tecnológico más) al igual que el estatus de las personas. Pongo mi caso personal. Hoy ya no requiero hacer tantas compras por Internet de productos para bebé porque mi hijo ya no usa pañales, por ejemplo. O ya no requiero realizar compras de ciertos artículos electrónicos porque me considero “estable” en este sentido. En otras palabras; mi frecuencia de compras por Internet es mucho menor a hace algunos años.

Amazon Bebes Imagen: Amazon.com.mx

No obstante, mis necesidades no son las necesidades de todos (el comercio electrónico sigue creciendo a pasos agigantados) y ni tampoco esperan una determinada calidad en el servicio a la que yo espero. Y en esta diversidad de necesidades es donde se encuentran las oportunidades no sólo para Amazon, sino para Linio, MercadoLibre y muchas otras más. El reto es responder a la pregunta de cómo convertirse en la opción de referencia y mantenerse como tal.

El mexicano desea opciones, en este caso para realizar compras vía Internet de manera segura, rápida y a precios competitivos. La llegada de Amazon a México ayudará principalmente a generar lo tercero; precios competitivos. Tanto empresas tradicionales con y sin página de Internet como los competidores directos de Amazon en el país, deberán bajar sus precios en el mediano plazo una vez que el mexicano sepa que tiene opciones. Por cierto, un proceso de aprendizaje para el comprador que lleva tiempo.

Amazon no viene a México a revolucionar el mercado del comercio electrónico per sé. Eso lo hizo en EE.UU. cuando nació a finales de los 90s ofreciendo al consumidor una nueva forma de comprar el producto y servicio que quisiera en un solo lugar.

Viene sin duda a mejorarlo pues, como lo dije hace siete meses, no es un vendedor cualquiera por Internet. Ofrece y ofrecerá productos y servicios (películas-música digitales, almacenamiento en nube, etc.) que no se encuentran en un solo lugar, aunque ciertamente no muchos necesitan un “paquete” así. Al menos no es mi caso; películas y series en Netflix, música y nube en Google, productos en Linio y ahora seguramente de Amazon, dependiendo del precio.

Tenemos una nueva opción de compra por Internet en México. Una que no es como cualquier otra de las existentes y que viene a aportar mucho para todos los actores involucrados en la cadena productiva del comercio electrónico; productores o fabricantes, comercializadores, prestadores de servicio, transportistas, programadores, diseñadores, páginas especializadas, analistas, columnistas, competidores (los obliga a innovar) y, principalmente, los clientes. Por todo ello bienvenido Amazon.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos