Compartir
Publicidad

Amazon “completo” en México; no es un vendedor más vía Internet

Amazon “completo” en México; no es un vendedor más vía Internet
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque no es oficial todavía, todo apunta a que en 2015 veremos la llegada “completa” de Amazon a México pues, desde su arribo hace poco más de un año y hasta ahora, se había limitado a vender libros impresos y electrónicos, curiosamente en un país que lee muy poco y que, según OCDE y UNESCO, ocupamos el sitio ¡107 de 108!.

Cierto es que actualmente los mexicanos podemos hacer compras vía Amazon y luego importarlas desde EE.UU., pero así no es como una empresa que quiere ser protagonista del e-comercio se gana una parte del mercado nacional. Por ello era sólo cuestión de tiempo que el gigante de las ventas electrónicas llegara al país.

Mi relación con Amazon duró cinco años (2007-2012) mientras vivimos mi esposa y yo en EE.UU. Fue una relación intensa pues compramos infinidad de cosas; desde pañales y hasta el casco que actualmente uso para andar en bicicleta. Ya en un artículo previo escribí al respecto y sobre el impacto de su llegada a México hace un año. De aquí que al leer esta mañana en Xataka México la noticia publicada en El Economista sobre el inminente arribo de Amazon al país, una sonrisa me invadió. Incluso mi esposa me mandó un mensaje por Skype desde su trabajo para comunicármelo pues también estaba contenta.

La inminente llegada, otras por llegar y las tradicionales

Según especialistas en el tema consultados por El Economista, Amazon llegará a México en el primer semestre de 2015 con toda su oferta de servicios y productos. En la nota se menciona que incluso la empresa ya inició a reclutar personal para esta expansión y que empleados actuales han venido trabajando en un proyecto denominado “Diego”. Representantes de empresas de e-comercio como Dafiti y Linio también confirmaron dicho arribo.

Amazon no es la primera empresa estadounidense de este tipo en llegar al país. En mayo pasado eBay hizo lo propio y se espera que pronto lleguen otras gigantes. La china Alibaba ya maneja un micro-sitio de compra enfocado en México. La gigante japonesa Rakuten tiene ya presencia en Brasil.

Pero el e-comercio en México no sólo es atendido por este tipo de empresas especializadas. Las grandes cadenas comerciales como Wal-Mart, Soriana y Superama, así como tiendas departamentales que van desde Liverpool y hasta Coppel han invertido buena cantidad de recursos económicos, humanos y tecnológicos para ser consideradas opciones reales para hacer compras vía Internet.

Alibaba

El e-comercio no sólo es importante por lo que representa sino también por sus números. De entrada, y según la AMIPCI, el número de usuarios de Internet en México creció un 13% de 2012 a 2013, ubicándose en 51.2 millones. De estos usuarios un 20% acostumbra comprar en línea, es decir 10.2 millones de mexicanos lo que simboliza un mercado atractivo.

En cuanto al valor económico del e-comercio en el país, y de acuerdo al Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico (eInstituto) y difundido por El Economista, éste es de aproximadamente de 9,800 millones de dólares. Aunque esta cifra parece ser alta, la realidad es que apenas representa el 0.52% del total de la economía mexicana, cuando el promedio en Latinoamérica es de 0.76%, según se indica en la misma nota. El potencial por lo tanto es enorme y Amazon y demás gigantes quieren una parte del pastel.

Considérese además el impacto que tiene en el e-comercio la facturación electrónica. Antes de que existiera esta forma de facturar, y dado que el SAT requería una factura en papel, el comprar vía Internet no era muy atractivo pues de todas maneras había que ir a una sucursal de la tienda a recoger tal factura. Ahora esto ya no es necesario. Un estudio de la empresa Ekomercio y publicado por El Financiero, establece que con la factura electrónica el comercio electrónico vería aumentar sus ventas en hasta un muy respetable 30%.

El e-comercio en México tiene un futuro brillante

En un estudio elaborado por McKinsey y difundido por la Federación Latinoamericana y del Caribe para Internet y el Comercio Electrónico (eCOM-L@C), el Internet es responsable de aproximadamente el 2% del PIB en países en vías de desarrollo, mientras que en los desarrollados es de 3.4%. Esto significa que nuestro potencial es casi el doble. Ello se debe en parte a que apenas 51.2 millones de mexicanos utilizan Internet. Millones más faltan no sólo de conectarse sino comprar en línea.

El e-comercio en México tiene un futuro brillante.

Por estas y otras razones creo que el e-comercio en México tiene un futuro brillante. Además conforme el mexicano acceda a más y mejores opciones de compra en línea (lo que conlleva a mayores ofertas), los costos de conectarse a Internet a través del móvil disminuyan y la economía de las familias mejore con las reformas económicas, el mercado del consumo en general se expandirá.

Ciertamente de mantenerse los actuales niveles de violencia el panorama será ensombrecido, pero hay mercados que a pesar de ello su crecimiento presenta niveles aceptables. Asimismo adquirir productos vía Internet es quizás la forma más segura de comprar aún y con los hackers presentes.

Pero regresemos al tema que nos ocupa; la llegada “completa” de Amazon a México. Linio, Mercado Libre y otras empresas similares ya establecidas en México nos han dado una probada de la experiencia y beneficios de comprar por Internet. Pero comprar en estas empresas a comprar en Amazon es muy distinto.

Las primeras son sólo eso, empresas dedicadas al e-comercio. Amazon es un ecosistema donde no sólo compras productos, sino también servicios y que van desde almacenamiento en la nube hasta disfrutar de tu serie favorita vía Internet, tal como con Netflix. He aquí la gran-gran diferencia y por ello miles de mexicanos, quizás millones, que ya hemos convivido con Amazon la esperamos ansiosamente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos