Publicidad

Probamos las cámaras del Huawei P30 Pro en Ciudad de México y estos son los resultados
Celulares y Smartphones

Probamos las cámaras del Huawei P30 Pro en Ciudad de México y estos son los resultados

Publicidad

Publicidad

Un súper zoom, un sensor ToF y un modo para volver de día a las tomas con prácticamente cero luz, esas son las armas reveladas por el P30 Pro para convertirse en un digno sucesor del P20 Pro del que tanto nos gustó su módulo fotográfico y que consolidó la presencia de Huawei en la sección de innovación en foto móvil.

Con tanta calidez hacia el recibimiento del P20 Pro, era inevitable que el gigante chino pusiera toda maquinaria a trabajar en entregar una herencia consistente con el legado que recién inicia. Ahora, el P30 Pro ha sido anunciado, llegará a México en tan solo un par de semanas, pero hemos podido ya probar las herramientas que presume en plena Ciudad de México, y a continuación nuestras primeras impresiones.

P30 Pro Periscope Lens

Y entonces, se hizo la luz

Cuatro lentes al reverso, uno de 40 megapixeles, un segundo de 20 megapixeles, y un tercero de 8 megapixeles que esconde un secreto que se asoma en su curiosa anatomía cuadrada. Un cuarto es ni nada más ni nada menos que un sensor Time of Flight (ToF) que se especializa en profundidades y que hemos visto ya en otros dispositivos, recientemente en el G8 ThinQ que lo monta al frente y lo usa para su sistema de gestos.

El apartado fotográfico es consistente por sí mismo, pero sin duda el Ultra ISO Mode se robará los reflectores. El grito ahogado de propios y extraños es homogéneo cuando se ven los resultados del Ultra ISO Mode.

No es en sí misma una opción que deba activarse en la interfaz de la cámara, sino forma parte del sistema de foto automática. Cuando la cámara detecta una cantidad de luz menor a 0.5 lux, entonces procederá a activar los sistemas con los que aprovecha cantidades descomunales de ISO, y mediante inteligencia artificial corrige los vicios que se conllevan, como la presencia abrumadora de ruido y las aberraciones cromáticas.

El resultado es no menos que fenomenal. Las fotos de arriba fueron tomadas de noche, con oscuridad total, a eso de las 11 de la noche. Hemos tenido que meternos entre arbustos para llegar a un lugar donde ni el ojo alcanza a ver luz. De ahí la aturdidora sorpresa cuando, al ver la foto que se acaba de tomar, hay toda una toma con detalles en donde solo he visto oscuridad.

Y no solo yo, también el iPhone XS Max.

Con resultados abrumadoramente brillantes, es inevitable pensar en el dilema de la precisión fotográfica. ¿Por qué querríamos aclarar una toma que podríamos estar pensando tenga total oscuridad? Sucede que el sistema solo se activará ante condiciones excepcionalmente bajas de luz, de manera que no aclarará artificialmente toda toma oscura que se le presente enfrente. Además de que las condiciones que deben cumplirse son particulares (menos de .5 lux), siempre puede desactivarse yendo al modo profesional de la cámara.

Desafortunadamente el modo profesional, no es algo con lo que todo usuario esté acostumbrado a convivir. Habrá usuarios que, desinteresados en conocer los menesteres entre las relaciones de apertura de diafragma, ISO y velocidad de obturación, tendrán dificultades para conseguir sus tomas que quieren excepcionalmente oscuras.

Modo Noche

Es trascendental en el P30 Pro no confundir el Ultra ISO Mode, con el modo Noche. De este último vimos a Huawei sacarle todo el provecho desde el dispositivo de generación pasada, pero aún así tenemos mejoras sutiles, que a decir de la cámara por sí misma, yo no extrañaría si no estuviesen ahí.

En nuestras pruebas, el módulo fotográfico se comporta de manera bastante digna en tomas de noche, aún sin el modo Noche activado. A diferencia del Ultra ISO Mode, el modo Noche sí tiene una pestaña propia en la interfaz de la cámara. Como suele suceder, deberemos esperar algunos segundos para que se capturen varias tomas, las cuales se fundirán en una sola con el fin de aclarar las zonas más oscuras, sin sobreexponer las más claras.

Las diferencias se hacen particularmente visibles en el cielo, que pasa a aclararse y dar la sensación de no corresponder a la hora en que fue tomada la foto. Un detalle importante aquí: en estas pruebas el modo fotográfico automático de la cámara ya respondía con tonos de cielo ligeramente más claros, de manera que los tonos más claros luego de hacer uso del modo Noche son aún más inexactos en color.

Por lo demás, el modo Noche puede ser en ocasiones dramático. Es especialmente evidente la saturación que se le ha dado al verde de las plantas en suelo en la siguiente foto, ganando brillo, pero perdiendo precisión en la reproducción de color.

Sin embargo, es innegable el avance de Huawei. En algunas otras tomas el modo Noche se limita a compensar las áreas que verdaderamente necesitan de luz. Las bancas amarillas podrían haber sido víctima fácil de una exposición de color innecesaria, pero se han limitado a un retoque mínimo al mismo tiempo que los arbustos del fondo sí han obtenido una corrección proporcional a la oscuridad que tenían en la toma sin modo Noche.

Zoom

El hiperenfoque de Huawei ha sido uno de los aspectos que la empresa ha querido subrayar más en torno a su nuevo lanzamiento, no sin haberse librado de algunas críticas por haber utilizado imágenes de stock, en lugar de fotos tomadas con su propio móvil.

Vemos repetirse la fórmula de la versatilidad de distancias focales, pues como en el Mate 20 Pro tenemos acceso a un gran angular. La gran novedad llega con la posibilidad de un zoom 5X óptico y 10X híbrido, cuyo contraste entre la mínima y la máxima distancia focal luce algo así.

Pero Huawei no conforme, incorpora un modo para asustar a cualquiera con fobia a ser espiado en cualquier momento. Un zoom 50X puede alcanzarse, aunque este es logrado totalmente con ayuda digital.

Destaca el amplio rango dinámico que obtenemos aún en la foto con 10X, en donde las pérdidas de detalle parecen haberse esfumado.

Y sí, la flor de la captura con zoom 10X es exactamente la que está a mitad de la foto con 1X.

Si combinamos la versatilidad de las distancias focales con inteligencia artificial, los resultados son más que competentes. Para los gustosos de colores vivos, el modo Atardecer de la inteligencia artificial incrementa la fuerza de los tonos cálidos, priorizando los rojos y naranjas propios del sol en plena fuga.

Ia En 10 X Esta foto con 10X ha sido tomada además con inteligencia artificial.
Afortunadamente la inteligencia artificial tiene un botón para activarle y desactivarle desde la interfaz principal de la cámara, un botón que hemos echado de mano en el Mate 20 Pro

Cuando de zoom se trata, Huawei pone especial énfasis en las mejoras que se han hecho en estabilidad óptica y digital, pues con tanto zoom es fácil que el menor movimiento de la mano haga perder fácilmente de la toma al objeto a capturar.

En efecto, la estabilización parece resuelta frente a la generación pasada, y es adecuada ante un 10X que no tiene comparación con antecesores de la marca al estrenarse en el P30 Pro.

Modo Luna

Enorme como nunca la habías visto, se le ve como nunca en el horizonte. Sacas el smartphone para tomar una foto, y el resultado bien podría ser un foco. Si 10X y estabilización se trata, el verdadero reto está en capturar a la Luna, y que siga sin parecer o como una bombilla, o como un insecto con luz desenfocado.

Y el resultado es este.

Modo Luna

Resulta que además de las mejoras de estabilización, ahora tenemos en reconocimiento de escenas de inteligencia artificial, el Modo Luna. Si el zoom ya lo tenemos, Huawei ha pensado en que necesitamos un modo particular en inteligencia artificial para ajustar brillo, saturación y color, y que nuestra toma deje de ser ese punto de luz desenfocado y se asemeje más a las fotos que presumen en Instagram quienes aprovechan sus DSLR.

Para los escépticos, incluso hemos tomado un video en donde probamos los avances obtenidos en estabilización, que aplican también a video.

En caminata por Paseo de la Reforma hemos aprovechado también para capturar video al mismo tiempo que caminamos, sin ningún aditamento de estabilización de por medio.

De retratos, apertura y bokeh

Huawei presume además de haber mejorado su selección para efectos bokeh, además de mejores técnicas para promediar la luz sobre un rosto que es víctima del contraluz.

Pero el resultado de los desenfoques varía según la cantidad de zoom que se aplique, y qué tan cercano se tenga el objeto. Con zoom de 1X a una distancia aproximada de dos metros y medio los desenfoques son naturales, pero en la siguiente foto algunas secciones del cabello han sido consideradas para pasar a segundo plano.

Retrato Bordes

El asunto permanece en el modo Apertura, aunque solo cuando tenemos mucha información a cuadro.

Modo Apertra

En modo Retrato hay que destacar que por fin tendremos piel totalmente natural si seleccionamos el modo Belleza con indicador en el más mínimo. No son pocos los casos en donde aún con el mínimo de modo Belleza más limitado, tenemos efectos para desenfocar la piel y hacerla lucir sin imperfecciones.

Img 20190321 183627

Pero si de retratos hablamos, la verdadera sorpresa la ha dado el sensor frontal de unos nada desapercibidos 32 megapixeles, en cuyos resultados es evidente el trabajo de promedio de luz, incluso sin activar el modo HDR.

En la siguiente foto el brillo del contorno del cabello es el sol del atardecer tras de mí, aún así en el rostro no se ven sombras acentuadas.

111

Aquí más de las fotos de prueba que hemos tomado.

Tomada con zoom 10X
Ia Drama La inteligencia artificial agrega dramatismo a las nubes si reconoce el día como nublado.
Modo Macro Modo Macro
Img 20190321 180838 Tomada con zoom 10X

Huawei está listo para competir, otra vez, en el mercado

La revolución más brillante en fotografía para Huawei está aquí. Si de rango dinámico se trata no hay mella que le puedan hacer competidores, y si se trata de salvaguardar la integridad de información en tomas con zoom, el P30 Pro podría irse pensando como un claro combatiente a acreedor de la corona.

El P30 Pro es la prueba de que la innovación no está vinculada a mayor número de pixeles. En realidad, si de capacidades ópticas hablamos, los sensores son bastante similares a los que vimos en el Mate 20 Pro.

Desde luego que quedan pendientes los temas relacionados con desenfoques, aún a pesar de la incorporación del Modo ToF. Aunque por otro lado, el trabajo del conjunto luce más que prometedor para el mapeo en oscuridad.

La medida era alta, la expectativa también, pero Huawei se las ha arreglado para disputarse, contra sí mismo, el puesto a innovación fotográfica móvil del año. Los contendientes la tienen difícil, pero también tienen todo el trecho del 2019 para igualar la apuesta.

El Huawei P30 y el P30 Pro se presentará en México el próximo 4 de abril.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir