Compartir
Publicidad

El robo de smartphones evolucionó en México: con identificaciones falsas, ladrones se hacen pasar por maestros de universidad

El robo de smartphones evolucionó en México: con identificaciones falsas, ladrones se hacen pasar por maestros de universidad
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pareciera un chiste de sitcom: un ladrón entra como si nada a una escuela, se hace pasar por profesor, le pide a los alumnos sus teléfonos pues les va a realizar un examen, y luego solo sale del salón para no ser visto nunca más por los incautos que nerviosos afilan el lápiz para la inminente prueba.

Pasó en Durango y algo similar ha pasado en Estado de México. Primero en la Universidad Autónoma de Durango el modus operandi fue tal como el descrito, solo que luego de haber recogido los dispositivos, el supuesto profesor dijo que iría por los exámenes, pues no los traía consigo. A través del circuito cerrado de vigilancia se comprobó que el sujeto abandonó el aula y solo salió de las instalaciones con los teléfonos embolsados.

Aquello ocurrió el 30 de agosto a alumnos de la Carrera de Nutrición de primer año, que reportaron a las autoridades del campus lo sucedido luego de notar que el nervio por el falso examen no era nada comparado con el terror del teléfono que jamás regresó.

Varios J7 y algún iPhone 6 fue lo que se llevó el presunto maestro. Desagradable, pero anecdótico pudo quedarse el asunto, sino fuera porque un patrón similar se dejó ver en un segundo robo de celulares a más de 800 kilómetros de distancia.

"¿Puede apagar su celular por favor? Esto es una biblioteca"

En territorios de la Universidad Nacional Autónoma de México nada ha estado muy tranquilo desde que comenzó el ciclo escolar. Aún con ello, cuando todos volvieron a clases luego de la violencia y las manifestaciones, una persona ingresó con una credencial a la Facultad de Estudios Superiores campus Cuautitlán, e hizo que alumnos le entregaran voluntariamente sus celulares.

El comunicado de la escuela no es demasiado preciso sobre el modus operandi, y solo dice que engañó a los estudiantes para que le dieran sus dispositivos. Sin embargo, en redes sociales alumnos señalan que el robo ocurrió en la biblioteca, y el sospechoso se fue con 7 teléfonos.

Otros usuarios dieron más detalles sobre cómo se vería el sospechoso, e incluso especificaron que los acercamientos sucedieron cuando el desconocido solicitaba ayuda a los estudiantes.

Hasta ahora la FES Cuautitlán hizo un llamado a la comunidad a "no dejarse" sorprender, y aseguró que se ha solicitado intervención de las autoridades municipal y estatal.

Lo que sí es un hecho es que las autoridades universitarias tendrán que estar pendientes a la repetición de patrones como estos, en donde ya no importa la cercanía o no con los lugares en donde ha ocurrido. Ahora parece que hay que desconfiar hasta de quienes se presentan como maestros.

En Xataka México | Casi un millón de celulares fueron robados y denunciados en México en 2017, de los cuales mil se usaron para extorsiones

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio