Compartir
Publicidad

Ya hay cápsulas antisismos en México; es hecha por un mexicano, y mantiene con vida a su ocupante por 30 días

Ya hay cápsulas antisismos en México; es hecha por un mexicano, y mantiene con vida a su ocupante por 30 días
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fue en el año 2000, a mitad de una clase en la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Azcapotzalco, que al estudiando Reynaldo Vela se le ocurrió la posibilidad de construir una cápsula para sismos, en donde alguien pudiera resguardarse y mantenerse con vida no solo durante el siniestro, sino durante días por venir, en caso de quedar atrapado entre escombros.

7 años después la cápsula ha tomado forma de huevo de velociraptor debido a su alta capacidad de resistencia. Antes de decidirse por esa forma, se probaron más de 2,000 formas geométricas, como cubos y esferas. Su nombre; K 107, el mismo del salón en donde estaba Reynaldo Vela cuando tuvo la idea.

30 días de superviviencia

25531967 884073958426001 7736748589043213385 O

12.5 millones de pesos le ha tomado al ahora egresado proveniente de Tepotzotlán, Estado de México, concretar aquella idea. Ahora la cápsula es toda una realidad, comenzó a comercializarse a finales del 2017 y actualmente hay cerca de 400 pedidos en vías de ser abastecidos.

La cápsula incluye una alerta sísmica para alertar oportunamente ante la posibilidad de un sismo. Está construida en una mezcla de resina, kevlar, acero y aleación de titanio, lo que la hace capaz de soportar el impacto de un inmueble que colapsa. Para facilitar las tareas de rescate, integra 4 geolocalizadores, y por si fuera poco, almacena comida y agua par mantener a un ser humano con vida hasta por 30 días.

22137040 847859995380731 2433925266001132792 O

En entrevista con Conacyt, el inventor dijo que la base de la alimentación es el amaranto, puesto que contiene una gran cantidad de protenínas, vitaminas y minales y es muy lígero. El amaranto también juega un papel importante en la alimentación de astronautas.

La cápsula almacena hasta un mes de agua y comida para consumo humano
Cápsula antisismica

En caso de una inundación la cápsula es capaz de flotar, y en caso de un incendio la salvaguarda del ocupante está garantizada, pues es hérmetica. La cápsula tiene su propio banco de baterías de litio y el mantenimiento que requiere consiste en cambiar cada 18 meses el depósito de agua, y cada dos años y medio el tanque de oxígeno.

45 mil pesos por un huevo de velociraptor

La cápsula tiene un costo de 45 mil pesos, y Vela ha asegurado en entrevista con El Universal que por cada 10 piezas vendidas se dona una a personas de bajos recursos.

Él mismo cuenta que luego de un sondeo, se le dio una cápsula a personas de la tercera edad de la torre Cuauhtémoc en Tlatelolco.

Imágenes |K107

.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos