Microsoft lanzó la primera actualización de Windows 11 y solo empeora el rendimiento de los procesadores AMD

Microsoft lanzó la primera actualización de Windows 11 y solo empeora el rendimiento de los procesadores AMD
8 comentarios

La semana pasada AMD alertó a sus usuarios de que los procesadores Ryzen estaban experimentando algunos problemas de rendimiento con Windows 11 que se solucionaría con la primera actualización del sistema operativo. Sin embargo, esta nueva versión solamente ha servido para empeorar las complicaciones.

De acuerdo con un reporte de TechPowerUp, tras una actualización de Windows 11 que comenzó a liberarse a partir del martes 12 de octubre, la latencia y el rendimiento son peores.

Recordemos: en el informe original, AMD señalaba que con el nuevo sistema operativo se habían encontrado dos errores importantes, uno que provocaba que la latencia de la caché L3 se triplicara, lo que podía bajar el rendimiento de los juegos hasta un 15% y otro que afectaba la tecnología del núcleo preferido de AMD, que afectaba la selección del núcleo más rápido y se podía notar la afectación en algunos programas que dependían del CPU.

Para hacer esta comparativa, TechPowerUp midió la latencia de su caché L3 de un Ryzen 7 2700X con Windows 10 que era aproximadamente 10ns, en Windows 11 subió a 17ns y con el parche lanzado por la compañía este 12 de octubre la latencia llegó hasta los 31.9ns.

Las (nuevas) correcciones deberían salir a lo largo de octubre

A través de sus redes sociales AMD también dio a conocer las fechas de salida de los dos parches. Para la latencia de la caché L3 la actualización se distribuirá a través de Windows Update y su lanzamiento está programado para el 19 de octubre, mientras que la corrección para el error de los núcleos preferidos estará disponible a partir del 21 de octubre, aunque la propia compañía ha señalado que para entornos corporativos, es probable que puedan acceder de forma anticipada a la solución.

windows 11

Desde la página oficial de soporte, AMD ya no incluye la recomendación de utilizar una versión compatible de Windows 10 hasta que los problemas se solucionen, sino que en su información adicional señalan que trabajan junto a Microsoft para resolver las complicaciones a lo largo de las próximas actualizaciones de software y que en cuanto estén disponibles actualizarán la información sobre los números de la versión y la forma de hacer la nueva instalación.

En el caso de aquellos usuarios que hayan actualizado a Windows 11 sin cumplir los requisitos oficiales de la compañía, tendrán que instalar de forma manual cada una de los nuevos parches, pues recordemos que si se hace el proceso fuera de Windows Update o saltándose la verificación de TPM u otro componente, nos quedaremos sin soporte oficial de Microsoft, además de anular la garantía de nuestro equipo.

Temas
Inicio