Este agujero negro descubierto por el Hubble en una galaxia enana a 30 millones de años luz, en lugar de engullir, crea nuevas estrellas

Este agujero negro descubierto por el Hubble en una galaxia enana a 30 millones de años luz, en lugar de engullir, crea nuevas estrellas
Sin comentarios

Un grupo de astrónomos logró captar un agujero negro supermasivo en la galaxia enana Henize 2-10 gracias al telescopio espacial Hubble, que, en lugar de engullir estrellas, está creando nuevas.

Según detalla un informe publicado en la página oficial de la NASA, el agujero negro que se encuentra en una galaxia a 30 millones de años luz, en la constelación austral de Pyxis, está contribuyendo a la tormenta de fuego que permite la formación de nuevas estrellas.

Un agujero negro con un vínculo a las estrellas

De acuerdo con Amy Reines, la investigadora principal de este estudio, la captura más reciente de la galaxia proporcionada por el Hubble muestra que el agujero que da a luz nuevas estrellas tiene una "conexión" con una región vecina de formación estelar ubicada a 230 años luz de distancia.

Este vínculo actúa como un flujo de salida para las emisiones del agujero, que como si fuera el agua de una manguera chocando con la tierra. Hace unos millones de años la salida de gas caliente que se movía a aproximadamente 1.6 millones de kilómetros por hora, se estrelló contra una densa nube de un vivero estelar y la extendió, alineando los cúmulos de estrellas perpendicularmente al flujo y revelando su propagación.

Su tamaño permite una gran diferencia contra las galaxias más grandes, donde el material que cae al agujero es arrastrado por los campos magnéticos circundantes formando chorros de plasma y las nubes de gas atrapadas en el camino se calientan más allá de su capacidad para enfriarse y formar estrellas.

Sin embargo al ser el agujero de Henize 2-10 menos masivo y su salida más suave, el gas se comprimió lo suficiente para precipitar la formación de nuevas estrellas.

Con este descubrimiento, se podría resolver el misterio de su formación

Con los resultados de esta investigación, se espera que los trabajos posteriores se enfoquen más en analizar agujeros negros en galaxias enanas, para obtener más información sobre cómo se formaron los agujeros negros supermasivos del universo primitivo.

Galaxia Enanahenize 2 10 2
Una extracción de la región central de la galaxia enana Henize 2-10 traza un flujo de salida, o puente de gas caliente de 230 años luz de largo, que conecta el agujero negro masivo de la galaxia y una región de formación estelar | Imagen: NASA, ESA, Zachary Schutte (XGI), Amy Reines (XGI)

Además la relación entre la masa de la galaxia y su agujero pueden dar información adicional. En el caso del agujero de Henize 2-10 tiene alrededor de 1 millón de masas solares, pero cuando las galaxias son más grandes, sus agujeros pueden llegar a tener más de mil millones de veces la masa de nuestro Sol.

También al ser galaxias que se han mantenido pequeñas durante el tiempo cósmico en lugar de experimentar el crecimiento y las fusiones de galaxias grandes como la Vía Láctea, pueden servir para obtener más información sobre la formación y crecimiento inicial del universo, y responder a la pregunta de donde vienen.

Imagen: NASA, ESA, Zachary Schutte (XGI), Amy Reines (XGI)

Temas
Inicio