La nave espacial Starliner de Boeing al fin logra llegar a la ISS y abre otra opción junto a SpaceX, para llevar astronautas al espacio

La nave espacial Starliner de Boeing al fin logra llegar a la ISS y abre otra opción junto a SpaceX, para llevar astronautas al espacio
Sin comentarios

Luego de un intento fallido, así como dos años y medio de retrasos derivado de problemas técnicos, la nave espacial Starliner de Boeing al fin logró acoplarse en la Estación Espacial Internacional este viernes 20 de mayo.

La nave fue lanzada el jueves 19 de mayo por un cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA), desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida a las 6:54 pm, colocándose en órbita tras separarse del propulsor.

Antes de comenzar el acoplamiento la Starliner tuvo que hacer una serie de ajustes para encontrarse en la misma órbita que la ISS, realizando una pausa a 200 metros una vez que llegó a la "esfera de exclusión", una zona de seguridad de la estación, evaluando su alineación y preparándose para las últimas etapas del atraque.

Tras recibir el visto bueno, se detuvo nuevamente a 10 metros de distancia de la ISS, antes de su aproximación final, para eventualmente acoplarse de forma autónoma a un conector internacional.

El siguiente paso para la cápsula

Ahora la Starliner pasará entre cinco y 10 días conectada a la estación, para luego intentar un reingreso atmosférico sin tripulación, así como un aterrizaje asistido por paracaídas en el oeste de los Estados Unidos.

En esta ocasión la cápsula no llevó pasajeros, aunque está diseñada para transportar siete tripulantes, sin embargo uno de los asientos fue ocupado por Rosie the Rocketeer, un muñeco de prueba que cuenta con 15 sensores diferentes.

Rossie The Rocketeer

La nave también lleva más 350 kilos de carga, con alimentos y suministros para la tripulación. Entre esta carga se encuentran algunas de las almohadillas de absorción para los cascos de los astronautas, que buscan contener el exceso de agua que se concentra en trajes cuando se realiza alguna caminata espacial.

No todo ha ido sobre rieles para Boeing

A pesar de que durante el encendido para la inserción orbital dos de sus propulsores no se dispararon correctamente, donde se tuvo que utilizar los motores de respaldo, la Starliner logró completar el despegue "sin incidentes".

Recordemos que la cápsula no pudo encontrarse con la Estación durante el vuelo de demostración original (OFT) en diciembre de 2019 luego de que sufriera algunas fallas de software tras su lanzamiento.

Tampoco había logrado despegar en verano pasado (OFT2) luego de que durante las comprobaciones previas se descubrieran fallos en unas de sus válvulas del sistema de propulsión, un problema que tardó ocho meses en ser solucionado.

Temas
Inicio