Rusia ha decidido "tirar a la basura" la cápsula espacial que tuvo fugas en la ISS, ahora los astronautas tendrán que esperar su reemplazo

Nasa Soyuz
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Rusia ha dado a conocer sus planes para la nave espacial Soyuz adjunta a la Estación Espacial Internacional (ISS), misma que tuvo fugas en el refrigerante a mediados de diciembre, misma que estaba en vilo si se usaría para traer de vuelta a astronautas desde la instalación o tendría que ser desechada y sustituida.

Finalmente la Roscosmos, la agencia espacial rusa, ha tomado la decisión de la segunda opción, quienes junto con la NASA señalaron que será lanzada una nave espacial Soyuz de reemplazo, misma que se acoplará de forma autónoma a la estación en el mes de febrero.

Esto significa que la tripulación que llegó a la ISS en la Soyuz MS-22 (ahora dañada), regresará a la Tierra en la Soyuz MS-23 más adelante en 2023. Por su parte, la cápsula que sufrió la fuga volverá al planeta sin tripulación, posiblemente en marzo.

La cápsula puede ser usada, pero como última opción

Sergei Krikalev, director ejecutivo de vuelos espaciales tripulados en Roscosmos, señaló que la agencia cree que el sistema de refrigeración de la nave fue dañado por un objeto de aproximadamente 1 mm de diámetro, aunque hasta ahora sigue sin poderse determinar si se trató de un fragmento de meteorito o de una pieza de basura espacial que hay en la órbita terrestre baja.

A pesar de que prácticamente será desechada tras su recuperación, la Roscosmos considera que la Soyuz MS-22 todavía puede volar en caso de emergencia. Eso sí, al no tener una forma eficiente de manejar el calor durante el reingreso de seis horas a la Tierra, se puede sobrecalentar.

Esto puede tener como consecuencia que se dañen las computadoras de vuelo usadas para establecer una trayectoria de regreso precisa, poniendo en riesgo a la tripulación, ya que dentro de la cabina, las temperaturas podrían alcanzar los 40°C en el proceso de reingreso, lo que afectaría la salud de la tripulación.

El apoyo de SpaceX para una contingencia

Además, tanto la Roscosmos como la NASA han estado trabajando en planes de contingencia en caso de una emergencia rusa en la ISS desde ahora hasta la llegada de la nueva cápsula Soyuz MS-23 en febrero.

Si se llegara a dar, uno o más miembros de la tripulación MS-22 podrían encontrar refugio y volver a la Tierra dentro de la Crew-5 Dragon de SpaceX, que normalmente lleva cuatro astronautas, pero podría adaptarse para recibir a más.

Capsulas En La Iss
Las naves ancladas a la ISS al 14 de diciembre de 2022

Eso sí, la NASA ha detallado que a pesar del acercamiento a SpaceX, solamente se está manejando esta opción en caso de una emergencia, para así poder garantizar la seguridad de la tripulación.

Más tiempo para los astronautas en órbita

La tripulación de la Soyuz MS-22 fue lanzada a la estación en septiembre de 2022, planeando regresar a la Tierra en marzo de 2023, antes de que la fuga de refrigerante pausara sus planes.

El lanzamiento de la nave Soyuz MS-22 el 21 de septiembre | Imagen: @PointOrView

Ahora, Krikalev señala que su misión deberá extenderse "durante varios meses", ya que es posible que no regresen a la Tierra hasta septiembre de 2023, cuando la Soyuz MS-24 esté lista para llevar a la órbita a la nueva tripulación rusa.

Esto significa que en lugar de ser lanzados a principios de año, la tripulación que debía llegar esta primavera, con los cosmonautas Oleg Kononenko y Nikolai Chub y Loral O'Hara de la NASA, esperarán hasta otoño para volar su misión.

Imagen: NASA

Comentarios cerrados
Inicio