Starlink de Elon Musk tiene tantos satélites en el espacio que China ya investiga cómo desactivarlos o hasta destruirlos

Starlink de Elon Musk tiene tantos satélites en el espacio que China ya investiga cómo desactivarlos o hasta destruirlos
Sin comentarios

Si los satélites que proporcionan internet Starlink de SpaceX en algún momento se convierten en una amenaza para la seguridad nacional de China, el país ya está trabajando en cómo derribarlos a través de métodos "suaves o duros".

De acuerdo con The South China Morning Post, un grupo de investigadores junto a grupos asociados a la defensa del país, se encuentran estudiando en formas de desactivar o destruir los satélites, pues consideran que la infraestructura en órbita de SpaceX es un "adversario potencial", por lo que necesitan desarrollar sus capacidades antisatélite, incluido un sistema de escala y sensibilidad sin precedentes para rastrear y monitorear cada aparato de Starlink.

Los resultados de este trabajo se publicaron en un artículo dentro de la revista china Modern Defense Technology, que menciona las distintas recomendaciones hechas por los investigadores, señalando distintos "métodos de eliminación suave y dura" para que los satélites Starlink pierdan sus funciones y se pueda destruir el sistema operativo de la constelación.

Las preocupaciones de China y las posibilidades

De acuerdo con Ren Yuanzhen, un investigador del investigador del Instituto de Seguimiento y Telecomunicaciones de Beijing bajo la Fuerza de Apoyo Estratégico del EPL, el nivel de escala, complejidad y flexibilidad de Starlink obligaría al ejército chino a desarrollar nuevas capacidades antisatélite.

Satelites Starlink

Por ejemplo, ya que es posible que Starlink lance satélites con cargas útiles militares en medio de un lote de naves comerciales, se deben actualizar los sistemas de vigilancia espacial existente, para así poder obtener imágenes nítidas de estos aparatos e identificar sus características inusuales.

Ren también comenta que China ya ha desarrollado dispositivos que desde la Tierra pueden fotografiar satélites en órbita usando imágenes láser con resolución milimétrica, apoyados en capturas ópticas en radar, sin embargo todavía es necesario tener capacidades para interceptar las señales de cada satélite Starlink para detectar su amenaza potencial.

Además aunque el país ya ha demostrado sus capacidades para destruir los satélites utilizando misiles, este método podría producir muchos desechos espaciales, y sería con un costo demasiado alto, algo que ya probaron en 2007, en comparación a un sistema que utilice naves pequeñas y a un precio mucho más bajo.

Desechos Espaciales

Los investigadores incluso señalaron que al Starlink ser una constelación con un sistema descentralizado, la solución al problema no implica solamente destruir satélites de forma individual, sino combatir toda la estructura, con medidas de bajo costo y alta eficiencia.

Hasta ahora China ha desarrollado numerosas tecnologías antisatélite, entre las que se encuentran microondas para bloquear comunicaciones o quemar componentes electrónicos, pero también han creado láseres para cegar o dañar los aparatos, así como nanosatélites que se pueden desplegar en grandes cantidades y paralizar naves más grandes y armas cibernéticas "pirateando" la red de comunicación.

El servicio en órbita de Musk tiene más aplicaciones potenciales

Starlink es uno de los proyectos de comunicación satelital que permite proporcionar servicios de internet de banda ancha a usuarios comerciales, pero también a clientes militares, donde por ejemplo Ren también estimó que los drones del ejército y aviones de combate furtivos de los Estados Unidos podrían aumentar su velocidad de transmisión de datos en más de 100 veces usando esta conexión.

Starlink Rocket

También SpaceX ha firmado un contrato con el Departamento de defensa de los Estados Unidos para desarrollar una nueva tecnología basada en Starlink que permita construir instrumentos capaces de detectar y rastrear armas hipersónicas.

Además al estar equipados con propulsores de iones, China señala que se pueden utilizar para cambiar de órbita rápidamente de forma ofensiva contra objetos de alto valor en el espacio, y a pesar de perder algunas naves, puede seguir funcionando adecuadamente.

Temas
Inicio